Ascensores y escaleras gestionadas desde la nube

Thyssenkrupp Elevator y la tecnología en la nube

Revolucionar un sector industrial que no ha generado una tecnología verdaderamente innovadora en más de un siglo, constituye un desafío casi sin precedentes. Es el caso del sector de los ascensores, que hace años y con la vista puesta en el futuro ya venía contemplando algunas soluciones que no terminaban de llegar. De modo que la alianza Thyssenkrupp Elevators-Microsoft se planteó  desarrollar una medida realmente innovadora y vanguardista, la tecnología MAX, primera solución de mantenimiento predictivo en el mundo de los ascensores y escaleras mecánicas, que ya ha comenzado a implantarse en España.

La nueva tecnología de mantenimiento incorpora los objetivos de eficiencia y las conclusiones operativas que extrae de las reparaciones anteriores y las fusiona con las nuevas soluciones tecnológicas disponibles, buscando crear un sistema cada vez más moderno y avanzado.

Andrea Schierenbeck, CEO de Thyssennkrupp Elevators
Andrea Schierenbeck, CEO de Thyssennkrupp Elevators

 

“Esta tecnología exclusiva está impulsando a la industria de los ascensores hacia la era digital, transformando su manera de ofrecer mantenimiento en beneficio de la vida cotidiana de las personas” comentó Andrea Schierenbeck, CEO de thyssennkrupp Elevators, en el acto de presentación oficial de esta tecnología en nuestro país.

Una nueva etapa

Con un moderno planteamiento que combina este enfoque tradicional con la funcionalidad del siglo XXI, estos informes en tiempo real se transmiten a la fiable plataforma en la nube Azure de Microsoft, donde complejos algoritmos aplican sistemas de aprendizaje automáticos. Se realizan cálculos para averiguar cuánto tiempo duran los componentes y piezas esenciales, de manera que posteriormente el problema marcado se interpreta y traduce en una predicción, sobre qué componente específico requerirá mantenimiento y en qué momento. A continuación, los avisos de reparación proactivos se envían a un ingeniero de mantenimiento, que programará y llevará a cabo su tarea de forma mucho mejor, lo que minimiza las disrupciones en los otros elementos del ascensor, como para los pasajeros que lo utilizan.

Con decenas de miles de ascensores conectados y de elementos que recopilan datos, Thyssenkrupp aprovecha las posibilidades del mantenimiento basado en los datos para aportar ideas viables a su sector. El aprendizaje automático y la analítica avanzada permiten al algoritmo de MAX averiguar la razón por la que se ha producido un fallo o una avería en el pasado, además de documentar dónde está la raíz del problema. A partir de ese análisis, el sistema puede realizar de forma independiente una predicción razonada respecto a lo que le sucederá a ese componente en el futuro.

El desarrollo de MAX implica que las tareas de mantenimiento se pueden programar antes de que se estropeen los ascensores, incrementando lo que en el sector se conoce como tiempo medio entre averías (MTBF, por sus siglas en inglés). Este planteamiento basado en los datos permite también recomendar medidas proactivas que, de adoptarse, pueden garantizar la continuidad de servicios.

En el caso español, nuestro país experimentará un gran cambio en su movilidad urbana gracias a MAX. Un ejemplo, en el metro de Madrid se está mejorando el acceso a los andenes utilizando MAX en 156 ascensores. Esto beneficiará particularmente a los pasajeros discapacitados, cuyo acceso es un problema que el sistema de transporte público madrileño hace tiempo que arrastraba. Gracias a MAX, los técnicos recibirán avisos instantáneos de cualquier problema, lo cual reducirá el tiempo fuera de servicio durante las reparaciones y contribuirá a mejorar la accesibilidad para todo el mundo.

Pilar López, presidenta de Microsoft Ibérica
Pilar López, presidenta de Microsoft Ibérica

 

Pilar López, presidenta de Microsoft Ibérica reflexiona, “Las capacidades de Microsoft Azure IoT, construidas sobre la base flexible y segura de nuestra plataforma en la nube, están conectando millones de sistema de thyssenkrupp, ayudándoles a integrar y analizar toda su información. El conocimiento extraído de los datos permiten a Thyssenkrupp transformar su negocio hacia un modelo más proactivo y colaborar de un modo enriquecedor con los gestores de los edificios e infraestructuras”

 

“MAX constituye un hito en el futuro del mantenimiento de ascensores. Al facilitar el uso continuo del ascensor, esta tecnología inteligente posee la capacidad de reducir el tiempo de inactividad de los ascensores en un 50%” recuerda Sergio Cardoso, vicepresidente ejecutivo de Thyssenkrupp Elevator.

Un poco de historia

Sam George, Socio y consejero de Azure
Sam George, Socio y consejero de Azure, Internet de las Cosas, Microsoft

“El momento de la puesta a punto de MAX llegó cuando los científicos de datos de Microsoft y los expertos en ascensores de Thyssenkrupp combinaron sus ideas sobre los datos con su experiencia táctica. El resultado fue un equipo y una plataforma que utiliza datos en tiempo real para transformar el planteamiento del sector de los ascensores hacia el rendimiento y la eficiencia de servicio. MAX incorporó las ideas de decenas de científicos de datos y programadores de software de Microsoft, así como de los ingenieros de reparación y mantenimiento de Thyssenkrupp para crear una solución innovadora capaz de dar un vuelco a la industria de ascensores” ha escrito Sam George, Socio y consejero de Azure, Internet de las Cosas, Microsoft.

Ahora bien, no cabe duda que el mantenimiento basado en datos – caso de MAX – cambiará la manera de llevar a cabo este tipo de operaciones en todo el sector, ya que el disponer de información más puntual sobre el funcionamiento de los ascensores influirá en el desarrollo del producto. Si un componente nuevo posee un índice de fracasos mayor o menor que aquél que sustituye, se detectará inmediatamente. Incluso el mantenimiento evolucionará para adaptar los precios en función del tiempo de disponibilidad. En la industria de los ascensores, opinan los especialistas, si somos capaces de utilizar debidamente el aprendizaje automático y el mantenimiento basado en datos, se revolucionará la manera de planificar los servicios para edificios desde las fases más tempranas del proceso de construcción.

 

Especialista de Thyssenkrupp-elevator mostrando la tecnología MAX, primera solución de mantenimiento predictivo en el mundo de los ascensores y escaleras mecánicas

Para valorar mejor esta tecnología, conviene efectuar breve repaso a los procesos de mantenimiento del sector y cuáles han sido los principales avances en el tiempo en este sentido:

  • El edificio neoyorkino de Equitable Life concluido en 1870, fue el primer edificio de oficinas con ascensores para personas, en el que durante mucho tiempo y desde aquella fecha, los servicios de mantenimiento únicamente respondían de manera reactiva en caso de avería. Se llamaba a los técnicos para que repararan el ascensor cuando aparecía un fallo o dejaba de funcionar.
  • Consciente de las limitaciones de este planteamiento de respuesta, el sector cambió de táctica en la década de 1950 y estableció prácticas de mantenimiento preventivo para tratar de asegurarse de reparar los ascensores antes de que se averiaran. Con la ambición de prolongar la vida útil de los ascensores en todo el mundo, cada vez más constructores encargaban servicios de monitorización a distancia para avisar a la compañía del ascensor en caso de avería. No obstante, pese a preparar el terreno para soluciones de reparación más proactivas, este sistema no ha alcanzado el nivel de eficiencia que podría ofrecer la industria de los ascensores si aplicara las tecnologías digitales más avanzadas.
  • La monitorización a distancia de los ascensores y escaleras mecánicas surgió a finales de la década de 1980. Aun así, pese a que el sistema de monitorización a distancia avisaba a la compañía de ascensores cuando el aparato se averiaba, en sí mismo no reducía el número de averías.
  • Una década más tarde, en los años 90, el modelo evolucionó hacia un mantenimiento basado en uso, concepto que giraba en torno a ajustar el nivel y la frecuencia de las reparaciones en función de cada uso del ascensor. Este método se adaptó de la industria automovilística, donde a menudo el aceite del motor se cambiaba con arreglo a la distancia recorrida. De esta manera, en el mundo de los ascensores se allanó el terreno para una progresión gradual hacia reparaciones más centradas en las condiciones.
  • Cada uno de estos avances ha puesto de manifiesto la intención existente en el sector de incrementar el nivel de eficiencia de los ascensores y desarrollar un mejor servicio para los clientes. Aunque estos sistemas estaban en línea con los servicios y la tecnología disponibles en el momento en que se introdujeron, los avances acelerados de los 20 años siguientes y la evolución de las ciudades ha hecho que estos métodos resulten ineficaces e inadecuados para las necesidades de los edificios modernos. Era necesario adoptar un nuevo método con capacidad para utilizar lo aprendido en estos sistemas de mantenimiento anteriores e incorporar las ventajas de los nuevos medios y tecnologías a los que tenemos acceso actualmente con el fin de crear nuevas prácticas eficientes y eficaces para que las reparaciones de los ascensores mejoren la eficiencia global de los edificios. Este es el panorama que llevó a thyssenkrupp a crear MAX.

“Al adelantarnos a los problemas antes de que sucedan realmente, podremos programar con más precisión las labores de mantenimiento para garantizar interrupciones mínimas a los clientes y usuarios de los edificios. Esto también nos permitirá reestructurar nuestro compromiso con los clientes y presentarnos en sus sedes como ayuda preventiva, en lugar de cuando se ha producido el problema. MAX va a ser también especialmente eficaz como instrumento de formación. Los ingenieros de mantenimiento necesitamos gran cantidad de conocimientos no solo acerca de las funciones operativas del ascensor, sino también sobre los patrones de uso de las personas y las necesidades de los edificios de los que se encargan. MAX supone una gran oportunidad para perfeccionar nuestras habilidades y fortalecer nuestras relaciones con los clientes” ha escrito Jeff Buntin, técnico de ascensores de Thyssenkrupp Elevator.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.