Barcelona asciende en el índice Ericsson de ciudades conectadas

Barcelona

El Networked Society City Index 2016  (Índice de Ciudades Conectadas) de Ericsson, que mide el nivel de 41 ciudades en desarrollo urbano sostenible y madurez TIC, sitúa nuevamente a Estocolmo como la ciudad mejor clasificada en este ranking, en seguida de Copenhague, Singapur y París.

Indice Ciudades Conectadas_EricssonAhora bien, si Estocolmo ocupa el primer puesto en desarrollo sostenible, seguida de cerca por Copenhague, Helsinki y París, la ciudad de Londres es líder en TIC, sustituyendo a Estocolmo, ahora segunda, seguida de Singapur en tercera posición.

Algunas de las ciudades que han experimentado un ascenso más notable en el índice de 2016 comparado con el de 2014 han sido Barcelona, Estambul y Yakarta. Sin embargo, Hong Kong, Moscú y Dubai bajan de puestos, ya que – subraya el informe – “En general, las ciudades con menor madurez TIC tienden a mejorar más que las ciudades con mayor nivel, lo que demuestra la influencia del efecto ‘catch-up’. Barcelona se sitúa en el puesto número 13 gracias al uso de las TIC para mejorar en los tres niveles: sociedad, economía y medio ambiente (triple bottom line).

Conviene recordar que existe una correlación positiva entre el desarrollo social y económico y el aumento en la madurez TIC. Este concepto y el de desarrollo urbano sostenible se dividen a su vez en tres apartados cada uno. La madurez TIC se desglosa en infraestructura TIC, disponibilidad TIC y uso TIC. El desarrollo urbano sostenible se basa en la ‘triple cuenta de resultados’: sostenibilidad social, económica y medioambiental.

Otras conclusiones importantes del Índice de Ciudades Conectadas 2016 son:

Las TIC no son solo esenciales para el progreso socioeconómico, sino que además contribuyen a reducir la huella medioambiental en la evolución hacia un desarrollo más sostenible.

La planificación de una ciudad inteligente será fundamental para alcanzar algunos de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. Por ejemplo, las ciudades favorecerán el avance de la acción por el clima, la reducción de la pobreza, mejores sanidad y educación y mayor inclusión social y financiera.

Es esencial emprender acciones para que las ciudades vayan más allá de las ‘smart cities’ de hoy y sean más sostenibles: incluir las TIC como una infraestructura básica en los planes de inversión; crear entornos regulatorios que favorezcan la adopción de las tecnologías de vanguardia; enfoques holísticos para integrar las TIC a la hora de planificar los diversos sectores, como transporte, energía y seguridad pública; y colaboración entre las ciudades.

Erik Kruse. Dirc.Networked Siciety Lab.
Erik Kruse, director del Networked Society Lab

Erik Kruse, director del Networked Society Lab, afirma: “UN-Habitat estima que el 70% de la población mundial vivirá en áreas urbanas en 2050. Muchas iniciativas de ciudades inteligentes han aprovechado las TIC hasta ahora principalmente para optimizar los sistemas y comportamientos actuales, como el transporte inteligente.

“Sin embargo – agrega -, las ciudades necesitan replantear las infraestructuras actuales para aprovechar todo el potencial de las TIC y asegurar que ‘inteligente’ signifique en realidad ‘sostenible’.

Kruse, que trabaja en el área de marketing estratégico de Ericsson, concentra sus análisis en las oportunidades futuras, modelos de negocio, comportamiento futuro de los consumidores, la transformación de las industrias de red, y necesidades de la sociedad del futuro, realizando labores de asesoramiento estratégico y consultoría a clientes en el área de M-2-M verticales, de la industria, segmentación de consumidores y estrategias futuras para productos de telecomunicaciones, televisión e industrias adyacentes.

La futura ciudad en la Sociedad Conectada se caracterizará por la resiliencia, la colaboración, la participación y la movilidad, todas ellas esenciales para asegurar que nuestras ciudades sean lugares atractivos, sostenibles y dinámicos. En otras palabras, la tecnología puesta al servicio de una mejora de la calidad de vida y de la propia sostenibilidad del planeta, del internet de las cosas, de la interconexión de los objetos de uso cotidiano, de las ciudades ubicuas, con todos los sistemas tecnológicos interconectados.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.