Accenture presenta su “Digital Health Tecnology Vision 2018”

Las tecnologías inteligentes permiten que las organizaciones sanitarias evolucionen rápido

Durante estas últimas décadas los datos generados por ciudadanos, empresas, Administraciones públicas y, cada vez más, los objetos (Internet de las Cosas), continúan aumentado exponencialmente, acompañando los procesos de toma de decisiones en los ámbitos más relevantes de nuestras vidas, tanto profesional como personal.

La Economía de los Datos – que abarca todos los sectores – no puede entenderse de forma aislada de las uni­versalmente adoptadas TIC (smartphone, fundamentalmente), el desarrollo de la biometría y la consideración de la economía, la sanidad, la psicología y la sociología, entre otras disciplinas.  Dentro de poco, cuando el 5G se masifique, los avances serán formidables en todos los ámbitos.

Ante este panorama entonces, no puede sorprender que, en la atención sanitaria la toma de decisiones autónomas y basada en datos se haya ido incrementando a medida que la industria utilice más IA para funciones administrativas y clínicas. Sin embargo y pese a que la IA es tan buena como los datos utilizados para entrenarla, “sin establecer la veracidad o exactitud de los datos, las organizaciones se sitúan a sí mismas en una posición de vulnerabilidad”.

A partir de aquí, el informe Digital Health Technology Vision, elaborado por Accenture, presenta un interesante panorama. Por ejemplo, el 77% de los ejecutivos de compañías sanitarias planea invertir en tecnologías como el IoT y sensores inteligentes a corto plazo, lo que pone al sector a la cabeza en este tipo de inversiones. Pero el informe revela también que el 94% de los directivos de salud creen que tratar a los usuarios como socios es importante o muy importante para ganarse la confianza de los mismos.

Muchas de estas conclusiones son más profundas de lo que a simple vista parece. Por ejemplo, si el 86%, reconoce que sus empresas ya están basando sus sistemas y estrategias más críticas en los datos, el 81% admite no estar preparado para explicar sus decisiones basadas en IA en el caso de que surjan problemas de responsabilidad civil o social. Es por ello, que el 73% se están planteando desarrollar estándares éticos internos para asegurar que sus sistemas de IA actúen de manera responsable.

Fujitsu, implementa una solución avanzada de Internet de las Cosas (IoT) para el Hospital Slingeland

Existe otra vulnerabilidad a la que las empresas del sector sanitario se tienen que enfrentar: que datos incorrectos, manipulados y sesgados conduzcan a resultados distorsionados. En un mundo de manipulación de datos, como lo ilustran las noticias falsas, nadie sabe dónde se encuentra la siguiente  amenaza, y la violación más aterradora es aquella que no se conoce. Por lo tanto las organizaciones sanitarias deben tratar de mitigar las vulnerabilidades futuras desde el principio estableciendo la procedencia o verificando el historial de los datos desde su origen a lo largo de su ciclo de vida; el contexto, o analizando las circunstancias que rodean su uso; y la integridad, o bien asegurando y manteniendo los datos.

En este sentido, el 86% reconoce que no ha invertido aún en capacidades que verifiquen las fuentes de datos utilizados en sus sistemas clave. Además, el 92% de los directivos de salud creen que garantizar la seguridad de los datos de los usuarios es importante o muy importante para ganarse la confianza de éstos, por lo que éste se perfila como otro de los retos que el sector tiene por delante.

Dado que este informe se basa en el Accenture Technology Vision 2018, estudio anual que establece las tendencias y tecnologías clave que marcarán el mundo empresarial en los próximos tres años, se incluye la realidad virtual y aumentada o el blockchain. Así, algunas de las conclusiones destacadas para el sector sanitario son los siguientes:

  • El 82% considera que la realidad extendida (que comprende también las tecnologías de realidad virtual y aumentada) elimina el obstáculo que supone la distancia en el acceso a las personas, información y experiencias. Casi la mitad (48%) de los proveedores sanitarios, además, planean invertir en este tipo de tecnologías.
  • El 91% cree que el blockchain y los denominados “smart contracts” serán clave para permitir un negocio sin fricciones en los próximos tres años, y el 88% que los microservicios también serán cruciales para escalar e integrar un ecosistema de asociaciones.

5G traerá sustanciales mejoras en los diagnósticos del paciente, incluyendo prevención, tratamientos rutinarios y cuidados posoperatorios.

“Las tecnologías inteligentes como la IA permiten que las organizaciones sanitarias evolucionen rápido, colaboren con otras entidades y creen relaciones más profundas y significativas con pacientes en diferentes entornos”, apunta Pablo Sánchez Cassinello, managing director de Accenture Health & Public Services de Accenture en España, Portugal e Israel. “A medida que esta tecnología vaya evolucionando, ayudando a crear negocios más dinámicos, las organizaciones seguirán siendo responsables de demostrar la gestión de los datos y el diseño de los sistemas a través de la confianza y la transparencia, para así reforzar los beneficios sociales de estas tecnologías”.

El informe sobre la industria sanitaria, Digital Health Technology Vision, está basado en las respuestas de altos ejecutivos procedentes de 100 organizaciones sanitarias. La encuesta ayudó a identificar los principales problemas y prioridades en la inversión y adopción de la tecnología. Los encuestados fueron en su mayoría altos ejecutivos y directores, con algunos encargados funcionales y de línea de negocio, procedentes de compañías con unos ingresos anuales de por lo menos 500 millones de dólares, teniendo la mayoría ingresos mayores de 6.000 millones de dólares.

Datos para un informe
Liberando la Empresa Inteligente
 

El informe de Accenture analiza cinco tendencias que destacan la importancia de construir una base de confianza, dado que la tecnología tiene cada día un mayor impacto sobre nuestras vidas. Estas tendencias son: Ciudadano IA; Realidad Extendida, Veracidad del Datos; Organización sin Fricción e Internet de las Ideas.

1ª  Tendencia. Ciudadano IA.  La inteligencia artificial (IA) ahora tiene un mayor impacto en la asistencia sanitaria. Es mucho más que una herramienta tecnológica: es parte del personal que conforma la asistencia sanitaria. Cada vez más, IA afecta a la totalidad de la experiencia relacionada con la atención y seguirá aumentando. El poder que tiene en la atención sanitaria es impresionante a la vez que alarmante, sobretodo, si se tiene en cuenta las posibles consecuencias de una decisión errónea. Las organizaciones sanitarias deben reconocer  este impacto y desarrollar este gran avance con responsabilidad equidad y transparencia.

2ª  Tendencia.  Realidad Extendida.  Las tecnologías de realidad extendida  proporcionan un puente que conecta a las personas, los lugares y la información. Las tecnologías de realidad virtual y aumentada conforman la “realidad extendida”, que difumina los límites entre el mundo físico y virtual. La tecnología de la realidad extendida hace que las experiencias de inmersión sean comunes, superando la distancia, y minimiza su relevancia. Esto tiene repercusiones importantes en el ámbito de la asistencia sanitaria.

3ª  Tendencia.  Veracidad del Dato.  La toma de decisiones autónoma y basada en datos está aumentando a medida que la industria utiliza más IA para funciones administrativas y clínicas. Sin embargo, la IA es tan buena como los datos utilizados para entrenarla. Sin establecer la veracidad o exactitud de los datos, las organizaciones se sitúan a sí mismas en una posición de vulnerabilidad. Estas vulnerabilidades pueden causar un gran daño porque los datos respaldan las decisiones médicas, los planes de tratamiento e incluso si se acepta o se rechaza una reclamación de seguro. Las organizaciones deben seguir un doble mandato: maximizar la veracidad y minimizar las oportunidades de manipulación de datos.

4ª   Tendencia.  Organización sin fricción. A medida que se difuminan los límites entre las industrias, los socios inesperados colaboran de forma diferente a la tradicional y crean experiencias que tienden puentes entre los mundos. Las asociaciones basadas en la tecnología permiten que las redes crezcan más rápidamente. Sin embargo, los sistemas sanitarios heredados no se crearon para soportar este tipo de expansión rápida y sólida. Muy pronto, estos sistemas heredados se convertirán en obstáculos importantes para el crecimiento futuro. Dos tecnologías tienen el potencial para resolver estos desafíos: los microservicios y el blockchain.

5ª   Tendencia.  Internet de las Ideas.  Cada vez más organizaciones sanitarias están desarrollando entornos inteligentes que incluyen una mezcla de robótica, realidad extendida, inteligencia artificial y dispositivos conectados. Sin embargo, la infraestructura técnica para soportar este nuevo entorno hiperconectado no ha evolucionado al mismo ritmo. Para superar los desafíos, las organizaciones sanitarias pueden perseguir tres estrategias: incorporar herramientas inteligentes en todas partes, equilibrar el cloud frente al edge computing y aprovechar el hardware personalizado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.