AMETIC crea un grupo de trabajo de Smart Mobility

Smart-Mobility-AMETIC

Las Administraciones precisan disponer de un modelo de gobernanza que garantice la protección de los datos generados en una Ciudad Inteligente, pero también deben mantener la posibilidad de reutilizar dichos datos para generar servicios, aplicaciones y nuevos modelos de negocio. La Gobernanza debe tener en cuenta tanto la ciudadanía como las empresas.

Por ello Comisión de Smart Cities de AMETIC, integrada por 111 empresas proveedoras de soluciones y servicios inteligentes, que se ha centrado en un aspecto concreto, la Smart Mobility, motivo por el que se ha creado un grupo de trabajo específico. Esta iniciativa surge dada la importancia de la gestión de la movilidad inteligente y sostenible en un escenario nuevo y cambiante, donde el concepto clásico de movilidad, basado en la propiedad privada del coche, tiende a desplazarse hacia un concepto de movilidad como servicio y en el que la automatización del vehículo se irá convirtiendo poco a poco en una realidad.

Inteligencia y sostenibilidad para movilidad urbana

La idea es aprovechar la estrategia top down (Smart City) y bottom up (Smart Mobility) merced a la cual la información fluye “de arriba abajo” y “de abajo arriba”, como una manera de afrontar las necesidades urgentes de mejorar la eficiencia operacional urbana, y que nuestras ciudades inteligentes, con la ayuda de la industria, se vayan posicionando de manera anticipada en tecnologías futuras en donde el 5G jugará un papel fundamental y abrirá nuevas oportunidades y modelos de negocio.

Ahora bien, dado que las TIC constituyen la clave para afrontar con éxito el reto de ofrecer servicios más eficientes en las ciudades, ya sean estos comerciales o comunitarios, se arranca de los datos, que es donde reside el verdadero poder de las Smart Cities o “ciudades definidas por software” y a cuya explotación ayudan las TIC. Por lo tanto, resulta evidente que la gestión de la información será la clave de las ciudades del futuro, pero, no olvidemos que más que nunca, el poder recaerá en manos de quien la controle.

El GT Smart Mobility de AMETIC quiere abordar la movilidad de una manera integrada, con la gestión de elementos tales como semáforos, paneles informativos, cámaras, sensores de aparcamiento… etc. El objetivo no es otro que mejorar la capacidad de decisión. Donde se contempla, asimismo, la gestión de eventos e incidencias, tomando como base los dos escenarios principales de comunicaciones: vehículo-vehículo y vehículo- infraestructura y en el que la interoperabilidad y la convivencia de plataformas de gestión de la ciudad garantiza el funcionamiento integrado.

En las ciudades que caminan hacia la digitalización, la información aportada por una red de millares de sensores y la gestión de esa cantidad ingente de información sirve para optimizar todas las operaciones, desde la búsqueda de una plaza de aparcamiento para un vehículo eléctrico hasta el control de la intensidad lumínica de las farolas callejeras, pasando por el perfeccionamiento del tráfico, la recogida de residuos, la seguridad ciudadana o la vigilancia de la calidad del aire. Y habrá que caminar rápido.

Smart-Mobility-AMETIC

En 2050, la población mundial habrá aumentado un 34% respecto a la actualidad. Para entonces, del total de habitantes del planeta, un 70% vivirá en grandes ciudades. Esta circunstancia nos aboca a un problema evidente, incrementado por el hecho de que, según indican las previsiones, para dicho año, los costes de congestión se incrementarán en un 50%. Todo lo cual, acelera la necesidad de resolver esta situación a la mayor brevedad.

El desafío no es pequeño, ya que hay que tener en cuenta la contaminación a la que la OMS atribuye varios miles de muertes anuales al en España y unas 400.000 en Europa, por lo que ya parece imprescindible fomentar otro tipo de movilidad como el uso intensivo del transporte urbano, la bicicleta, los coches eléctricos… Porque el problema es global. La ONU ya advirtió que para las grandes ciudades pese a ocupar algo más del 2% del territorio mundial, consumen más del 75% de los recursos y energía, generando el 80% de las emisiones responsables del efecto invernadero.

Gestión inteligente y anticipada

A estos efectos se propone una gestión inteligente y anticipada, intentando evitar las dificultades con rutas alternativas y ayudando a los usuarios a desarrollar una cierta capacidad para superar las situaciones difíciles e incluso comprometidas. El objetivo pasa por mejorar la información a ciudadanos y visitantes a través de una filosofía open data para un mayor conocimiento de las circunstancias por las que atraviesa la ciudad en cada momento, facilitando una toma de decisiones más eficiente y la generación de nuevos servicios y modelos de negocio.

En este sentido, AMETIC ha influido y promovido esta necesaria apertura de datos en donde la interoperabilidad es primordial, y colabora muy estrechamente con la SESIAD (Secretaría de Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital)  en la divulgación y difusión del modelo español de gobernanza de Ciudades Inteligentes, pionero frente al resto de países de la comunidad internacional. Una muestra de nuestro liderazgo en este ámbito, lo ratifica el hecho de que la Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) haya concedido recientemente a España la presidencia de la iniciativa “United for Smart Sustainable Cities” (U4SSC), plataforma de la ONU que coordina las actividades sobre Ciudades Inteligentes.

Juan Marín Cruzado, director de ciudades para España y Portugal de Kapsch
Juan Marín Cruzado, director de ciudades para España y Portugal de Kapsch

“Nuestra idea -señala Juan Marín Cruzado, director de ciudades para España y Portugal de Kapsch que figura al frente del grupo de trabajo Smart Mobility- es concienciar y sensibilizar de la importancia de la movilidad inteligente, que permita enfocar las actuaciones de las distintas administraciones, junto con las empresas, para tomar iniciativas basadas en la mejora de la movilidad de las personas y mercancías en el ámbito urbano”. Para Marín, los actuales problemas “sólo los podremos solucionar con una visión de futuro planificada, utilizando los avances tecnológicos y siguiendo las tendencias sociales, medioambientales y de demanda de la movilidad”. Marín concluye subrayando la necesidad de “establecer líneas de convivencia con las plataformas de interoperabilidad de manera eficiente, adaptadas a la realidad actual y futura y dentro del marco regulatorio definido por las normas UNE elaboradas y en desarrollo por el CTN 178 de Aenor”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.