5G y la industria del motor: un futuro en colaboración

Ivan Rejón,
Director de Estrategia, Marketing y Comunicación de Ericsson Iberia

Iván Rejón, Director de Estrategia, Marketing y Comunicación de Ericsson Iberia
Iván Rejón, Director de Estrategia, Marketing y Comunicación de Ericsson Iberia

Según estimaciones publicadas en el Ericsson Mobility Report, el tráfico mundial de datos móviles se multiplicará por 8 en 2022; en Europa Occidental, el tráfico por smartphone crecerá de 2,7 GB/mes a 22 GB/mes y el número de dispositivos IoT, dispositivos IP con capacidad de comunicación bidireccional, alcanzará la cifra de 18.000 millones en cinco años.

Los patrones de consumo citados acelerarán la demanda de 5G y el interés de más de 30 operadores a escala global, que públicamente han anunciado planes para el despliegue de 5G. De hecho, calculamos que en 2022 habrá en todo el mundo 550 millones de suscripciones 5G.

Estas proyecciones se traducirán en un impacto socioeconómico muy importante. Un estudio de la UE publicado en septiembre de 2016, indica que en 2025 los beneficios del 5G en Europa podrían superar los 113.000 millones de euros anuales en 4 sectores clave: automoción, salud/sanidad, transporte y energía, y la creación de 2,3 millones de puestos de trabajo.

Además de su indiscutible influencia en la economía, podemos avanzar algunas de las múltiples ventajas cualitativas que el 5G aportará a todos estos sectores. Según una encuesta propia a líderes de distintas industrias, entre ellas la de automoción, el 94% de los directivos creen que están aprovechando las ventajas de la tecnología de las comunicaciones con el objetivo de mejorar o desarrollar nuevas ofertas para sus clientes.

De entre todos los casos de uso del 5G que potencialmente se aplicarían a la industria del motor, un GPS mejorado con actualizaciones instantáneas sobre tráfico sería la aplicación ideal para dos de cada tres encuestados. También consideran importantes, aunque en menor medida, los servicios de localización y de prevención de impactos o la comunicación entre vehículos.

Pero las posibilidades del 5G aplicadas a la automoción son potencialmente infinitas. Gestionará un volumen de datos mucho mayor, conectará muchos más dispositivos, reducirá la latencia y aportará nuevos niveles de fiabilidad. Por ejemplo, soportará comunicaciones críticas para una conducción más segura y mejorará las comunicaciones vehículo-con-todo incluyendo soluciones de movilidad conectadas.

5g_industry_survey_report_final_Ericsson

Para lograrlo, la colaboración, por supuesto también en el mundo del motor, es clave. Y en este terreno ya podemos dar cuenta de avances concretos y significativos con la implicación de los fabricantes líderes del sector. En septiembre de 2016, AUDI AG, BMW Group, Daimler AG, Ericsson, Huawei, Intel, Nokia y Qualcomm Incorporated anunciaron la creación de la  Asociación Automovilística 5G (5G Automotive Association), para abordar las necesidades de movilidad conectada y seguridad vial de la sociedad, con aplicaciones como conducción autónoma conectada, acceso ilimitado a servicios e integración en ciudades y transporte inteligentes.

La 5GAA está abierta a otros socios que pertenezcan a la industria de la automoción, la industria TIC o el ecosistema más amplio y cadena de valor de los sistemas de vehículos y de transporte por carretera. Varias compañías ya han expresado su apoyo decidido a la Asociación y han declarado su intención de unirse a la misma en un futuro próximo.

Por otro lado, a principios de este año, Orange y PSA Group firmaron un acuerdo de colaboración para desarrollar un proyecto piloto de tecnología 5G para aplicaciones de automoción. El acuerdo Towards 5G pretende aprovechar la evolución de la tecnología 4G a la 5G para hacer frente a los requerimientos del coche conectado, tales como los Sistemas Inteligentes de Transporte (SIT), la mejora de la seguridad vial y los nuevos servicios a bordo preinstalados en los vehículos.

Se han definido y probado los primeros casos prácticos de uso para SIT Cooperativos. Estos incluyen la capacidad de compartir imágenes entre vehículos conectados que circulan en carretera, de tal manera que el conductor del vehículo posterior pueda “ver a través” del vehículo que tiene delante. Otro ejemplo sería la notificación, en tiempo real, de que se aproxima un vehículo de emergencias.

Gracias a este acuerdo, los socios desarrollarán un conocimiento más general de los requisitos necesarios para lograr una infraestructura 5G que satisfaga las necesidades de la industria de la automoción conectada. El proyecto también les permitirá identificar nuevos servicios y soluciones que mejorarán la seguridad vial y la experiencia de los usuarios.

5G presenta por tanto una oportunidad sin precedentes para que Europa recupere el liderazgo tecnológico. La futura tecnología será clave para atender las necesidades de la sociedad conectada y hacer realidad la transformación digital de todas las industrias, entre ellas la del motor. Una evolución que solo será posible gracias a la colaboración con los socios citados y con todos aquellos –ya sean empresas, administraciones o particulares- que se irán sumando a las iniciativas de las que seremos testigos en un futuro al que nos dirigimos por la vía rápida.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.