Nos enfrentamos a un crimen bien organizado y coordinado

Eugene Kaspersky, CEO de Kaspersky Lab

Ante gran cantidad de profesionales del sector, incluídos periodistas de unos 60 medios y 19 nacionalidades, Eugene Kaspersky –  CEO de Kaspersky Lab, una de las cuatro mayores empresas de seguridad cibernética del mundo -, utilizando sencillos ejemplos, sin extraviarse en tecnicismos ni rehuir preguntas, analizó y expuso sus puntos de vista sobre el momento actual del ciberdelito y sus tendencias, durante su conferencia en el Mobile World Congress en Barcelona.


“No hay que fiarse de nadie en el espacio móvil. Es preciso ser un poco paranoico” fue una de sus cáusticas frases, subrayando que: «El cibermundo se ha convertido en algo tremendamente peligroso. Estamos ante un crimen bien organizado y coordinado, por lo que la policía trabaja en el mundo digital y colabora con empresas y gobiernos para detener a los ciberdelincuentes. Aunque sin la preparación y la legislación apropiadas, las fuerzas de seguridad no pueden investigar ni procesarlos”.


En este marco el experto dejó claro también, que cada vez habrá más personas dedicadas a la delincuencia cibernética debido a su probada rentabilidad y a que el cibercrimen es un delito que proporciona «grandes beneficios a bajo riesgo”, aunque también puntualizó que, no todos los piratas informáticos tienen la misma habilidad para romper la seguridad de grandes corporaciones.

Sobre las tendencias a corto, Kaspersky alertó sobre el foco de los ciberataques financieros, que se está trasladando hacia los sistemas alternativos de pago ideados para dispositivos móviles. “Antes de la irrupción de los pagos por móvil” recordó, “nadie se fijaba en el smartphone, pero desde 2011 han venido aumentado las amenazas y los ataques. Afortunadamente los chicos buenos son más listos».

  
Eugene-Kaspersky-3De todas maneras hoy en día hay cada vez más que móviles, ya que el IoT  (Internet de las Cosas) ha llegado, aunque para muchos el problema no es tanto el IoT sino el Internet of Threats (Internet de las Amenazas). Con miles de ejemplos el terreno está abonado para ello. Se habla de sensores que miden la temperatura, coches conectados, sistemas de navegación conectados, máquinas de café conectadas… “Las tecnologías de vanguardia son nuevas oportunidades para ellos”, advirtió Kaspersky, mencionando también el uso de la biometría como elemento de seguridad en un mundo en el que “una impresora en 3D puede imprimir una copia de tu mano”.

Hace ya dos años en el sector se advirtió el incremento de mayores retos en ciberseguridad debido al gran crecimiento en el uso de dispositivos móviles y nuevas aplicaciones en el entorno de trabajo. Además, el incremento en la adopción del IoT en el mundo empresarial hace que para las organizaciones sea muy complicado mantener a salvo su información crítica.  «En este  ámbito” reflexionó, “una amenaza posible sería  un virus que bloqueara tu casa y te pidiera dinero por desbloquearla». Objetos cotidianos como una cafetera o un televisor inteligentes pueden ser blanco de ciberataques, ya que este tipo de aparatos suelen estar en manos de personas con solvencia económica.

En este sentido comentó un experimento realizado por Kaspersky Lab donde se demostró que una cafetera conectada a Internet puede convertirse en puerta de entrada para que los piratas accedan a información personal.


“El tema no es si es posible como si es rentable”, dijo cuando se le preguntó para qué querría alguien hackear una máquina de café.


 

Asimismo recordó que la aparición del IoT y el aumento de la movilidad ha provocado una transformación en el tipo de delitos cibernéticos, destacando que en la actualidad pierden peso los troyanos que se cuelan en un sistema concreto y lo ganan en cambio los virus que se transmiten con un solo clic.

En este sentido, prevé que cada vez habrá mayor cantidad de programas malignos, o bien residentes en la memoria o bien sin archivo, lo que reduce las huellas que quedan en los sistemas infectados y dificulta la detección de los malhechores.

Por ello, una investigación que se adelante a posibles ataques, resulta básica para luchar con rapidez y eficiencia contra el ciberdelito. Aunque requiere recursos variados que no todas las empresas del sector disponen. “Cada vez que sale un nuevo dispositivo hay que pensar en posibles ataques. Disponemos desde hace años de una solución de seguridad para Smart TV esperando ataques que todavía no se ha producido. Porque para cada dispositivo hay que desarrollar una solución y testarlas. Y eso es caro” comenta. Lo peor es que nuestro “Secure by Design” se ha convertido en una barrera para llegar al mercado el primero, y por eso se olvida. Las cosas, las máquinas, se hacen deprisa, a veces sin las más básicas medidas de seguridad y eso, pasará factura.

«Muchos usuarios tienen en cuenta la seguridad del PC pero no la del móvil. Y hay mucha información en él. Quizás haga falta un caso como el de virus Chernobil descubierto en 1998, el cual causó importantes daños en ordenadores de todo el mundo” concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.