Cambios e innovaciones para un nuevo entorno laboral (I)

Cambios e innovaciones para un nuevo entorno laboral

Desde que la irrupción del coronavirus trastocó violentamente y quizás para siempre el panorama socioeconómico español – y por lo tanto nuestro modo de vida -, el sector empresarial se vio en la necesidad de cambiar y replantear urgentemente actuaciones y estrategias. Especialmente tras el primer impacto, ya que sus negativas repercusiones sobre las Pymes, además de desastrosas, obligan a un acelerado proceso de cambios en todo el mundo empresarial.

En poco tiempo y a partir del COVID-19, el panorama de la vida personal y empresarial se está volviendo más borroso, agravado por pandemia que incrementa constantemente esta sensación, ya que las circunstancias actuales han dado tiempo para pensar qué es lo importante y lo que realmente quieren, sea el conseguir una forma de conectarse con sus seres queridos o simplemente la oportunidad de probar algo nuevo.

La nueva etapa no solo está exigiendo a los líderes empresariales aprender y adaptarse a las urgentes y cambiantes necesidades del mercado, ya que también han visto una oportunidad única: con sus decisiones pueden crear una fuerza laboral más productiva, colaborativa y segura que nunca.

Las plantillas por su parte, tras haber experimentado la posibilidad de vivir y trabajar con nuevas modalidades laborales consideradas anteriormente como muy lejanas y prácticamente inimaginables (caso del teletrabajo, por ejemplo), comienzan a optar por un enfoque proactivo y positivo, aprovechando las actuales circunstancias con el fin de remodelar sus formas de trabajo pre COVID-19.  Pese a estar inmersos en un complicado período de incertidumbre, un porcentaje cada vez mayor de trabajadores se siente más capacitado para tomar la iniciativa a la hora de construir o modificar sustancialmente su vida personal y laboral. Ahora bien, ¿hasta qué punto estos planteamientos son realidades?

Por ello y con el fin de valorar objetivamente esta tendencia, a la vez que disponer de una visión lo más amplia posible, Kaspersky encargó a Censuswide una investigación global (Kaspersky 2020), centrada en la forma en que están cambiado los hábitos de trabajo de los empleados, qué esperan de su lugar de trabajo y el papel que desempeñará la tecnología para asegurarles el futuro que desean.

Con este fin, el pasado mes de octubre Censuswide encuestó a más de 8.000 trabajadores de pequeñas y medianas empresas (de 10 a 250 empleados) en Brasil, Bélgica, China, Francia, Alemania, Italia, Japón, Luxemburgo, Malasia, México, Países Bajos, Rusia, España, Sudáfrica, Turquía, Emiratos Árabes Unidos, Reino Unido y EE. UU.

Elementos impulsores clave del futuro del trabajo

El nuevo panorama

Los resultados han sido realmente sorprendentes, ya que las conclusiones de la investigación no solo logran ofrecer una excelente visión del trabajo a futuro, también subrayan que el porvenir que los empleados desean, difiere bastante del actual, ya que buscan más libertad y flexibilidad. En otras palabras, están dispuestos a abandonar la visión tradicional del lugar de trabajo. Los datos son claros. Un 39% desea poner fin al horario tópico de nueve a cinco, mientras que casi un tercio (32% )se siente preparado para decir adiós a la semana laboral de cinco días.  Poco más de un tercio (34%) no quiere volver al escritorio fijo en una oficina, y casi un tercio (32%) se plantea considerar las jornadas de cinco horas de trabajo.

Pero, además, (tema para reflexionar), tres cuartas partes (74%) de los empleados encuestados no desea volver a su anterior dinámica laboral.

Curiosamente, la reestructuración de la jornada laboral de 9 a 5, es más popular entre empleados de 25 a 34 años, entre los que menos de la mitad (44%) admite que no quiere volver al horario establecido. Esto favorece especialmente el cambio de mentalidad en países como Malasia (54%), Sudáfrica (52%) y España (51%), donde más del 50% de los trabajadores desea que este horario desaparezca de la estructura, mientras en Japón solo uno de cada 6 (16%) desea lo mismo.

A medida que los empleados se sienten animados para replantear sus días laborales adaptándolos mejor a sus vidas personales, las empresas asumen que deben adaptarse rápidamente al nuevo panorama, si quieren continuar seguras, resistentes y productivas tanto como sea posible. En este ámbito es donde la tecnología juega un papel crucial en una carrera por aumentar la conectividad, apoyar la mejora de habilidades y acelerar la transformación digital empresarial.

Con el fin de clarificar el panorama y ayudar, tanto a trabajadores como a   empresas que logren sus metas, la investigación de Kaspersky se centró en detectar y comprender los elementos impulsores clave del futuro del trabajo en el sector terciario. De modo que el informe utiliza estos datos y conocimientos para ofrecer visión de futuro, consejos prácticos para inspirar mejor la creatividad y formas de trabajo sostenibles en un mundo que cambia.

En este ámbito y cara al futuro, un 37% de los empleados desea una estructura de trabajo flexible, en la que continúen trabajando principalmente desde casa, pero también visitando la oficina con regularidad. Al mismo tiempo aseguran que continuarán siendo proactivos en la configuración de su futuro.

Globalmente entonces, sus principales objetivos a perseguir serían: más de un tercio (35%) de los encuestados estudia un cambio de carrera en los próximos 12 meses, aunque la mayor motivación en este sentido sea la búsqueda de un trabajo mejor pagado. Ya sea cambiando puesto de trabajo, buscando mejor formación o reciclándose. Muchos empleados están decididos a utilizar este tiempo para buscar nuevas oportunidades.

Principales beneficios los trabajadores en un mundo que cambia
Fuente: Kaspersky Own Your Future report

Conviene también subrayar que, entre los principales beneficios los trabajadores destacan el deseo pasar más tiempo con su familia (47%), seguido del ahorro de dinero (41%), y el poder trabajar en forma remota (32%). Postura esta última que evidencia un gran optimismo cara al futuro, aunque solo el 7% de la gente ve sin efectos positivos la nueva «norma'» aunque el informe se pregunta ¿cuántos de ellos estarán considerando variar sus planes profesionales en los próximos 12 meses?

Casi la mitad (54%) de los empleados, que ven la tecnología como la principal fuerza impulsora en el futuro, el contacto directo con sus colegas es el principal tema que echan en falta en su trabajo (34%). Incluso para la fuerza laboral remota, la colaboración entre pares es clave.

El cara a cara con los compañeros se señala como el elemento principal valorado entre las personas que trabajan a distancia (34%), como conversaciones que incluyen chistes de oficina (22%) y comentarios sociales y laborales (21%). Los empleados sienten que este es un factor que les falta al trabajar fuera de las oficinas tradicionales. La gente quiere estar conectada y aprovechar al máximo de los recursos de la empresa, evitando – entre otros problemas- el incremento de la exposición ante estafadores y hackers que suelen proliferar en el trabajo en remoto. De hecho, el 16% de los encuestados extraña la tecnología set y el soporte de TI fuera de la oficina.

El análisis de Kaspersky insiste en un punto. En el mundo de la Pyme las direcciones se encuentran ante una particular desventaja, no siempre pueden contar con grandes departamentos de TI a tiempo completo. Motivo por el que resulta aún más imprescindible asegurar que los empleados accedan de forma confiable a formación pertinente, soporte y tecnología remota. No es solo rema de riesgo gestión, por lo cual es esencial continuar atrayendo y reteniendo talento a través de conectividad y TIC confiables.

En otras palabras, en su mayor parte los trabajadores no quieren volver a las «tradicionales formas de trabajar», desean un futuro laboral muy diferente del pasado, quieren el cambio.


 Si los empleados quieren asegurar su futuro, deben:

      • Ser conscientes del factor seguridad. Las personas son el primer punto de interés de las empresas en su defensa contra la ciberseguridad amenazas. Es importante permanecer vigilante y evitar abrir cualquier enlace que parezca sospechoso.
      • Mantener siempre dispositivos y software actualizados. Sea para uso personal o comercial, este paso ayudará a evitar vulnerabilidades en tecnologías obsoletas y a mantener sus datos en buenas manos.
      • Actualizar contraseñas. Podría sonar reiterativo, pero no olvide, no solo en sus dispositivos personales sino también en rúters domésticos. Un paso fácil que puede recorrer un largo camino.
      • Utilice una VPN. Las redes Wi-Fi públicas a menudo no están cifradas y carecen de los estándares de seguridad requeridos para uso profesional. Por ello siempre se recomienda usar una VPN privada cuando trabaje en remoto.
      • Mantener sus dispositivos físicamente seguros. No los deje desatendidos en público, bloquéelos siempre y utilice contraseñas seguras y software cifrado

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.