El primer autobús autónomo de Estocolmo utiliza tecnología Ericsson

Autobús autónomo, prototipo de autobús lanzadera sin conductor que ha comenzado a circular en Estocolmo compartiendo calzada con peatones, ciclistas y otros vehículos

La capital sueca ha sido la elegida para iniciar las primeras pruebas con autobuses lanzadera sin conductor y en condiciones de circulación reales.  Se trata de un prototipo de autobús lanzadera sin conductor que hace pocos días ha comenzado a circular en Estocolmo compartiendo calzada con peatones, ciclistas y otros vehículos. Esta iniciativa es parte de un proyecto de conducción autónoma puesto en marcha por la empresa sueca Nobina Tech, con tecnología de Ericsson, proyecto en el que participan socios locales como SJ, la Ciudad de Estocolmo, Klövern, el Instituto Tecnológico Sueco (KTH) y Urban ICT Arena.

Con una velocidad máxima de 24 km/h, estos autobuses autónomos ofrecen una visión bastante aproximada de lo que será el futuro del transporte urbano. Objetivo, probar estos vehículos durante un mayor periodo de tiempo en carreteras públicas en situaciones de tráfico real.  Esta iniciativa obviamente responde a una demanda que comienza a surgir y materializarse en diversas partes del mundo, aunque lógicamente con diversos resultados.

Estos autobuses autónomos forman parte del proyecto de innovación Drive Sweden. Lanzado en 2015, se trata de una iniciativa estratégica de innovación emprendida por el gobierno sueco que reúne a socios de todos los sectores de la sociedad para afrontar los desafíos y oportunidades de la seguridad vial, la adaptación de las infraestructuras y la normativa sobre transporte.

Sobre la reciente iniciativa del proyecto de conducción autónoma, la prueba se ha desarrollado en condiciones climatológicas cambiantes, testándose también el control y la respuesta humana en remoto. A estos efectos Ericsson ofrece su solución de Transporte Urbano Conectado, que incluye monitorización de los autobuses autónomos. En esta fase de pruebas de 6 meses se probará la conectividad de los vehículos a una red 5G.

Autobús autónomo, se trata de un prototipo de autobús lanzadera sin conductor que hace pocos días ha comenzado a circular en Estocolmo compartiendo calzada con peatones, ciclistas y otros vehículos

Valorar esta iniciativa exige partir de la base que en un ámbito como la circulación de vehículos – urbano o no – donde la movilidad suele ser complicada  y las infraestructuras complejas,  por lo que cualquier tecnología que se base en nuevos estándares de infraestructura conlleva una serie de riesgos y problemas sobre los que es necesario continuar investigando y avanzando. En otras palabras, se requieren enormes cambios y grandes inversiones, sin olvidar que su penetración en el mercado es lenta.

En este ámbito Ericsson viene jugando un significativo papel de vanguardia. En abril de 2016 por ejemplo, anunció un acuerdo con el programa de Diseño y Gestión de Sistemas del Massachusetts Institute of Technology (MIT) de Boston para crear conjuntamente soluciones innovadoras en el proyecto de Conducción Autónoma – Movilidad Predictiva de Ericsson. La colaboración es el resultado del notable interés mostrado por los estudiantes mediante su voto en el evento SDM Project Forum and Core Technology Showcase que tuvo lugar en enero en el Media Lab del MIT. De modo que Ericsson y el MIT acordaron trabajar juntos también para explorar otras formas de colaboración futuras.

El Proyecto de Conducción Autónoma de Ericsson se basó en una interpretación innovadora del software al combinar datos y análisis, permitiendo a la multinacional sueca comprender mejor el contexto, el perfil del conductor y la disponibilidad de la red para soportar la instalación de aplicaciones en el coche autónomo, incluyendo streaming inteligente. Uno de los muchos desafíos del programa que hubo que resolver era cómo interpretar con seguridad la identidad del conductor para entender mejor sus preferencias y comportamiento, de modo que el equipo del proyecto SDM del MIT trabajó con Ericsson para definir y diseñar este “módulo de identidad”.

En este sentido Ericsson ha demostrado un compromiso permanente con la mejora de la movilidad pública. A fines del pasado año la ciudad de Dallas (USA) eligió a la compañía para instalar y alojar un Sistema Avanzado de Gestión de Tráfico (ATMS) basado en la solución de Transporte Urbano Conectado de la compañía.  El objetivo es lograr un sistema de tráfico con una interfaz intuitiva y fácil de usar para automatizar y facilitar su monitorización, gestión, mantenimiento y rendimiento del sistema a través de todos los departamentos, así como entre ciudades y condados.

La solución de Transporte Urbano Conectado proporcionará a Dallas y ciudades colindantes capacidad para agregar y analizar datos diversos y en tiempo real desde sensores de tráfico y cámaras para controlar de modo dinámico semáforos, luces intermitentes en colegios y paneles de mensajes variables. La implementación comenzó a finales de 2017 y el sistema estará plenamente operativo para 2020.

Como muestra adicional del esfuerzo de Ericsson en este terreno, recordemos que durante el congreso de la UITP de Milán en 2014 la compañía presentó su concepto de parada de autobús conectada, que combina la conectividad con la optimización para ofrecer un mejor servicio informativo al viajero. El sistema incorpora tecnología 3G, LTE o WiFi small cell, que ofrece a los operadores de transporte público una fuente adicional de ingresos, ya que puede cederse a los operadores de telecomunicaciones móviles como modo para densificar sus redes.

Además de los usos convencionales de banda ancha móvil, la parada incluye funciones particularmente útiles para los viajeros como pantallas con información en tiempo real sobre movimientos de autobuses, pantallas táctiles con acceso.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.