Cómo hacer que el trabajo híbrido entre casa y la oficina sea seguro y eficiente

Trabajo híbrido

Durante más de un año, buena parte de la masa laboral de gran parte de los países más desarrollados se ha visto obligada a utilizar intensivamente el teletrabajo. Pero mientras se adaptaban a esta modalidad laboral, comprobaban que no suele ser necesario que todo el personal está presente toda la jornada en la oficina, motivo por el que ha cobrado identidad propia el llamado trabajo híbrido, que permite a los empleados trabajar algunos días desde casa. Este a su vez, ofrece una serie de ventajas y desventajas. Tal vez la más evidente sea el que para muchos empleados resulta difícil trabajar entre la oficina y su casa, además de enfrentarse a problemas técnicos y, por supuesto, al gran desafío de la seguridad corporativa y la información personal.

Tras estudiar los efectos negativos y positivos del trabajo híbrido, Kaspersku Lab ha realizado un pequeño estudio sobre estos condicionantes. Para ayudar a combinar el trabajo en casa con la oficina sin arriesgar productividad o datos confidenciales.

Partiendo del hecho que las condiciones laborales son vitales y que algunos prefieren trabajar desde su sofá, mientras que otros se sienten más productivos en una oficina concurrida, la pregunta es obvia, ¿qué tipo de trabajo es mejor para Ud.? Pues tener en cuenta las tareas que realiza mejor y en qué ambiente. Un ejemplo, la oficina podría facilitar conversaciones y reuniones en presenciales, mientras que su casa podría ser una mejor opción para las tareas que requieran concentración y enfoque (o tal vez es lo opuesto). Determinar qué tareas se hacen mejor en casa y cuáles en a oficina puede ayudar a planificar tu semana.

También conviene considerar si se puede empezar la jornada en casa y llegar a la oficina más tarde. De esta forma, podrías evitar el tráfico de la hora punta por las mañanas.  ¿Es Ud. una persona nocturna? Pues, preguntar si puede llegar y salir más tarde de la oficina.

Otro tema. En todos lados hay distracciones. En la oficina puede tener compañeros muy parlanchines y, en casa, el horario laboral podría coincidir con su pareja, hijos o mascotas. Todas las oficinas son distintas, pero seguro que tiene alguna opción para huir de estos problemas cuando está allí. Por ello se propone una serie de consejos para tu oficina en casa; para empezar, podrías intentar dedicar una habitación a su espacio de trabajo o, al menos, un rincón de la casa. Sin embargo, no es posible eliminar todas las distracciones, de modo que para minimizar su impacto, utilice una aplicación para cancelar el ruido, tapones o un generador de ruido blanco.

Esto en líneas generales, ya que también hay que pensar en la salud. A veces resulta complicado dejar de trabajar después del horario laboral; sin embargo, las horas extra podrían acabar en insomnio, dolores de cabeza y otras consecuencias no deseadas. El síndrome de agotamiento emocional, otra consecuencia de trabajar demasiado, podría incapacitar casi por completo a quienes lo padezcan. Ya trabajes en la oficina o en casa, intenta terminar a la misma hora todos los días.

Por otro lado, resista la tentación de trabajar en pijama. Vestirte de forma apropiada para el trabajo puede ayudarle a centrarse en las tareas con más facilidad. En general, cuanta más distancia ponga entre su hogar y sus actividades laborales, más fácil será meterte de lleno en ambas, aunque trabaje desde casa.

Las condiciones laborales son vitales

Ahora bien, la seguridad de los datos físicos y de los datos digitales, es el gran desafío. Cuando se trabaja en la oficina, desde la red local de su empresa, la protección de los datos reside principalmente en el departamento informático. Pero al transportar su trabajo (portátil, archivos, unidades de memoria flash) de la oficina a casa puede poner en peligro datos corporativos en caso de un descuido, o simplemente por robo.

Por ello, siempre que sea posible, hay que mantener separados los dispositivos que utilizas en casa de los de la oficina, ya que, además de la comodidad de no tener que andar con el trabajo a cuestas, es también más seguro. Si necesita llevar su portátil en transporte público, busque una carcasa robusta con candados y cierres ocultos.

No hace falta decir que la carcasa de tu portátil nunca deberá guardar la libreta en la que anota sus contraseñas; es más, esa libreta ni siquiera debería existir. Utilice un gestor de contraseñas, tanto para crear contraseñas seguras como para administrarlas. (Por supuesto, siempre es seguro guardar algunas contraseñas en su memoria, y la mnemotecnia puede ayudar con eso).

En cuanto a los datos digitales, su Ud. debe llevar sus dispositivos, considere los riesgos de perderlos y prepárese para ello. Cifra los datos confidenciales para protegerlos. Puedes utilizar las herramientas predeterminadas de tu sistema operativo, como BitLocker en Windows y FileVault en Mac OS, o herramientas de terceros si tu empresa lo permite. De esta forma, aunque alguien robe su portátil, no podrá acceder a los archivos que contenga.

Como alternativa al cifrado de disco completo, evite almacenar cualquier información en local y, en su lugar, utilice los servicios en la nube. Por ejemplo, Google Docs se ha convertido en un serio rival para el software de productividad sin conexión tradicional. Sin importar el documento, hoja de cálculo u otras herramientas que utilice, pero eso sí, antes aprenda a configurar de forma segura el acceso a los archivos.

Tal vez la consideración fundamental más importante es la autentificación en dos pasos. Elija servicios que ofrezcan 2FA (con permiso del departamento informático) para que sus cuentas sean mucho más difíciles de violar. Y no guardes información clasificada en nubes; no son perfectas.  Por último: No olvide proteger tanto su dispositivo como su conexión de las ciberamenazas.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.