Entrevista a Ángel Serrano, CEO de Zityhub

“Ante un trabajo cada vez más deslocalizado la nueva oficina será la red”

Por Pedro A. Muñoz

Ángel Serrano, CEO de zityhub

Controlados medianamente los efectos del COVID-19 y con un panorama económico que parece tender hacia una leve mejoría, en el mundo empresarial crece la preocupación sobre el giro que tomará el trabajo en la oficina a partir del mes de septiembre. ¿Mantendrá en gran parte las típicas características de un centro laboral tradicional? ¿Hasta qué punto estas persistirán? ¿A qué nivel se incrementarán las innovadoras aplicaciones y modalidades de trabajo cuya utilización se disparó masivamente a raíz de la aparición de la pandemia?. ¿En qué porcentaje los trabajadores de oficina apuestan por las vanguardistas modalidades laborales?. Recordemos que durante el último año y medio han surgido e impuesto en el mercado una serie de nuevas tecnologías, aplicaciones y objetivos que han abierto definitivamente el camino hacia la digitalización, tanto laborales como de gestión, bien sea basadas en una oficina corporativa, en el domicilio de los profesionales, en la carretera, en centros de coworking… las interrogantes se acumulan. ¿Con qué actitudes se hará frente a la nueva panorámica? No hay duda que el panorama está cambiando…y cómo.

“Se impondrá el modelo híbrido, que no se limita a la elección entre trabajar en casa o en la oficina, significa escoger el lugar en función de la situación personal y la actividad a realizar. Esto se debe a que el futuro del trabajo, cada vez más presente, será deslocalizado, distribuido y flexible, mientras que el espacio será más polivalente, fluido y compartido”, comenta a Datágora Ángel Serrano, CEO de zityhub, plataforma tecnológica que facilita a las empresas la implantación de un modelo basado en la elección de los espacios de trabajo por parte de sus profesionales, entre una amplia oferta de lugares localizados en edificios de oficinas, redes de coworking y cadenas hoteleras”.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidad Es decir nos enfrentamos a una ampliación de nuevas posibilidades para el mercado laboral, concretamente los espacios de trabajo

* Así es. Actualmente lidero una nueva startup que viene un poco a contextualizar hacia dónde va el mercado de los espacios de trabajo. Una idea que surgió en 2018, incluso antes del COVID, cuando vimos que este mercado iba a sufrir una disrupción total, ya que las empresas mostraban una gran deficiencia en esta área. Un dato. El 30% del espacio se encontraba vacío, con lo cual había un coste a determinar y además, se carecía de datos sobre la ocupación. Obtenidos estos, llevamos a cabo un amplio trabajo de prospección y concluimos que todo sucedería mucho más rápido de lo que estimábamos en principio, ya que esta tendencia sería potenciada por la eficiencia. El tema dependería de quienes serían los early adopters y los followers. De modo que creamos un concepto de plataforma que ofrece soluciones de flexibilidad a la organización. Tengamos en cuenta además, que en el mundo empresarial la llegada de septiembre comienza a incrementar la preocupación sobre el giro que tomará a partir de ahora el trabajo en la oficina.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidad ¿Y este concepto de plataforma que ofrece soluciones de flexibilidad, a partir de qué situación arranca, en qué se apoya específicamente?

* En dos temas fundamentales: datos y comunicación, que las organizaciones no han abordado hasta el momento, pero desde ahora y debido al COVID tendrán que hacerlo. Lo que no se puede medir no se puede mejorar. Tomar decisiones estratégicas exige pensar y analizar como se está utilizando el espacio de trabajo. Es el gran desafío que tienen a partir de ahora las organizaciones. Medir los niveles de intensidad en los espacios.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidad ¿De qué forma?

* Pongamos el caso de una compañía con un vencimiento de contrato para el próximo año, obviamente deberá plantearse “y ahora qué debo hacer”. Contestar a esta pregunta exige medir, disponer y planificar con una serie de indicadores para saber qué es lo que se está utilizando en el espacio de trabajo. Saber si sus empleados quieren volver a la oficina y en caso que así sea, a qué tipo espacio. ¿Se están utilizando salas de reuniones? ¿Salas de trabajo abiertas? ¿Con qué frecuencia? Esos y otros datos son herramientas que debe disponer para tomar una decisión…

Dados los niveles de distanciamiento social exigidos, resulta que, como mucho hay un 50% del espacio de oficina a ocupar. Con lo cual, el 50% del coste de alquiler se convierte en un coste hundido, ya que no se utiliza…Es la gran oportunidad para hacer eficiente el espacio que una organización necesita. Ahora mismo, cualquier empresa que mida la intensidad del uso del espacio deberá también tener en cuenta el impacto del COVID, que evidentemente distorsiona un poco el modelo.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidad Hay directivos que, aunque en principio deben proponerse estas situaciones, suelen vacilar, al parecer y sobre todo en estos momentos dado que carecen de un planteamiento concreto al respecto. Caso de la renegociación de contratos…

* Para ello y aunque parezca obvio, necesita disponer de una plataforma tecnológica que les proporcione información para tomar decisiones. Es la economía del dato, porque sin datos no podrán plantear ni acordar soluciones reales, serán solo intuiciones. Y para eso existe mucha tecnología, sin olvidar que en España estamos aún muy retrasados. Es la tecnología del mundo del real state, como se denomina el ecosistema proptech, que es todo el ecosistema de las startup tecnológicas en el sector inmobiliario. Actualmente hay muchas herramientas para que las organizaciones pulsen el nivel de intensidad que se está utilizando en el espacio disponible, de modo que a partir de ahí ya se pueden tomar decisiones.

El modelo híbrido, no limita la elección entre trabajar en casa o en la oficina

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidad ¿Podría poner un ejemplo de los primeros pasos?

* Para empezar, hay estudios que subrayan que una de las principales razones que mueven a un profesional a apostar por un puesto de trabajo es el commuting, el tiempo que tarda en desplazarse de su residencia hasta el sitio de su empleo. Aunque en España las ciudades no son tan grandes como en Estados Unidos, Francia o Inglaterra, en Madrid y Barcelona, bien puede tardarse en torno a una hora y media. Ahora bien, si la persona ve que tarda una hora y media en trasladarse a su lugar de trabajo, pedirá que su organización le proporcione otro formato laboral, que es lo que veremos suceder con mayor frecuencia.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidad Supongo que aquí entrará el coworking…

* Más que coworking se contempla lo que denominamos el modelo Hub&Spoke, el que creo que se implantará. Basado en la oficina y luego en una serie de espacios satélites en la ciudad, la gran sede se segmentará convirtiéndose en espacio en red, porque la nueva oficina es la red. La oficina como tal, en Londres y otras grandes ciudades sobre todo, desaparecerá. No volveremos al 2019 al “siglo XIX”, las compañías más innovadoras van a fragmentar su huella inmobiliaria, acercarán el puesto de trabajo al individuo. El concepto oficina central, la gran sede, no existirá como tal y será el nuevo Hub corporativo, el centro corporativo, el lugar para llevar a cabo las conexiones de valor, el lugar de las interacciones espontáneas, las reuniones de equipo, el rozarte con la gente, el pasilleo y el “afterwork”

Pero hay más. Esta reunión que ahora estamos manteniendo cara a cara, sería muy diferente si la efectuásemos de pantalla a pantalla… Si así fuese, entraría en juego la química cerebral con otro tema del que pronto oiremos hablar mucho, pero mucho, la neuroarquitectura. En el espacio de trabajo y tal como están diseñados y dispuestos los colores, la textura, las divisiones en la luz, todo eso influye en tu comportamiento.

Vamos hacia el concepto del científico franco-colombiano Carlos Moreno, el de la ciudad de los 15 minutos. Al concepto del barrio. Yo creo que vamos a recuperar el concepto más urbano, más urbanista de lo que es el barrio. En esa dirección es como creo que va el mercado.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidad Pero veamos, ¿por qué cree que encajará a corto plazo la red o nueva oficina con el modelo híbrido, con lo que su diseño se convertirá en el HUB corporativo? ¿Qué factores lo impulsarán?

* Ahora mismo existe una demanda muy activa de talento digital. ¿Razones?, el talento digital lo traen las nuevas generaciones que tienen otras pretensiones, distintas a las que podríamos haber tenido nosotros. Ahora tienes que trabajar bajo modelos de objetivos y valoran mucho más el tiempo. Pero aquellas empresas que no valoran adecuadamente la flexibilidad, el tiempo y espacio, este se irá a otras compañías. El talento es lo que provocará y forzará que las organizaciones implanten modelos híbridos…

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidad Una semblanza del millenial…que entre otros temas suelen aceptar trabajos concretos si la empresa y el objetivo coinciden con su concepto de vida laboral

* Al millenial y al Zentennial y a la generación X y a los Baby Boomers, a todos ellos le llamo la Generación H, la generación híbrida. Cuando haces una entrevista de trabajo a un millenial, te llevas sorpresas. Puedes preguntarle lo que esperas de su nuevo trabajo y puede que la respuesta no sea del tipo, aprender, disfrutar de un proceso de formación continua, tener un buen jefe, participar en proyectos interesantes, ir creciendo profesionalmente…no. Te pueden responder sencillamente: ser feliz. Concepto que en este caso pasa por la flexibilidad

En septiembre veremos la reacción de las compañías a “la vuelta al colegio”. Tras el verano a todos nos gusta ver a los compañeros, lo que se conoce como el “shugar moment”. Pero tras los saludos comenzarán las reflexiones. ¿Para qué he ido yo a la oficina? ¿No he sido igual de productivo a distancia?. Las empresas van a sufrir la presión del talento para adaptarse a nuevos formatos. Por eso es que creo que todos vamos a ser generación H o híbrida. Es la que utiliza el espacio de trabajo en función de las necesidades y el objetivo que se marcan.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidad Esto en cuanto al personal, pero con estos cambios o modificaciones la empresa deberá renegociar contratos laborales y de qué tipo

* Así es, porque habrá dos tipos de contratos. Uno, el tradicional, y el otro una nueva modalidad que será el contrato flexible. En este último caso, los grandes patrimonialistas poseedores de grandes activos tendrán que ofrecer ese formato de contrato flexible a la organización. ¿Tu quieres a cinco años?, pues se hará de forma tradicional. ¿Quieres un contrato flexible, con salidas mucho más abiertas?, yo te lo muevo y adecúo Pero deberás pagar por esa posibilidad, pero a otro precio. Se hablará y al final se creará un único contrato, en el que la flexibilidad dominará todo.

CoWorking

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidad De todo lo que hemos hablado da la impresión de un planteamiento que corresponde a un tipo de oficina más bien de gran tamaño y superficie… ¿pero qué sucede con las Pymes, sobre todo las más pequeñas?

* La gran empresa es el transatlántico más complejo para moverse, por lo tanto tarda en acomodarse a estas nuevas líneas, aunque ya lo están haciendo. En cuanto a la Pyme, esta puede moverse como una lancha motora. De hecho ya están en ese formato. Supongamos que una Pyme de 50 personas, que a lo mejor tenía una oficina de 500 m². Ahora ¿qué es lo que hace? Coge una oficina de 100 m² y la hace disponible para sus 50 profesionales, pero solo hay espacio para 10 puestos . ¿Entonces que hace?. Un uso eficiente de la tecnología para que los 50 profesionales reserven esos 10 puestos y si necesitan más, los reservan en formato pago por uso, con lo que ha reducido su coste de alquiler en 400m2 y ha dado flexibilidad a sus profesionales. Menos gasto inmobiliario, más beneficio al empleado. Esto ya está sucediendo.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidad Supongo que variando o eliminando determinadas actitudes, modalidades para trabajar… digamos que las de siempre, como por ejemplo el benching…

* Estos son temas sobre los que he reflexionado mucho, porque son un atraso y deben superarse. Lo expuse recientemente en un artículo publicado en Linkedin: ¿Realmente queremos volver al “diecinueve”?. En pocas palabras, las nuevas etapas siempre generan miedo e incertidumbre entre las personas y mucho más entre los directivos de organizaciones. Pero frente a estas situaciones y sobre todo en estos momentos, precisamos tener claro un hecho: una mente dominada por el miedo no tiene espacio para las ideas y la creatividad.

De modo que volviendo al tema de la persona que a la vuelta de vacaciones se le ofrece su pupitre y hacer más de lo mismo, si es un talento digital se irá. ¿Quién se quedará? El trabajador de la casa, porque el talento se marchará. Los buenos se irán a compañías que le ofrezcan flexibilidad. ¿Y estas quienes son? Los earley adopter, a las empresas más digitales, las compañías tecnológicas y las más avanzadas…

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidad En su opinión, ¿Cuándo piensa que comenzará a definirse claramente este nuevo escenario?

* Para delimitar claramente el panorama para earley adopters, followers y sus seguidores, aún es pronto. Primero hay que ver dónde se sitúa el péndulo. Pero todas las encuestas que estamos viendo indican que vamos al formato híbrido. En gran parte del mundo desarrollado y países emergentes, donde las nuevas generaciones miran su futuro de otra manera. La periodista Raquel Roca en su libro “Know Mads”, al referirse a la importancia de la captación y retención del talento, asegura que para el año 2030 casi el 70% de la fuerza laboral será millenial. Otras fuentes apuntan al 2025, cuando el 75% será millenial.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidad ¿Pero cuáles serán los principales factores motivadores?

* ¿ Los factores que dinamizarán todo?.. pues la fuerza del talento digital que viene sobre todo impulsada por los millenials y la fecha de los vencimientos de contratos. Sobre este último punto, es ahí donde una compañía debe reflexionar sobre la modalidad de trabajo a implantar, con todas sus consecuencias. En cuanto a la necesidad del talento, las carencias para fichar a ingenieros de telecomunicación, matemáticos, etc. son tremendas. Actualmente, un 40/50 % de puestos no se cubren adecuadamente. Por eso los millenials, la nueva fuerza laboral, tienen pretensiones diferentes, quieren calidad de vida y para eso piden que los dejen trabajar, cuando y donde quieran, muchas veces será en la oficina pero no siempre como en el “19”

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidad Con todos estos avances, ¿qué pasará entonces con la cultura anterior, presencialismo y estructuración, tipo empresa fábrica que hace 40 años ya rechazaba Alvin Toffler…?

* ¿Lo que llamo la cultura del del jefe pastor vigilando a sus ovejas?. Desaparecerá.  Estamos en la 4ª revolución industrial iniciada en 2016 y a las puertas de la 5ª revolución industrial donde el tema central será la convivencia programación entre humanos y las máquinas, todo sucede a una velocidad vertiginosa y las organizaciones más ágiles en la toma de decisiones y en la puesta en marcha de un nuevo formato de trabajo serán las más admiradas y las que impactarán suministrando bienestar a los equipos y a la sociedad en general creando modelo inspiradores que serán imitados por todos.

Artículo anterior“Captadores de talento hacker” en la dark web
Artículo siguienteG+D advierte: “Cuidado con el impacto de la escasez de chips en los medios de pago, la conectividad y la identidad digital

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.