Automatizar la iluminación de una nave y lograr ahorros sustanciales

Bodegas Murviedro, (Requena, Valencia) empresa vinícola que combina la tradición en la producción de vinos con una innovación constante en su gestión y su compromiso con la sostenibilidad

Cuando hablamos de eficiencia energética en iluminación pensamos de inmediato  en la sustitución de luminarias tradicionales por LED. Ciertamente este paso supone un ahorro sustancial, pero ¿se puede mejorar? La respuesta es sí, y la clave está en la aplicación de Internet de las Cosas e Inteligencia Artificial para conseguir la máxima eficiencia.

Aplicando estos conceptos en el almacén de Bodegas Murviedro, (Requena, Valencia) empresa vinícola, en parte de la multinacional Schenk, que combina la tradición en la producción de vinos con una innovación constante en su gestión y su compromiso con la sostenibilidad, la empresa valenciana Genia Global Energy consiguió en este caso ahorros del 91%.

Dedicada al desarrollo de proyectos de generación  de energía renovable, centra su gestión, uso y aprovechamiento aplicando a las últimas tecnologías en generación, almacenamiento, iluminación y control, nuevos modelos de gestión basados en IoT (internet de las cosas) e IA Machine Learning (inteligencia artificial), Genia Global Energy cubre un amplio campo. Actúa tanto en grandes proyectos de generación fotovoltaica o biogás para mercado spot (mayorista), como en proyectos fotovoltaicos, de biogás y de valorización de residuos urbanos para autoconsumo industrial y en la optimización inteligente del almacenamiento, la iluminación y el consumo eléctrico en instalaciones industriales.

Las luminarias de Digital Lumens, son capaces de reducir el consumo energético en un porcentaje muy alto en entornos industriales con una gran calidad de luz.

El problema de Bodegas Murviedro se centraba en  su almacén logístico. Con una superficie de 2.200 m2 tenía un alto consumo energético con unos resultados de iluminación muy mejorables, zonas irregularmente iluminadas y una tonalidad amarillenta, motivo por el que recurrió a la consultora valenciana, que logró una mejora de la calidad y la intensidad de la iluminación con esta reducción del 91% en el consumo.

Tras estudiar las condiciones del almacén, la solución propuesta se basó en luminarias de última generación, equipadas con sensores e interconectadas y un sistema centralizado de control inteligente.

Las luminarias elegidas, de Digital Lumens, son capaces de reducir el consumo energético en un porcentaje muy alto en entornos industriales con una gran calidad de luz. Se eligió este sistema frente a otros LEDS porque cada luminaria es “inteligente”: tiene sensores capaces de detectar la intensidad lumínica en el local o la presencia o no de operarios en la zona y se comunica por una red interna con el resto de luminarias y con un sistema de gestión central (IoT). Estas luminarias no necesitan mantenimiento y tienen una vida útil de más de 20 años.

Todas las luminarias van conectadas a un software que controla de forma remota el sistema, en este caso Light Rules. Este programa permite controlar todas las luminarias desde un único centro de administración (o incluso desde un móvil) y monitoriza constantemente los datos transmitidos por las lámparas para, por medio de inteligencia artificial, crear perfiles de iluminación adecuados a cada momento o actividad y detectar posibilidades de ahorro.

Light Rules software que controla de forma remota el sistema y monitoriza constantemente los datos transmitidos para por medio de inteligencia artificial, crear perfiles de iluminación adecuados a cada momento o actividad y detectar posibilidades de ahorro.

El sistema es capaz de decidir en fracciones de segundo las condiciones de iluminación óptimas para cada situación y área de trabajo, lo que permite iluminar solo las zonas necesarias, evitando, por ejemplo, zonas iluminadas cuando no hay personas en la zona de trabajo.

El resultado de la implantación de este sistema ha sido espectacular, consideran en la empresa. No es para menos. Se logró una mejor iluminación con un ahorro superior al 91%, pasando de un consumo de casi 46.000KWh/año a menos de 2.000KWh/año. En la factura supuso pasar de más de 4.500€ a ¡menos de 200€ al año! Mucho menos que en un hogar medio para un almacén de 2.300m2.

Como además las luminarias no necesitan mantenimiento ni reposición (su vida útil es de más de 20 años), el ahorro total estimado por la bodega es de más de 6.000€ anuales. Aun con el coste de la nueva instalación (que estará pagada con los ahorros obtenidos en tan solo 3,4 años), en los próximos 10 años la empresa se va a ahorrar más de 44.000 € de los 72.000 € previstos en iluminación de la nave.

En este caso el IoT y la Inteligencia Artificial no solo están al servicio de la economía de la empresa, pues el ahorro energético conseguido equivale retirar 14 Tm anuales de emisiones de CO2 (un camión de dos ejes cargado de carbón), tanto como si se hubiesen sacado 3 vehículos de la circulación durante un año y con el mismo efecto positivo que tendría plantar 371 árboles cada año. Precisamente la reducción máxima de la huella de carbono fue uno de los elementos decisivos que inclinaron a Murviedro a elegir el sistema de Genia Global Energy, pues era el que mejor aportaba a su política activa de sostenibilidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.