Dos de cada tres pymes se enfrentan a una infraestructura TI muy compleja

A medida que las empresas crecen e incrementan su actividad comienzan a producirse e intensificarse problemas e incidentes relacionados con la gestión y la ciberseguridad que afectan la continuidad del negocio, incrementados por el uso de smartphones, dispositivos móviles, informática en la nube, IoT, etc.

A medida que las empresas crecen e incrementan su actividad, recurren con mayor frecuencia a nuevas herramientas de negocio y a servicios en la nube, en un intento de hacer que la actividad de sus empleados sea más eficiente y flexible, así como también a reducir los gastos. Pero es a partir de este momento también, cuando comienzan a producirse e intensificarse problemas e incidentes relacionados con la gestión y la ciberseguridad  que afectan la continuidad del negocio, incrementados por el uso de smartphones,  dispositivos móviles, informática en la nube, IoT o la gestión de grandes cantidades de datos. A medida que el trabajo se vuelve más complejo y cualificado, se necesitan nuevas competencias tecnológicas.

En este ámbito, tanto las empresas más pequeñas como aquellas que atraviesan una fase de rápido crecimiento ven en las tecnologías cloud una gran oportunidad para gestionar sus negocios de manera más eficiente y rentable. Basta con ver las cifras. La mitad (50%) de las empresas de hasta 49 trabajadores y el 40% de aquellas entre 50 a 249 cuentan con empleados que trabajan habitualmente en remoto, y necesitan acceder a datos y aplicaciones a través de la nube. Es decir, a medida que las empresas crecen, experimentan una creciente necesidad de servicios en la nube: el 73% de las pymes y el 56% de las micro pymes utilizan al menos un servicio en la nube. Entre las herramientas SaaS más populares por ejemplo, se encuentran los servicios de correo electrónico, almacenamiento de documentos y colaboración, finanzas y contabilidad.

Pero también hay que tener en cuenta que el uso de la nube conlleva también un efecto secundario: las infraestructuras TI en las organizaciones están consolidando cada vez más servicios y aplicaciones, aunque en muchas ocasiones no alcanzan unos niveles de control y de visibilidad adecuados. Resultado, el 66% de las empresas de menos de 250 empleados experimentan dificultades para administrar estas infraestructuras TI tan heterogéneas.

Las infraestructuras TI en las organizaciones están consolidando cada vez más servicios y aplicaciones, aunque en muchas ocasiones no alcanzan unos niveles de control y de visibilidad adecuados

Esta creciente complejidad exige que las pymes adopten un nuevo enfoque para la gestión de su infraestructura. El problema, sin embargo,  es que los especialistas internos no siempre poseen la suficiente experiencia como para poder enfrentarse con éxito a este desafío. Así entonces, el 14% de las empresas entre 50 y 249 empleados confía la gestión de seguridad TI a personal que no es especialista en TI. Esto puede dar lugar a la aparición de riesgos reales para la ciberseguridad de las empresas, que no siempre pueden o tienen tiempo para evaluar correctamente, al concentrar la mayor parte de su atención en el desarrollo de sus negocios.

Maxim Frolov, vicepresidente comercial de Kaspersky Lab
Maxim Frolov, vicepresidente comercial de Kaspersky Lab

“Para disfrutar de las ventajas del cloud computing, independientemente de la etapa de crecimiento en la que se encuentren, las empresas necesitan administrar con eficacia la variedad de plataformas y servicios en la nube que utilizan. Para ello es imprescindible poder identificar claramente quién es responsable de la ciberseguridad de las infraestructuras TI, que por otro lado siguen aumentando en complejidad. Ya sea que estén administradas por personal de la plantilla o por un asesor externo de confianza, la ciberseguridad no puede dejarse de lado”, ha dicho Maxim Frolov, vicepresidente comercial de Kaspersky Lab. “Todas las empresas deben, por tanto, establecer una responsabilidad concreta dentro de la cual la seguridad de las plataformas en la nube, los datos confidenciales y los procesos comerciales estén controlados”.

Incluso si las funciones de seguridad de la información se consideran secundarias para el crecimiento de su actividad, las pymes son conscientes de lo importante que es para ellas securizar la información valiosa de sus clientes. Tanto para las micro pymes como las pymes, la seguridad de los datos es el principal reto al que tienen que enfrentarse. Para el 49% de las micropymes y el 64% de las pymes, los datos de los clientes se almacenan en los dispositivos móviles de los empleados. La filtración de estos datos tiene el potencial no solo de dañar la reputación de la compañía, sino también generar pérdidas económicas derivadas de litigios y reclamaciones. Mientras que las empresas de un tamaño grande cuentan con recursos de reserva para superar estos problemas, las pequeñas y medianas podrían enfrentarse a consecuencias dramáticas, como interrupciones en la operativa o incluso pérdidas de negocios.

Previsiones Kaspersky 2018

Si bien las pequeñas empresas están perfectamente al tanto del problema, no tienen una idea clara de quién es la responsabilidad de estos activos desde que se procesan en servicios en la nube. Es decir, diseñar la arquitectura tecnológica del negocio en la nube, gestionar proyectos digitales, gestionar el riesgo digital o la continuidad del negocio, etc. Las empresas de hasta 49 empleados muestran una actitud inquietante ante el problema. Por ejemplo, casi 2/3 (64%) de las micro pymes encuestadas están convencidas de que el proveedor es el responsable de la seguridad de las aplicaciones de intercambio de documentos, opinión compartida por el 56% de las pequeñas y medianas empresas encuestadas.

Para que la ciberseguridad se mantenga en cada fase del crecimiento de la actividad de la empresa, Kaspersky Lab ofrece un porfolio de soluciones desarrollado específicamente para organizaciones de todos los tamaños, desde las pequeñas empresas emergentes hasta empresas en crecimiento y más maduras. De acuerdo con la creciente tendencia al uso del cloud, la cartera de Kaspersky Lab incluye soluciones de seguridad que se pueden implementar y administrar desde la nube, así como productos especiales para proteger las aplicaciones en la nube.

Para obtener más detalles de los retos con los que se tienen que enfrentar las pequeñas y medianas empresas a medida que crecen y adoptan tecnologías cloud, puedes leer su último estudio

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.