Un desafío pendiente: reindustrializar la economía

iiR España

La conferencia que el pasado 21 de abril organizó en Madrid la consultora iiR sobre la digitalización de la economía española, ha sido un nuevo toque de atención al urgente desafío que tiene nuestro país, acometer una concreta política de reindustrialización. Durante el evento, más de 80 profesionales de fábrica manifestaron su preocupación por la urgencia de un  liderazgo activo que  impulse la transformación del sector industrial español, mientras dialogaban y analizaban una situación que exige marcar pautas de comportamiento y actuación para un área vital de la economía.

El titular de la convocatoria no admitía dudas “Fábrica Inteligente & Conectada- Hacia la Industria 4.0”. Es evidente que si los países con un sector industrial fuerte afrontan mejor la crisis que el resto, resulta lógico, tras años de ceder terreno en favor de los servicios y países emergentes, volver a situar a la industria en el corazón de la política económica. Este es un planteamiento sobre el que la UE viene alertando hace ya algunos años. Objetivo, que el peso de  la trama industrial en el PIB vuelva a situarse en el 20% para el año 2020.

En lo que a nuestro país respecta, durante el último año se han venido publicado estudios sobre la forma como debe España afrontar el proceso de reindustrialización, existiendo un elevado nivel de acuerdo sobre las principales reformas que debe poner en marcha la Administración (energía, laboral, educación, mercado interior, exterior…), temas sobre los que se está trabajando con cierta intensidad, pero también hay que analizar y definir  más a fondo el papel del sector empresarial.


Las empresas industriales deben de ser protagonistas de la estrategia de reindustrialización, centrándose para ello en dos estrategias concretas: en qué subsectores y actividades dentro del ciclo productivo debe competir la industria española, y de qué manera superar los clásicos problemas: tamaño, productividad y escasa I+D.


Sectores, subsectores y actividades para los que ya está provocando la aparición de profesiones hasta ahora inexistentes en su mayoría, lo que obliga a trabajadores y estudiantes a desarrollar nuevas capacidades. La Comisión Europea prevé que en 2020, existirá una demanda no cubierta de profesionales de las TIC que sitúa entre 730.000 y 1.350.000  empleos.

De momento al menos las empresas industriales españolas disponen de infraestructura digital para afrontar esta cuarta revolución. Según el estudio “Sociedad de la Información en España” publicado recientemente por la Fundación Telefónica, el 97,7% dispone de Internet, casi todas de banda ancha.  Aunque menos de las mitad de las empresas con menos de diez empleados aplican las herramientas TIC a sus procesos internos. El cambio va a ser fuerte.

Probando Smart Glasses en iiR España
Probando Smart Glasses en iiR España

En el encuentro se demostró que las fábricas españolas han aceptado el reto y que en su mayoría se encaminan hacia una nueva Revolución Industrial. Hacia una transformación total de los procesos productivos que permitirá a los profesionales del Sector adaptarse a las exigencias de un mercado global.  Por ello “Fábrica Inteligente & Conectada. Hacia la Industria 4.0”, fue una jornada positiva para todos los profesionales de fábrica enfrentados al reto de llevar a cabo la transformación digital de sus factorías, comentan responsables de iiR, agregando que “los protagonistas de esta nueva industria demostraron a los asistentes cómo están consiguiendo optimizar sus recursos gracias a la implementación de procesos productivos integrados, colaborativos y flexibles”.


Durante la jornada los distintos profesionales de empresas como Nestlé, Iberdrola, Pfizer, Sesderma, Air Liquide, SPB, Kellogg Manufactoring, FAC Seguridad y Trasluz, animaron a sus colegas a impulsar el desarrollo de habilitadores tecnológicos e integrarlos en sus procesos productivos pero sin olvidar en ningún momento que una Fábrica Inteligente, lo es, gracias a las personas que trabajan con esas máquinas y que son capaces de transformar la información en una mejora continua.


Al mismo tiempo los ponentes demostraron sus experiencias prácticas en Lean Manufacturing, World Class Manufacturing, Six Sigma, 5S, Manufacturing Planing y Ciberseguridad.  Además presentaron las últimas novedades en Robótica, Inteligencia Artificial, Realidad Aumentada e IoT, habilitadores digitales imprescindibles para la 4ª revolución industrial.

La presentación la inició Pablo Oliete presidente de la Comisión de Industria 4.0 de Ametic, insistiendo en la imperiosa necesidad de debatir sobre la reindustrialización de España a través de la Industria 4.0 e Internet de las cosas, para lo que presentó sus principios básicos: interoperabilidad, virtualización, descentralización, el tiempo real, el servicio y la modularidad, sin olvidar su principal objetivo, fabricar más, mejor y más barato.

Fernando Jiménez de SRG Global Europe y Ángel García Bombín de Sonae Industria debatieron sobre Industrial Big Data y subrayaron el desafío que supone enfrentarse a millones de indicadores que van informando en tiempo real lo que pasa en fábrica, a la vez que insistieron en lo trascendental que es saber preguntar y filtrar la información relevante, siempre que se sepa interpretar los datos obtenidos.

Muy interesantes resultaron también los casos prácticos de Pfizer, que ofreció su experiencia piloto en la utilización de Realidad Aumentada para los procesos de limpieza. Rocío Martín-Ten, Process Automation Manager, sorprendió con una ilustrativa ponencia “Cómo utilizar la Realidad Aumentada para mejorar los procesos de producción. Objetivo: 0 defectos”, tras la cual enseñó a la audiencia las Smart Glasses con las que están trabajando como soporte a la estandarización de procesos. En este caso concreto “las tecnologías de vanguardia recuerdan a los operadores todas las tareas de control a realizar en el cambio de modelo en una línea de producción”.

Por su parte Mariano Girona de Sesderma explicó cómo habían sido capaces de adaptar su proceso productivo a las necesidades del cliente prácticamente en tiempo real. Mientras que Oriol Fortià  de AEtech habló de las funcionalidades de MES y de las ventajas que reporta un entorno Cloud para controlar los costes y desvincular a los profesionales de planta de las incidencias que surgen en el seguimiento de los sistemas.

Sin duda la fabricación aditiva, la robótica, la realidad aumentada, Cloud, Big Data, IOT y Machine Learning serán las tecnologías que revolucionarán las plantas industriales del futuro. Sin embargo, los ponentes que participaron en la mesa de Ciberseguridad presentaron y demostraron que la Seguridad es un “must” para las plantas y que toda inversión tecnológica tiene que ir acompañada de unos sistemas robustos de seguridad que eviten ciberataques que pongan en peligro la actividad de la Planta.

  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.