Colaboración para insertar laboralmente a los discapacitados

Las nuevas tecnologías generan oportunidades de empleo accesible a las personas con discapacidad

Las sociedades del siglo XXI se enfrentan constantemente a nuevos retos y obligaciones generados por una continua transformación social, cultural,  tecnológica y científica, realidad que exige soluciones cada vez más sofisticadas y con un mayor nivel de capacitación y especialización. Sobre todo para un mercado laboral cada vez más complicado, con millones de personas luchando por encontrar y mantener su puesto de trabajo, en el que grandes sectores de la población se enfrentan – entre otros temas  – a recortes y cierre de negocios, mientras otro grupo, que tiene limitadas sus perspectivas laborales, lucha por su lugar en la sociedad. Las personas discapacitadas.

Es un hecho que la gente con discapacidad se enfrenta a grandes problemas a la hora de buscar y encontrar empleo, bien sea por dificultades de acceso y movilidad o bien debido a prejuicios e ignorancia. Sin embargo, un amplio frente en el que destacan instituciones europeas, como el gobierno de España, así como el movimiento asociativo, vienen apoyando hace un tiempo diversos proyectos empresariales entre los que destaca el trabajo a distancia. Esta posibilidad habría sido imposible sin el desarrollo de las TIC, que están causando un fuerte impacto sobre las estructuras y métodos de producción. Es un ejemplo de las oportunidades de empleo accesible que generan las nuevas tecnologías a las personas con discapacidad. Se trata de una opción más, que debe contar con un apoyo apropiado de formación y asesoramiento.

Estos cambios están afectando a todos los estamentos de la organización laboral, con lo que las condiciones laborales se están viendo transformadas, tanto en términos de horas trabajadas como en la propia localización del trabajo.

Hemos visto como en España se han ido desarrollando políticas de empleo orientadas a personas con discapacidad, pero en todos los ámbitos posibles: integración en empresas ordinarias, trabajo autónomo y empleo en centros especiales, a través de fórmulas como los enclaves laborales o el empleo con apoyo. Iniciativas mejorables en muchos de sus aspectos, pero en fin, la verdad es que constituyen puntos partida apuntando a metas más ambiciosas.

Proyecto discatel que promueve la inserción de personas con discapacidad en el sector del Contact Center

Este es el marco en el que Altitude Software, proveedor global de soluciones omnicanal para mejorar la experiencia de los clientes, colabora con DISCATEL en el proyecto pionero de AEERC que promueve la inserción de personas con discapacidad en el sector del Contact Center, utilizando las posibilidades que brindan las TIC.

Las tecnologías de la información y de las telecomunicaciones representan un mundo de oportunidades para aquellas personas con discapacidad, ya que pueden compensar las deficiencias, implementar las capacidades y permiten que la persona con discapacidad acceda a situaciones y servicios que de otra forma no le sería posible.

El empleo es un factor inclusivo fundamental para cualquier persona, y lo es mucho más para las personas con discapacidad. Entre estas posibilidades destaca el teletrabajo, una forma de desarrollar una actividad profesional que ha abierto un amplio horizonte de expectativas para aquellas personas que, a causa de su discapacidad, no pueden desplazarse o acceder a un lugar de trabajo.

Gracias a DISCATEL, más de 1.000 personas con discapacidad se han incorporado a distintas empresas relacionadas con la Atención al Cliente desde su fundación en 2007, proceso en el que Altitude Software colabora cediendo sus soluciones de experiencia al cliente multicanal, que se utilizan en gran parte de las compañías del sector, e impartiendo webinars y cursos online. Además de con licencias y formación, Altitude Software participa activamente en todos los eventos del Proyecto DISCATEL y en su difusión.

José Luis Goytre, director del Proyecto Discatel
José Luis Goytre, director del Proyecto Discatel

“En el Contact Center la formación es indispensable, ya que los agentes tienen que manejar unas herramientas muy específicas. Altitude nos provee de sus soluciones e imparte cursos online sobre cómo utilizarlas, gracias a las cuales las personas con discapacidad pueden aprender a ser unos grandes profesionales de Relación con el Cliente” explica José Luis Goytre, director del Proyecto Discatel. “Después de su época de aprendizaje, se incorporan a empresas referentes del sector, integrándose en el centro de trabajo o bien mediante del teletrabajo. A los trabajadores que eligen esta opción, Altitude también les provee de licencias para que puedan ser tan productivos como sus compañeros que están en la oficina.”

Raquel Serradilla, vicepresidenta de Altitude Software para el Sur de Europa.
Raquel Serradilla, vicepresidenta de Altitude Software
para el Sur de Europa.

“En Altitude siempre hemos estado comprometidos con la integración en el entorno laboral. El Proyecto DISCATEL trata precisamente de esto, por lo que no dudamos a la hora de colaborar con ellos” declara Raquel Serradilla, vicepresidenta de Altitude Software para el Sur de Europa. “DISCATEL está haciendo una gran labor de concienciación en el sector del Contact Center, y cada vez más empresas españolas se animan a participar en el Proyecto. Nosotros estamos muy orgullosos colaborar en él desde el inicio, ayudando a personas con discapacidad a ser unos agentes de Relación con el Cliente excepcionales.”

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.