España, séptima potencia mundial en robótica industrial

3394
Gunnar Knechtel Photography, Spanien, Projekt Audi Q3 in Martorell ( naehe Barcelona ) Audi Team um Herrn Bollgöhn. Seat Team. Neue Fertigungshalle 6 fuer den Audi Q3 auf dem Seat Fabrikgelaende

“El envejecimiento de la población de las sociedades avanzadas, hará que la fuerza laboral disminuya, por lo que la productividad deberá ser compensada para mantener la competitividad. La robótica aparece en este contexto como una tecnología capaz de contribuir notablemente a la mejora de la productividad. No olvidemos que el FMI viene reclamando a España medidas para mejorar la competitividad, campo en el que la robótica industrial ha efectuado sólidos aportes desde el momento mismo de su creación, con su consiguiente integración en plantas de fabricación”.

A Juan Luis Elorriaga, presidente de AER-ATP (Asociación Española de Robótica y Automatización Tecnologías de la Producción), le gusta recordar que “El sector figura entre los cinco que mayor crecimiento ha experimentado en el siglo XXI. La robótica – señala – será un sector económico capital cuya importancia va en aumento: para 2020 la inteligencia artificial y la manipulación serán una realidad; en la década de los 30 será tendencia la vida artificial y se espera que para 2040 haya un incremento de los cyborgs”.

“Respecto al envejecimiento de la población de sociedades avanzadas es un tema relevante que abordar y una de las alternativas para dar sostenibilidad a las plantas de fabricación existentes, integrando robots para mantener su competitividad. Es el caso de la Robótica Industrial que desde su nacimiento (1959) tuvo como objetivo prioritario mejorar la productividad de las plantas, así como el coste y calidad de los productos, temática vigente y esencial a fecha de hoy en Europa en general. Pero si queremos competir con países emergentes, debemos incrementar nuestro PIB del 15 % de media europea (España 13 %) al 20% tal y como lo plantea el Plan Horizon 2020, para dar sostenibilidad a esta sociedad, debemos abordar la integración de estas tecnologías en todos los sectores industriales, Pymes incluidas, ya que estamos en la fase que denominamos ” Transforming Manufacturing ” – 4ª Revolución Industrial.

Datágora. ¿Cómo repercutirá esta tendencia específicamente en el mercado español?  ¿Potenciará nuestras bajas cifras de I+D+i tanto públicas como privadas?  ¿Podría dar  cifras al respecto?

JLE. La robótica Industrial tendrá impacto a nivel mundial en los próximos 50 años tal y como lo acredita la IFR ( International Federation of Robotics ) de la que somos miembros fundadores y la Robótica de Servicio, en lo llamado ámbito profesional (medicina, defensa, seguridad, inspección etc..), tendrá repercusión a partir del 2020, en España y Europa. Por lo tanto habrá que incrementar las inversiones en I+D+i. Veamos algunos datos a fecha de hoy en el ámbito de Robótica Industrial, existen 12 firmas multinacionales que suministran el 80 % de las ventas anuales (ninguna empresa española) y respecto a la Robótica de Servicio existen firmas españolas, sí, pero aconsejamos que sus desarrollos tecnológicos cumplan las normativas ISO correspondientes para su fabricación y entrega a nivel nacional e internacional.

El robot es un manipulador de tres o más grados de libertad, reprogramable y aplicado a Sectores Industriales (Robótica Industrial) y sectores no industriales (Robótica de Servicio ) por lo cual todos los desarrollos complementarios en cuanto a sensórica y digitalización se refiere, permiten integrarlos y abordar nuevas aplicaciones.

2-Juan-Luis-ElorreagaDatágora. Pero a lo que íbamos, Uds. han dicho que “La aplicación de la robótica (…) está aumentando la competitividad del sector industrial gracias a la integración de sistemas, una mayor precisión y productividad de las tareas, (…) generando espacios compartidos entre personas y máquinas, cada vez más inteligentes y con capacidad de predicción y adaptación a situaciones distintas”.  ¿En qué áreas productivas por ejemplo? ¿Repercusiones sobre la industria 4.0?    

JLE. La Robótica Industrial siempre ha mejorado la competitividad de todos aquellos sectores industriales que los han integrado, pero aquí conviene distinguir el concepto de lo que denominamos “robot colaborativo”, de reciente desarrollo para trabajar con seres humanos. Estos robots colaborativos pueden integrarse en cualquier aplicación de diferentes sectores industriales y a fecha de hoy, cuentan con una capacidad de manipulación limitada (10 Kg), consecuentemente no precisan disponer de un cierre de seguridad, condiciones que sí se requieren para los conceptos del resto de robots industriales, manipulando cargas hasta de 1.300 Kg. Pero en la Industria 4.0 la Robótica Industrial será esencial, ya que su software ofrece un control a distancia y la digitalización de todos los procesos, hecho que permitirá integrarlos   

Datágora. Según sus cifras, “En 2014 la instalación de robots en la industria aumentó 15% en todo el mundo y las previsiones indican crecimientos de dos dígitos para el próximo bienio. También la robótica de servicio para uso profesional está experimentando notables crecimientos. Si entre 1996 y 2008 se habían vendido 63.500 unidades de robots, de 2010 a 2015 se colocaron 100.000, según datos de la Federación Internacional de Robótica (IFR).  ¿Cuál está siendo su impacto sobre la industria española? 

JLE. De Robótica Industrial existe aproximadamente un parque mundial de 1.300.000 unidades y el año 2014 se han suministrado 225.000 unidades, un 27% más que en 2013. Las previsiones para 2015 – 2017 son que el parque de robots crezca un 12% de media anual, todo ello debido a la demanda de los países emergentes, los asiáticos principalmente, con ligeros crecimientos de Europa y EE.UU,  temática que actualizaremos este mes de septiembre cuando recibamos los últimos datos de la IFR.

En España disponemos de  un parque de robots industriales de aproximadamente 32.000 unidades, el 60% de los cuales integrado en el sector automoción. Pero para saber dónde estamos y dado que el parque de robots marca el grado de industrialización de un país o sector, conviene determinar lo que denominamos “densidad de robots ” = nº de robots por cada 10.000 empleados en la industria manufacturera. Entonces, respecto al sector Automoción, en España disponemos de una densidad de robots 957 unidades (Japón líder con 1.520 unidades) y ocupamos la séptima posición a nivel mundial, por lo que nuestras plantas son competitivas, exportando el 85 % de la producción y es una de las razones por las que las multinacionales siguen invirtiendo en ellas.

Respecto al resto de Sectores Industriales (excluyendo automoción), la República de Corea lidera esta estadística con 437 unidades y triplica las cifras medias de Europa y EE.UU, motivo por el que estos datos constituyen una de las razones para invertir en estas tecnologías si queremos competir con países emergentes y mantener las plantas existentes. Respecto a la Robótica de Servicio estamos a la espera de recibir datos de IFR vinculados a 2014

Datágora. La Federación asegura también que se crearán más de 2 millones de puestos de trabajo en los próximos 8 años gracias a la robótica industrial.  ¿Previsiones  para España y en qué sectores?

JLE. Un robot en una nueva planta puede generar 2 puestos directos y 2 indirectos en función de turnos de trabajo, pero se precisa de personal especializado en formación, no solo en cuanto a programación sino vinculado a todo lo concerniente a la aplicación (procesos), sensórica, herramientas a manipular, digitalización etc., lo definido como “mecatrónica”, temática que vamos a promocionar como AER-ATP dado que ya tenemos experiencia del pasado y genera empleo cualificado.

Si establecemos una media de suministro en España de 3.000 unidades/año para integrar en nuevas plantas de  los Sectores Industriales (no automoción) y configuramos según los datos aportados, estaríamos hablando de generar 6.000 -12.000  puestos/año. Este personal no sólo debe integrarse para una aplicación en concreto sino que deben adjudicarles la responsabilidad de conocer los últimos desarrollos tecnológicos que surgen para integrar en dichas plantas. Los fabricantes de robots a nivel multinacional invierten 10-12 % de lo que facturan en I+D+i, y cada 18 meses sacan un nuevo producto al mercado por lo que los técnicos de todas las plantas deben actualizar tanto la información como la formación de los últimos desarrollos. No solo debemos meditar sobre los empleos directos o indirectos sino también como la integración de estas tecnologías permite dar sostenibilidad a las plantas y por consiguiente al resto de empleados.  

Datágora.   ¿Y las Pymes?

JLE.  Las Pymes en general no abordan estas integraciones por causas varias, entre las que figuran retornos de inversión no rentables, no disponer de personal cualificado para abordar estos proyectos etc.., sin proceder analizar soluciones técnicas existentes a fecha de hoy, con retornos de inversión inferiores a un año, que les permitiría mejorar de Productividad, Coste y Calidad de los productos fabricados, a lo que añadir que la fabricación de sus productos deben ajustarse a la demanda del mercado con series más cortas y una planta con robots integrados resulta flexible para abordar estos cambios . Esta es una de las razones por la que nuestra Asociación tiene planificado el llevar a cabo Jornadas de Divulgación Tecnológica por todas las Comunidades Autónomas invitando asistir a Pymes, donde podemos mostrar tecnologías innovadoras de nuestros asociados que pueden mejorar la competitividad de sus plantas, pendientes de aprobar los presupuestos para tal cometido.    

Es por esa causa que una parte de su facturación deben asignarla a invertir en tecnologías innovadoras con ayudas de Administraciones Públicas y proceder a flexibilizar sus plantas de fabricación,  contratando personal cualificado vinculado a estas tecnologías dado que a su vez serán los responsables de abordar los cambios de productos y procesos que se precisen integrar en dicha planta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here