Big Data y wearables ayudarán a reducir accidentes laborales

El uso de tecnologías como Big Data y sensores corporales (wearables) puede ayudar a trabajadores y empresarios a lograr una actividad laboral más segura y saludable

Más de 313 millones de trabajadores sufren lesiones profesionales no mortales cada año en todo el mundo, lo que equivale a 860.000 personas heridas en el trabajo diario. Cada día, 6.400 personas mueren a causa de un accidente de trabajo o enfermedad profesional, cifra que asciende a las 2.3 millones de muertes cada año. Accidentes y enfermedades laborales deben ser definitivamente clasificadas en la categoría de máxima prioridad de todos los problemas de salud global.

Pero también está el coste derivado de los accidentes laborales y otros trastornos de salud relacionados con el trabajo, que representa entre el 2,6 y el 3,8% del PNB en Europa, lo que para un país pequeño como Suecia por ejemplo, equivale a más de 5.000 millones al año. En Estados Unidos sólo el impacto económico del estrés ocupacional (accidentes, absentismo, cambios de plantilla, descenso de productividad, costes médicos directos, legales y de seguros, compensaciones a los trabajadores por juicios) supera los 300.000 millones de dólares anuales. Además de la pérdida de calidad y menor productividad, un lugar de trabajo mal diseñado puede generar un coste directo de más de 50.000 € en una sola empresa.

En España, hace un tiempo el experto en prevención de riesgos laborales y director general de Unipresalud, Xavier Tobajas, denunció que la siniestralidad laboral tiene un coste equivalente al 1,5% del PIB español (15.000 millones de euros), porcentaje que triplica el de las economías del entorno europeo. «La siniestralidad laboral en España es entre un 30% y un 40% superior a la media de los países avanzados», advirtió Tobajas.

Frente a esta situación la compañía Atos SE, líder en transformación digital, dirige el consorcio europeo We@Work cuyo objetivo es ayudar a trabajadores y empresarios a lograr una actividad laboral más segura y saludable gracias al uso de tecnologías como Big Data y sensores corporales (wearables). El sistema utiliza datos de los sensores, tecnologías de seguridad, de ergonomía y tecnologías de información y comunicación, para monitorizar a los trabajadores, identificar y, en su caso, lanzar alertas preventivas derivadas de pérdidas de capacidad y riegos en el lugar de trabajo, facilitando, además, la autogestión de una actividad laboral más saludable a los trabajadores.

Según diversos estudios, el error humano está en el origen de la mayoría de los accidentes laborales, especialmente entre los operadores de maquinaria pesada y los conductores de camiones. Se ha demostrado además que la implementación de iniciativas de mejora de la salud y el bienestar en las empresas no sólo reduce el absentismo laboral entre un 25 y un 40% sino que aumenta la productividad general.

Los avances en tecnología de sensores, la adquisición de datos móviles y las metodologías de evaluación de riesgos combinados con el análisis Big Data, permiten el desarrollo de soluciones omnipresentes y no asignadas. Su uso permitirá predecir el riesgo en el lugar de trabajo, reducir los accidentes y lesiones y evaluar permanentemente la capacidad para operar maquinaria exigente y peligrosa (incluyendo grúas de camiones, autobuses, trenes y aviones) a un coste asequible.

Hospital Universitario de Karolinksa en Suecia

We@Work quiere transformar el paradigma actual de salud y prevención de riesgos laborales mediante la implementación de un servicio que permita la autogestión de la salud y mejorar la operativa en el puesto de trabajo por parte de los empleados. Un servicio que permitirá asegurar la capacidad psicofísica para operar equipos exigentes, que ofrecerá una alerta temprana de trastornos musculo esqueléticos derivados de un diseño inadecuado de la actividad y que proporcionará sistemas personalizados para prevenir el estrés y promover el bienestar en el trabajo. La plataforma estará finalizada antes de que acabe 2017 y está previsto realizar un plan piloto tanto en el Hospital Universitario de Karolinksa en Suecia como en la sede de Atos España S.A. durante 2018.

El consorcio está dirigido por Atos España S.A., Philips Research, Quiron Prevención, el Instituto Karolinksa KTH-Kungliga Tekniska Högskolan, Z-Health Technologies (Z-HT), la provincia de Estocolmo y el Hospital Universitario Karolinska. La aplicación Atos Pocket mHealth junto a la plataforma en la nube de Phillips HealthSuite administrará los datos de las tecnologías de monitoreo portátiles como las prendas de sensores Z-HT y los sensores inerciales de movimiento y las señales fisiológicas integradas en el reloj Phillip Health Watch.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.