Agilidad Empresarial, clave para adelantarse a los cambios y favorecer el crecimiento empresarial

Por David Alejano Hernández, Head of Digital Culture de Vector ITC

La tecnología avanza cada vez más rápido y con ella, expectativas y preferencias de los clientes. Estos cambios repercuten directamente en el entorno de trabajo de las compañías, quienes deben transformar su funcionamiento y aplicar nuevas medidas para adaptarse al entorno.

En este sentido, la Agilidad Empresarial resulta un concepto empresarial fundamental para que estas se adelanten a los cambios y ofrezcan soluciones tecnológicas centradas 100% en el consumidor. Este concepto puede definirse como la capacidad que adoptan las organizaciones para enfrentarse a los continuos cambios del entorno empresarial. Un sector que crece y evoluciona de forma vertiginosa, por ello es necesario adaptarse de forma dinámica e innovadora para seguir generando beneficios. Transformarse en una empresa ágil es una tarea compleja, exige responder de manera rápida y concisa tanto a las necesidades de los clientes como las de los empleados.

Así, el cambio constante y acelerado ha creado los que se conoce como entorno VUCA, ámbito de complejidad laboral e incertidumbre para las organizaciones. Por ello las compañías deben estar alerta de forma continua, detectando posibles amenazas existentes y abordando los problemas de forma ágil y segura.

Todas las empresas poseen un cierto grado de agilidad que debemos hacer evolucionar hasta convertirlo en una ventaja competitiva, identificando lo que la potencia y eliminando lo que la inhibe. Las compañías cuentan generalmente con distintas áreas internas claramente diferenciadas, hasta el punto que en múltiples ocasiones son dichas brechas y la diferenciación entre quienes plantean dificultades a la hora de crear un software y generar valor. Pero evolucionando gracias a la Agilidad Empresarial, la empresa es capaz de plasmar todos los principios y valores comunes, además de actuar como un flujo continuo de entrega de valor

Integrar distintos puntos de vista y proponer soluciones comunes por las partes interesadas constituye uno de los cimientos de la Agilidad Empresarial, además de que toda empresa debe conocer sus límites para poder resolver los problemas. Por otro lado, es importante promover el intercambio de información entre todos los actores. Todo ello, sumado a una colaboración ágil y continua permitirá a la compañía enfrentarse a todos los problemas del entorno VUCA.

Más allá de las diferentes medidas que se puede aplicar, los beneficios son múltiples. Para empezar, la anticipación del entorno de la inversión permite conocer el valor del software desde sus inicios, además del control completo y capacidad de gestión del ciclo del desarrollo. Todo ello reduce la incertidumbre para la empresa en costes de desarrollo y mantenimiento. Por otro lado, la productividad aumenta en comparación a los enfoques tradicionales. La asertividad y adherencia se vuelve mayor junto a la calidad de los productos. Se trata de un proceso de mejoras continuas gracias a la adaptación que se aplica durante todo el ciclo de vida del proyecto.

En un futuro próximo, todas las empresas deberán dirigir sus esfuerzos hacia la Agilidad Empresarial, ya que se presenta como una necesidad para que puedan prosperar y sobrevivir en los mercados cada día más inciertos y cambiantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.