Cuidado, compartimos demasiada información personal online

Riesgos de compartir información personal

Todos los sistemas informáticos que operan en el mundo, asegurando nuestra información financiera, protegiendo nuestra privacidad, nuestros datos, etc., tienen un punto débil y crítico contra el que no hay remedio que valga, ya que dependen de  la actitud de las personas que los utilizan. Como seres humanos somos mayoritariamente sociables y por tanto dados a entablar y mantener relaciones con nuestros vecinos, con nuestro círculo de amistades y, en estas últimas décadas, con nuevas “amistades” en el ciberespacio.

Ejemplos sobran. Estudios sobre pautas de comportamiento coinciden en que, si alguna vez un usuario equis ha aceptado la solicitud de un desconocido que ofrece amistad en Facebook, incluso alguien con quien comparte contactos, ese usuario empieza a convertirse en parte del problema.

También está comprobado que si alguien tiene información sobre nosotros, somos más propensos a confiar en esa persona, si está relacionada con alguien que conocemos o pensamos que conocemos. Eso ha ayudado a los hackers a refinar sus ataques de phishing, mediante los cuales llenan bandejas de entradas con correos electrónicos corporativos cuyos mensajes personalizados hacen que parezcan más creíbles.

Por lo tanto no es de extrañar que compartir información o fotos en plataformas sociales, como Facebook o Instagram se ha convertido en algo habitual para muchas personas. Un reciente informe  de Kaspersky Lab quiere concienciar a los usuarios sobre la cantidad de información personal que estamos compartiendo en abierto. El estudio muestra que la mayoría de los españoles (91,5%) comparte información digitalmente, con un 64,4% compartiendo fotos y vídeos de sus hijos, y el 53,6% compartiendo algún tipo de vídeos o fotos delicadas, suyas o de terceros. Estas costumbres se agudizan entre las generaciones más jóvenes que dejan gran cantidad de información personal al alcance de extraños.

Ciberataques en el sector financiero

De forma equivocada, casi la mitad (45%) de los usuarios de internet en nuestro país permite que su información sea pública, sin darse cuenta que de este modo puede escapar de su control. Una de cada cinco personas admite que comparte información delicada con personas que no conoce bien, lo que limita su capacidad de controlar cómo la utilizan. Además, ahí están las cifras, los usuarios españoles se exponen al robo de identidad o ataques financieros cuando comparten información financiera o de pagos  (33,3%), su DNI, carnet de conducir o cualquier otro tipo de documentación personal escaneada (41,4%), o contraseñas (29,3%).

Estas conclusiones forman parte del informe de Kaspersky Lab titulado “My Precious Data: Stranger Danger” que estudia los hábitos de compartir datos. El estudio ha detectado que las personas no sólo comparten datos, sino también dispositivos que almacenan información. De hecho, el 7,5% reconoce haber compartido con un extraño el código de acceso a sus dispositivos, y uno de cada seis (15,6%) ha dejado sus dispositivos abiertos y sin supervisión delante de un grupo de personas. Más aún, cerca del 16% ha dejado que otra persona dispusiera de su dispositivo por algún tiempo.

Alfonso Ramírez, director general de Kaspersky Lab Iberia
Alfonso Ramírez, director general de Kaspersky Lab Iberia

“Compartir los datos personales es un hábito muy peligroso que debemos evitar”, comenta Alfonso Ramírez, director general de Kaspersky Lab Iberia. «En la actualidad, compartir información con otros nunca había sido tan fácil y, en muchos sentidos, es para lo que se creó Internet. Pero al difundir información importante y sensible con otras personas, y con tan sólo presionar un botón, estamos renunciando a su control, porque no podemos saber dónde acabará esa información y cómo será utilizada. Los usuarios ponen sus datos, y a veces dispositivos donde los almacenan, literalmente en manos de terceros”.

El estudio muestra que los jóvenes españoles son los que más fácilmente comparten fotos privadas y sensibles, tanto de ellos como de terceros. Un 52,4% de éstos de entre 16 y 24 años admiten que así lo hacen, frente al 38,3% de los mayores de 55 años. Esta situación se reproduce con la información financiera, con un 42,3% de los españoles entre los 16 y 24 años compartiendo datos, frente al 31% de los mayores de 55 años.

“Si bien no es realista esperar que los usuarios de Internet dejen de compartir fotos, detalles personales o cualquier otro tipo de información, hay que insistir en que los usuarios se lo piensen dos veces antes de compartir públicamente información importante. También queremos animar a los usuarios de Internet a que pongan en marcha las medidas de seguridad necesarias para proteger sus datos y su privacidad, evitando que dispositivos o datos puedan caer en manos equivocadas”, concluye Ramírez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.