Criptografía cuántica, ‘edge computing’ y escritorio virtual, claves en 2018

Toshiba-mobile-zero-client

En momentos de acelerados y sorprendentes cambios e innovaciones digitales la tecnología es parte vital en cualquier estrategia de negocio global, pero sin olvidar que  las empresas dependen cada vez más del talento directivo para definir las estrategias de transformación y actuación digital. Una combinación perfecta.

En este ámbito entonces, las herramientas que – con sus correspondientes sistemas  de seguridad – ofrezcan rapidez de acceso y adaptación a las preferencias de los usuarios, resultan cada vez más fundamentales para el mundo empresarial. Para 2018 se prevé una gran tendencia a adoptar herramientas que permitan escoger los dispositivos, el lugar y el momento en que se accede a la información, se protege esta y se trabaja. Objetivo, empresas más productivas y preparadas para la competitividad en el mundo de los negocios.

Un reciente estudio de Toshiba asegura que en este año en el mercado se impondrán, la protección de la información mediante la criptografía cuántica, la tecnología denominada edge computing, y las infraestructuras de escritorio virtual (VDI) basadas en la nube, serán las tres tendencias que marcarán el desarrollo de las TI. El estudio subraya, “son consecuencia del cambio normativo en materia de protección de datos en la Unión Europea, la necesidad de las organizaciones de reforzar sus políticas de ciberseguridad ante el crecimiento de los ciberataques y las nuevas organizaciones basadas en puestos de trabajo móviles”.

Emilio Dumas, director de Toshiba para España y Portugal
Emilio Dumas, director de Toshiba para España y Portugal

Emilio Dumas, director general de Toshiba Iberia, recuerda que,una de las fechas clave para el próximo año es el 25 de mayo, fecha en que será obligatorio el cumplimiento de la nueva normativa de Protección de Datos (GDPR). Nunca ha sido tan importante para las organizaciones europeas identificar la mejor manera de gestionar sus datos. Sin embargo, frente a los riesgos de las sanciones e incluso de las acciones judiciales, el 50% de las empresas no podrán cumplir la normativa antes de finales de 2018, según Gartner. Estas tres tecnologías, pueden ayudar, y de manera decisiva a su consecución”.

Estas herramientas no son innovaciones de última hora, sino que soluciones cada vez más perfeccionadas que comenzarán a imponerse en el mercado en el momento justo. Cuando en septiembre de 2013 crecía el escándalo de espionaje entre agencias de inteligencia de algunos países, se hackeaban protocolos clave de seguridad en Internet, se ponía en riesgo la tecnología utilizada para cifrar los servicios de internet como la banca online, registros médicos y correo electrónico, un equipo de científicos británicos descubrió una manera de construir redes de comunicación seguras gracias a la criptografía cuántica y a un nivel superior a todo lo conocido, con lo que se marcó un hito en el mundo de la seguridad digital.

La criptografía cuántica es uno de los métodos de encriptación y transmisión de información más seguros actualmenteCon esta trayectoria, Toshiba apuesta porque la criptografía cuántica comenzará a consolidarse en el mercado a partir de 2018, al tratarse de uno de los métodos de encriptación y transmisión de información más seguros actualmente. Hasta ahora, desarrollar una red de criptografía cuántica requería una nueva fibra y un detector de fotones elaborado específicamente para cada nuevo usuario que se uniera a la red, lo que acarreaba costos considerables.

Según Global Industry Analyst ( informe de Global Industry Analysts sobre criptografía cuántica) publicado en junio de 2017 esta tecnología generará un volumen de negocio global de más de 1.700 millones de euros en 2024. Dicha tecnología genera una clave de código único, sólo compartida por emisor y receptor del mensaje, de tal manera que el contenido se hace ilegible en caso de acceso de un tercero. Y es que la criptografía cuántica tiene el potencial de transformar la manera en que se protegen los datos sensibles. El método se basa en un sistema de comunicación, donde la información es transportada por fotones individuales – partículas únicas de luz. Apenas estos fotones de luz los intenta observar un extraño, cambian. Es decir, no pueden ser interceptados por un “espía” sin dejar un rastro detectable.

Edge computing, consiste en realizar encapsulamientos o micro-data centers, bien en dispositivos de usuarios (como teléfonos inteligentes) o en estancos inteligentes desplegados a nivel urbano y rural

El ejercicio de 2018 también traerá también nuevas estrategias en lo que se refiere a  producción y tratamiento de datos – indica Toshiba –  debido a la entrada en escena de tecnologías como Internet de las Cosas (IoT) en numerosos ámbitos. Según la empresa, el más destacable será la denominada tecnología  ‘Edge computing’ que traslada el procesamiento de la información a las propias fuentes de generación de datos, descargando así al servidor central.

Edge computing implica una interesante descentralización. Consiste en realizar encapsulamientos o micro-data centers, bien en dispositivos de usuarios (como teléfonos inteligentes) o en estancos inteligentes desplegados a nivel urbano y rural. Los expertos ven cada vez más cercana la necesidad de salir de “cloud computing” y llevar el procesamiento y la analítica al propio dispositivo o mini centro de datos. Así al menos lo está comenzando a exigir el mercado de la nueva ola tecnológica de IoT e inteligencia artificial.

Esto permite determinar qué información debe almacenarse localmente y cuál necesita ser enviada a la nube para ser usada posteriormente. Ello se traduce en una mayor eficiencia de la infraestructura tecnológica de cualquier organización, al proporcionar procesamiento de datos en tiempo real, reducción del tráfico, menores costes operativos y mejor rendimiento de las aplicaciones.

Las infraestructuras de escritorio virtual basadas en la nube, evita que los usuarios almacenen información sensible para el negocio en sus dispositivosPor último, la compañía señala la generalización de infraestructuras de escritorio virtual basadas en la nube, como otra de las tendencias para el año que empieza. Esta tecnología evita que los usuarios almacenen información sensible para el negocio en sus dispositivos, lo cual facilita su protección contra el malware o los problemas de seguridad derivados de la pérdida o robo del equipo.

La rentabilización de los costos fijos de infraestructura es uno de los motivos más importantes que aducen las empresas cuando se plantean virtualizar sus sistemas. Adoptar una solución Virtual Desktop Infraestructure (VDI) hace posible mejorar los  procesos de negocio, para que éstos resulten más eficientes, ágiles y económicos. Para implementar un Escritorio Virtual como Flexxible Desktop, sólo se necesita una conexión estándar a Internet, facilitándose enormemente toda la operativa empresarial.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here