Como obtener valor de los residuos orgánicos, transformando el coste en beneficio económico

Entrevista a Gabriel Butler, director general de Genia Global Energy

Gabriel Butler, director general de Genia Global Energy, en una conversación con DATÁGORA.
Gabriel Butler CEO Genia Global Energy

Las emisiones de gases de efecto invernadero generadas sobre todo por el sector de la energía, vienen demostrando hace ya tiempo la necesidad de abandonar el carbón y las nucleares para orientarse decididamente hacia un modelo basado en las renovables. Como fondo, la irrupción de un cambio climático que ya no admite más dilaciones.

Mientras tanto continuamos generando energía utilizando para ello combustibles fósiles que, como elementos finitos y debido a sus emisiones, siguen creando un grave problema medioambiental. Ahora bien, esta situación sobradamente conocida no es sostenible, motivo por el que urge que las energías renovables pasen a un primer plano en los próximos años. Mientras tanto, crecimiento y desarrollo basados mayoritariamente en un consumo intensivo de energía continúan pasándonos factura. El objetivo está fijado hace ya tiempo: redefinir la forma en que como sociedad, consumimos energía. Sin embargo algunas interrogantes básicas continúan  sin una respuesta coherente. ¿Cómo transitamos desde un sistema energético adicto a los hidrocarburos a otro eficiente y basado en renovables? ¿Verdaderamente estamos haciendo todo lo necesario?

Mientras tanto el biogás, fuente de energía renovable ecológica y económicamente viable pero bastante desconocida, lucha por abrirse paso. Es la única energía renovable que puede utilizarse para cualquiera de las grandes aplicaciones energéticas: eléctrica, térmica o como carburante. Además es la única renovable capaz de producir electricidad cuando se necesita, independientemente de las condiciones de viento o insolación. Sin embargo, sus aplicaciones no terminan de arrancar.

“Ya es hora que aceptemos que el biogás producirá un impacto significativo en términos de consumo de energías renovables, actuando como catalizador y multiplicador del éxito, e impulsando la inversión para la producción de energía renovable a partir de residuos de la industria agroalimentaria” comentó Gabriel Butler, director general de Genia Global Energy, en una conversación con DATÁGORA.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidadPara empezar, ¿cuáles fueron las conclusiones principales de la reciente jornada sobre “Autoconsumo con cogeneración en el sector empresarial”, celebrada recientemente en Madrid?

Diría que quizás lo más importante fue constatar el gran potencial de la cogeneración para autoconsumo entre las industrias que producen gran cantidad de residuos orgánicos, como son la industria alimentaria, explotaciones agropecuarias e instalaciones como las depuradoras. Este es un factor básico en el mundo energético, ya que esos residuos cuya gestión suele suponer un coste económico y ambiental se pueden convertir en biogás para generar energía eléctrica con bajas emisiones.

Pero también hay que destacar que venimos de una década perdida por los vaivenes legislativos en relación al autoconsumo energético que han supuesto más barreras que incentivos, especialmente para las instalaciones hasta 100MWh.  Con todo parece que la situación comienza a cambiar, aunque es necesario insistir en que se precisan regulaciones que favorezcan las energías renovables y el autoconsumo.

Una planta de biogás para autoconsumo con la tecnología Small Biogás desarrollada por Genia Global Energy se amortiza en unos cinco años sólo con el ahorro producido en la factura energética.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidadPero vamos a ver, si al parecer el biogás es la única energía renovable que puede usarse en cualquiera de las grandes  aplicaciones energéticas: eléctrica, térmica o como carburante… ¿a qué se debe su escasísimo uso en España?

En efecto, lo hemos dicho por activa y por pasiva, que el biogás es la única energía renovable que puede usarse para cualquiera de las grandes aplicaciones energéticas: eléctrica, térmica o como carburante. Además es la única energía renovable capaz de producir electricidad cuando se necesita, independientemente de las condiciones de viento o insolación.  Pero…

Hace una década en España se primaba la energía fotovoltaica sobre otras fuentes de energía renovable, lo que favoreció la implantación de instalaciones solares incluso aunque no fuesen las más idóneas. Después hemos caído en una época de parón, donde el autoconsumo ha estado prácticamente penalizado y de ahí viene la infrautilización.    

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidadSin embargo hay que tener en cuenta que diversos informes y estudios comentan que la energía eólica y, sobre todo, la solar fotovoltaica serán las tecnologías clave para la generación de electricidad en la próxima década. De modo que surge la interrogante, ¿qué papel jugará el biogás en este ámbito? ¿Qué ventajas aporta? 

Como he dicho, el biogás es la única fuente renovable capaz de producir electricidad cuando se necesita, independientemente de las condiciones de viento o insolación, lo que es clave para industrias e instalaciones agropecuarias.

En este ámbito la ventaja del biogás es que consigue obtener valor económico de los residuos orgánicos, que pasan de ser un coste y un engorro a obtener un valor económico de ellos. Además es un importante paso en la sostenibilidad de la actividad agrícola, ganadera o de industria alimentaria, pues consigue energía de fuentes sostenibles y de muy bajas emisiones que reducen su impacto ambiental y su huella de carbono acercándolas a la economía circular. Hay fuentes que cifran en 20.000GWh el potencial de producción de energía a partir de residuos orgánicos en España.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidadVamos a otro tema candente. Cuando se habla de autoconsumo en la economía circular, ¿cuáles son las ventajas de la generación de estos combustibles? ¿Su generación? ¿El precio?

Ese es un tema interesante. Existen situaciones, como granjas o industrias aisladas, donde la autogeneración constituye la única solución viable. En otros casos, estamos hablando de obtener valor residuos que antes suponían un coste económico y ambiental en su gestión. Una planta de biogás para autoconsumo con la tecnología Small Biogás desarrollada por Genia Global Energy se amortiza en unos cinco años sólo con el ahorro producido en la factura energética.

En cuanto a instalaciones con excedente de producción, es posible realizar un upgrading del biogás para purificarlo y aumentar la concentración de metano e inyectarlo en la red general, generando ingresos con ello. Este biogás purificado serviría también como combustible para vehículos.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidadDesde este punto de vista entonces cabe preguntarse, ¿hasta qué punto se valora el biogás producido por residuos orgánicos en los centros de decisión españoles? ¿Apoyo oficial (administración central, autonomías…)?  ¿Existe realmente conocimientos en estos centros de lo que puede significar en una economía circular?

Como ya he dicho, existe una severa infrautilización de las posibilidades del biogás en España, pero, pese a ello, hay administraciones que comienzan a poner los ojos en esta tecnología. Recientemente hemos presentado un estudio encargado por la empresa municipal de aguas y RSU de la ciudad de Palma, EMAYA, en  el que se analiza la viabilidad técnica, económica, medioambiental y jurídica para recuperar los materiales valorizables de la recogida de basuras y generar con la fracción orgánica biogás suficiente para alimentar la flota de vehículos de EMAYA y los de la red de autobuses urbanos de la ciudad.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidadOtro tema interesante.  Vistos algunos informes y comparativamente hablando de países de nuestro entorno ¿cuál es nuestra situación en cuanto a utilización de esta energía?  Se dice que en Europa hay unas 17.000 instalaciones de biogás, ¿pero en qué áreas se utiliza fundamentalmente?

Aquí habrá que extenderse un poco. El mayor potencial de producción de biogás lo encontramos en aquellas actividades que generan gran cantidad de residuos orgánicos, como la industria alimentaria, las actividades agrícolas y ganaderas, las depuradoras de aguas y los centros de tratamiento de residuos sólidos urbanos. Se pueden usar para producir biogás desechos y subproductos vegetales como pieles de tomate, pulpa exhausta de remolacha, tallos y hojas de cultivos, restos de uva, lúpulo o manzanas de la producción de bebidas alcohólicas, restos de la producción de aceites, restos de cereal, restos de industrias cárnicas y conserveras, lodos de depuradoras…

Las plantas de biogás a pequeña escala pueden resultar rentables para la industria agroalimentaria, ya que ésta dispone de residuos orgánicos con un gran potencial de producción de metano, así como por la posibilidad de utilizar el excedente térmico procedente del cogenerador y de los gases de escape. Así, la asociación entre granjas e industrias agroalimentarias facilita en gran medida la obtención de bonificaciones por la utilización del estiércol. El uso agronómico del digestato en suelos agrícolas representa otra ventaja de dicha asociación. Por otra parte, la gran industria agroalimentaria, en solitario, se encuentra en desventaja en lo que concierne a la gestión del digestato ya que, en general, carece de acceso físico a las tierras cultivables.

Ahora bien, la utilización de residuos para producir biogás mediante un digestor reduce los costes de disposición de los mismos. La DA (Digestión Anaerobia)  es una tecnología madura ampliamente conocida en el sector del tratamiento de aguas y de residuos municipales. Se encuentra lista para su uso comercial y presenta múltiples ventajas (ahorro de energía, reducción del impacto medioambiental, reducción de la huella de carbono, etc.). El mismo principio de valorización puede aplicarse a otros residuos orgánicos como los residuos agrícolas y los generados por las industrias de alimentación y bebidas.

Hay que tener en cuenta que la tecnología de la DA se aplica ya en más de 8000 plantas de biogás en Alemania, que se dice pronto. Además, la sostenibilidad de dichas plantas incluso puede mejorarse equipándolas con un sistema PCCE y situándolas cerca del consumidor externo de calor. Solo así, podrá romperse la dependencia de los costosos combustibles fósiles. Otro problema a tener en cuenta es el transporte de las materias primas a las plantas: dicho transporte supone un gran impacto medioambiental en el caso de plantas de biogás a gran escala.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.