En el futuro serán los dispositivos los que te conocerán a ti

Predicciones del 7º informe anual de Ericsson 10 tendencias de consumo para 2018

A mediados de 2011 INTEL encargó a un grupo de autores de ciencia ficción una serie de breves historias en las que se les pidió que imaginasen el uso futuro de las tecnologías de la información. El resultado fue la colección de cuentos “The Tomorow Proyect” (El proyecto del mañana) que pretendía registrar las percepciones que el colectivo tenía sobre las líneas de investigación de la empresa.

Objetivo, captar y definir las demandas de los consumidores, consecuentemente del mercado, con el fin de lograr posicionar sus productos en un futuro. Esta información permitiría definir orientaciones de equipos y sistemas en los que la empresa participaba directa o indirectamente, concretando innovaciones que comenzaban a diseñarse. Brian David Johnson, el futurólogo encargado de la coordinación de este trabajo, manifestó “Lo que nos proporciona la ciencia ficción es una forma de reflexionar sobre las implicaciones de las tecnologías que se están diseñando y fabricando para las aquellas personas que las utilizarán”.

Y en tiempos como los que vivimos valorar la visión futurista de investigaciones y desarrollos, propios o no, pero sobre todo relacionados con sus mercados y áreas de influencia resulta vital para empresas, organismos, gobiernos, etc. Ejemplos sobran. Ahí está el caso del escritor de ciencia ficción, Arthur C. Clarke, inventor del satélite de comunicaciones. En 1947, 10 años antes de que fuera lanzado el primer satélite espacial, Clarke calculó que un satélite que estuviera a 37.000 kilómetros sobre el Ecuador podría mantenerse estacionario en el cielo. De esa idea – publicada en la revista «Wireless World»- se derivó lo que hoy en día es una red global de satélites. O de la película «2001: Odisea del Espacio», desarrollada conjuntamente por Clarke y el director Stanley Kubrick. La famosa computadora Hal 9.000 es una maravillosa precursora de la inteligencia artificial: entendía cuando le hablaban, vencía a los humanos en ajedrez, reconocía rostros y exploraba el razonamiento moral. La ciencia ficción trata tanto de ciencia social como de tecnología.

Predicciones del 7º informe anual de Ericsson 10 tendencias de consumo para 2018

Así entonces, no puede extrañar que temas como que los consumidores esperan poder interactuar cada vez más con los dispositivos utilizando su propio cuerpo, o que el lenguaje corporal, la expresión facial y la entonación facilitarán el control a través de la voz y el tacto en la interacción del usuario con los dispositivos, favoreciendo una adaptación cada vez más rápida a los cambios tecnológicos, predicciones del 7º informe anual de Ericsson 10 tendencias de consumo para 2018 y más allá.

Las opiniones de este informe están basadas en las investigaciones globales del ConsumerLab de Ericsson desde hace más de 22 años, por lo que en esta edición reflejan los datos de una encuesta online realizada en octubre de 2017 a usuarios avanzados de Internet en 10 ciudades influyentes de todo el mundo. Aunque el estudio solo representa a 30 millones de ciudadanos, su perfil de nuevos entrantes les hace relevantes para comprender las futuras tendencias tecnológicas.

Michael Björn, director de Investigación del Ericsson ConsumerLab
Michael Björn, director de Investigación del
Ericsson ConsumerLab

Michael Björn, director de Investigación del Ericsson ConsumerLab, advierte que “estamos entrando en un futuro en el que los dispositivos no tengan botones ni interruptores, ni necesiten estar controlados digitalmente con el smartphone. De hecho, este será un cambio necesario, pues sería difícil que las personas aprendan una nueva interfaz de usuario para cada dispositivo que se conecte al Internet de las Cosas”.

“Hoy en día” agrega, “tenemos que conocer todos los entresijos de los dispositivos que usamos. En cambio, en el futuro serán los dispositivos los que te conocerán a ti. Para hacer esto realidad, los dispositivos han de ser capaces de transmitir datos complejos de interacción humana al procesamiento en la nube, y responder de manera intuitiva en milisegundos, incrementando las necesidades de conectividad de la siguiente generación”.

Según Ericsson, estas serían las principales tendencias de 2018 y más allá:

1. El cuerpo es la interfaz de usuario: Más de la mitad de los actuales usuarios de asistentes de voz inteligentes creen que usaremos el lenguaje corporal, la expresión, la entonación y el tacto para interactuar con dispositivos tecnológicos igual que si fueran humanos. Dos de cada tres usuarios creen que esto sucederá en menos de tres años.

2. Audición aumentada: Un 63% desearían que los auriculares pudieran traducir idiomas en tiempo real. A un 52% les gustaría silenciar el ronquido de un familiar.

3. Novatos para siempre: Un 30% afirman que la nueva tecnología les hace difícil mantener al día sus habilidades. Pero también les hace expertos instantáneos. Un 46% aseguran que Internet les permite aprender y olvidar habilidades más rápidamente que nunca.

4. Redes sociales en directo: Las redes sociales están siendo invadidas por las cadenas tradicionales, pero la mitad de los consumidores aseguran que la Inteligencia Artificial será útil para comprobar datos subidos a las redes sociales.

5. Anuncios inteligentes: Los anuncios podrían volverse demasiado inteligentes en su propio beneficio. Más de la mitad de los usuarios de Realidad Aumentada y Realidad Virtual creen que los anuncios serán tan realistas que llegarán incluso a sustituir a los propios productos.

Predicciones del 7º informe anual de Ericsson 10 tendencias de consumo para 2018

6. Comunicación ‘fantasma’: Un 50% piensan que les puede asustar no poder distinguir entre un ser humano y una máquina. Pero un 40% también se espantaría con un smartphone capaz de reaccionar ante su estado de ánimo.

7. La sociedad del ocio: Un 32% de estudiantes y trabajadores no creen que necesiten trabajar para dar sentido a su vida. Un 40% preferirían un robot que trabaje y gane dinero por ellos, y tener así más tiempo libre.

8. Tu foto es una habitación: Supón que puedas entrar dentro de una foto y revivir un
recuerdo. Un 75% creen que en solo cinco años podrán usar la realidad virtual para “andar” por el interior de la foto de un smartphone.

9. Calles en el aire: Las calles de una ciudad están colapsadas por el tráfico, pero el cielo está libre. Un 39% piensan que su ciudad necesita una red de carreteras para drones y vehículos volantes. Pero son casi los mismos que temen que un dron les golpee en la cabeza.

10. Futuro con carga: El mundo conectado necesitará energía móvil. 8 de cada 10 creen que en solo cinco años tendremos baterías de larga duración que acaben con los problemas para cargar los dispositivos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.