Endesa apoya a Barcelona en su apuesta por la movilidad eléctrica

Autobuses eléctricos Barcelona ENDESA

Dos nuevos equipos de recarga ultrarrápidos con pantógrafos para los autobuses eléctricos de la línea H16 de TMB de Barcelona, que conecta el Fórum con la Zona Franca. Estos serán instalados por “Endesa X”, nueva línea de negocio de esta compañía con la que busca liderar el cambio hacia la electrificación del parque de vehículos en España, ayudando a la democratización de la movilidad eléctrica. Objetivo, garantizar la carga de los 22 autobuses de TMB que actualmente circulan por esta línea metropolitana y dar un mejor servicio a los viajeros.

Este sistema de carga ultrarrápida es una pieza clave de la apuesta por la electrificación del transporte urbano de Barcelona, ya que TMB prevé a medio plazo la reconversión a cero emisiones de otras líneas de autobús de elevada utilización como la V13 y la H12. TMB continuará priorizando la adquisición de los autobuses más limpios que pueda ofrecer la industria en cada momento y así conseguir, en el horizonte del año 2030, que su flota esté compuesta únicamente por vehículos eléctricos, híbridos o de gas natural comprimido.

Endesa por su parte, comprometida con el desarrollo sostenible y plenamente consciente de los retos energéticos a los que la sociedad se enfrenta, continúa promoviendo la electricidad como el vector energético capaz de conciliar unos requerimientos medioambientales y de eficiencia cada vez más exigentes con la cobertura de las necesidades energéticas de los ciudadanos. Su primer gran compromiso es el Plan de Infraestructuras de Recarga, que supondrá el despliegue de más de 8.500 puntos de recarga pública entre 2019 y 2023, con una inversión de 65 millones de euros.

Actualmente, la línea H16 ya está dotada de una estación de recarga eléctrica en cada uno de los extremos de la línea (Zona Franca-Cisell y UPC-Campus Diagonal Besòs), que fueron instalados también por Endesa hace tres años y fueron pioneros en España y Europa. Con los dos nuevos pantógrafos, que se instalarán también al principio y final del recorrido de 12 kilómetros, se reforzará la infraestructura de recarga en consonancia con el incremento de oferta de esta línea, que ha pasado de tener 20 unidades estándar en 2014, cuando se puso en marcha con el recorrido actual, a los 22 articulados actuales.

 

La carga ultrarrápida por pantógrafo se lleva a cabo a partir de dos elementos: el cargador, un pilar de cinco metros de altura aproximadamente, similar a una farola, que está instalado al inicio y final de la línea para aprovechar los tiempos de parada del autobús y no interferir en los horarios del recorrido; y el pantógrafo, una especie de brazo mecánico retráctil ubicado en el techo del autobús, que se despliega y se acopla al cargador para iniciar la carga.

Los pantógrafos son sistemas ultrarrápidos (500 kW de potencia) que cargan el 80% de capacidad de la batería en un tiempo estimado de entre cinco y ocho minutos. Se trata de una cantidad de carga suficiente para emprender de nuevo el recorrido. Un recorrido completo necesita, normalmente, entre un 40% y un 80% de la batería, en función de las condiciones.

Por la noche, con los autobuses ya están aparcados en cocheras, los vehículos recuperan el 100% de las baterías, en unas tres o cuatro horas, y están a pleno rendimiento para comenzar la jornada al día siguiente. Para ello, Endesa instaló en las cocheras de TMB 7 puntos de carga rápida (50kW) que complementan la carga de los autobuses aprovechando el horario nocturno. La línea de autobuses metropolitanos H16 une el Fórum de Barcelona con la Zona Franca, trazando una línea paralela al mar que pasa por Poblenou, la Villa Olímpica, la plaza de Cataluña y la plaza de España, de unos 12 kilómetros de longitud.

Datos para un informe

Un plan de dos fases

1. Durante los dos primeros años (2019-2020), se establecerá una red de 2.000 puntos de recarga que conectarán las principales ciudades (de más de 35.000 habitantes) y carreteras, cubriendo los 15.000 kilómetros de vías principales y áreas urbanas, garantizando que el 75% de la población dispondrá de infraestructuras públicas de recarga en su municipio. Esto permitirá tener siempre un punto de recarga a menos de a 100 kilómetros.

2. En la segunda fase (2021- 2023), se instalarán más de 6.500 nuevos puntos de recarga de acceso público (en centros comerciales, parkings, cadenas hoteleras, áreas de servicio, vía pública, etc.) para acompañar el crecimiento del mercado del vehículo eléctrico, dotando de mayor cobertura de infraestructura las zonas urbanas y los principales nodos estratégicos de comunicación, incluyendo las islas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.