Detección inteligente IoT de Fujitsu mejora la atención del paciente

Fujitsu, implementa una solución avanzada de Internet de las Cosas (IoT) para el Hospital Slingeland

En cualquier sociedad la atención médica constituye un servicio imprescindible y cada vez más demandado. A diario vemos como en grandes ciudades, poblaciones en crecimiento, amplias regiones agrarias, etc., se incrementa la necesidad de médicos, enfermeras, medicamentos e instalaciones. Sean estos últimos centros de primeros auxilios o bien hospitales que ofrezcan una atención para urgencias, enfermedades graves y/o procedimientos que precisan personal y equipos especializados. Con el fin de satisfacer estas demandas, muchos de los nuevos centros médicos están integrando lo último en tecnología, incorporando sistemas inteligentes, automatización, dispositivos y técnicas respetuosas con el medio ambiente.

Mientras la población necesitada crece y va congestionando muchos centros, los recursos no lo hacen al mismo ritmo, motivando entre otras cosas, que se vayan  abriendo paso diversas e innovadoras soluciones digitales. Una serie de nuevas y poderosas herramientas sanitarias —desde accesorios para diagnóstico de una infección  intestinal hasta una aplicación capaz de monitorear la salud mental, por ejemplo —  están reduciendo paulatinamente nuestra necesidad de recurrir a la consulta del médico, a la vez que rebajan costos en atención hospitalaria, aceleran el ritmo de la atención al paciente y dan más conocimiento y tranquilidad a estos. Pese a sus excelentes resultados y aunque la digitalización no sustituirá definitivamente a los médicos, la relación paciente/sanidad está cambiando, ya que ofrece una gama cada vez más amplia de posibilidades de diagnósticos y tratamientos a distancia.

Con sensores que monitorizan los signos vitales tanto de día como de noche, por ejemplo, el personal de enfermería comienza a controlar continuamente el estado de los pacientes a través de dispositivos móviles, eliminando la necesidad de chequeos manuales y liberando tiempo para la atención de los mismos.

Fujitsu, implementa una solución avanzada de Internet de las Cosas (IoT) para el Hospital Slingeland

Es el caso de Fujitsu, que ha implementado recientemente una solución avanzada de Internet de las Cosas (IoT) para el Hospital Slingeland, situado en la ciudad holandesa de Doetinchem. Esta solución utiliza sensores para permitir al personal de enfermería monitorear continuamente los signos vitales de los pacientes, proporcionando la información necesaria para respaldar decisiones médicas y mejorar la calidad de atención. Los resultados han incrementado notablemente los resultados de los tiempos de tratamiento, ya que estos se reducen y la planificación del personal es más efectiva.

En el marco de esta solución creada por Fujitsu y el Hospital Slingeland, el centro hospitalario aportó detalles sobre los requisitos de control de atención médica y Fujitsu su experiencia en IoT. Los pacientes recién llegados se equipan con dos pequeños sensores: un modesto “parche de salud” que se aplica en el pecho y un monitor de presión arterial inalámbrico. Con ellos se controlan los signos vitales claves, las 24 horas del día, los 7 días de la semana, independientemente del lugar del hospital en el que se encuentre el paciente.

Los sensores monitorizan continuamente los signos vitales, como el latido cardiaco, la presión arterial y la frecuencia respiratoria, mientras que otros sensores adicionales situados bajo la cama rastrean los patrones de sueño y los signos vitales de los pacientes durante la noche. Esta sencilla información elimina la necesidad de realizar comprobaciones manuales frecuentes, liberando más tiempo para la atención del paciente. La habilidad de rastrear tendencias en los signos vitales o detectar inmediatamente el deterioro de la condición de un paciente, significa que los equipos médicos pueden intervenir más rápidamente ante cualquier urgencia.

Gracias al éxito de este proyecto, el Hospital Slingeland planea extender la tecnología a departamentos adicionales y también incluirá el uso de parches de salud para monitorear el bienestar y la recuperación de los pacientes que han sido sometidos a cirugía, incluso después de que sean dados de alta del hospital. En la fase uno del proyecto, los datos se intercambiaron con una aplicación de entrenador personal de salud. En la segunda fase, los datos también estarán disponibles a través del sistema de información del hospital.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.