Estación solar de recarga para vehículos eléctricos

Peugueot. Estación fotovoltaica

A Peugeot no le basta con crear coches eléctricos con el I-On o el Partner Eléctrico. Su división Premium de iI+D, Peugeot Design Lab, ha diseñado para la Sociedad Estadounidense de Transportes DRIVECO una estación solar de recarga universal para vehículos eléctricos: la sombrilla DRIVECO. Pero no ha sido Francia el país elegido para utilizarla de momento, sino Estados Unidos, debido a un encargo de este organismo, cuyo nombre también se ha incorporado al título de la creación.

Con esta estación, que combina ecología y tecnología, Peugeot se convierte en la primera marca de automoción que crea una estación eléctrica solar, iniciativa con la que la multinacional francesa refuerza su compromiso con la movilidad «cero emisiones», del productor al consumidor. Tras la puesta en servicio de una estación Parasol en Bastia (Córcega) el pasado 14 de marzo, DRIVECO  inauguró la primera carretera solar inteligente en el mundo tuvo lugar recientemente en Ajaccio (también en Córcega).

La colaboración entre Peugeot Design Lab y DRIVECO refuerza el compromiso de Peugeot con la movilidad eléctrica y su objetivo de su saber hacer al lograr cero emisiones de CO2 del productor al consumidor, es decir, su talento innovador. No olvidemos que la compañía comercializa desde 2010 una gama de vehículos eléctricos que responden a todo tipo de usos: bicicletas, vehículos particulares con el iOn y vehículos utilitarios con el Partner eléctrico. Peugeot también propone desde Abril de 2015 la oferta Electric Box, que incluye el Peugeot I-On y una bicicleta eléctrica por 99 euros al mes.

Ante problemas, soluciones

Para nadie es un secreto que la industria automotriz atraviesa por un momento de transformación notable, pero bastante complicado. En efecto, aunque los precios de la energía y un difícil entorno regulatorio complican la planificación de productos, el objetivo es claro: imponer los coches eléctricos y los sistemas de conducción autónoma. Y el sector se ha puesto a ello.

Entre sus ventajas fundamentales destacan el coste por kilómetro (nada que ver con el consumo de un coche de motor de combustión) y las inexistentes emisiones a la atmósfera. Al no consumir combustibles fósiles no se emiten CO2 a la atmósfera, pero  no olvidemos la contaminación emitida para obtener la electricidad. También se elimina la contaminación acústica, algo que globalmente parece no valorarse mucho, pero que constituye un grave problema en las grandes ciudades.

Frente a este nuevo horizonte, hace ya unos años las marcas han comenzado a presentar versiones eléctricas de algunos de sus modelos más conocidos, sin embargo los vehículos eléctricos no terminan de arrancar del todo, al menos en España. Con unas ventas pequeñas en proporción con el resto del mercado automovilístico, el problema principal estriba en sus baterías, todavía demasiado caras y que exigen ser recargadas constantemente.  Unas baterías que no ofrecen aún una autonomía capaz de equipararse con la que ofrecen los vehículos de combustión, con autonomías entre los 150 a 200 km.

Pero uno de los principales problemas es la falta de puntos suficientes donde los coches puedan recargar sus baterías, aunque ya se está trabajando en este sentido, siguen siendo insuficientes y al día de hoy son contados los puntos de recarga de los que se puede disponer. Un avance de este tipo cambiaría rápidamente el panorama, pero no surge y como este, no son pocos los prometedores proyectos que quedan en nada.  Hasta ahora el desarrollo de una red de infraestructura nacional para repostar y de esta forma eliminar el miedo a quedarse sin carga en las batería, señalizando en carretera las “electrolineras”.

La  solución de Peugeot

En este ámbito entonces, no cabe duda que los equipos del Peugeot Design Lab han realizado un proyecto decididamente moderno y ecológico. De popularizarse esta solución de recarga, constituiría un formidable empuje a la consolidación del coche eléctrico. El diseño evoca a una sombrilla gigante, de ahí su nombre, combinando ecología y tecnología al contar con un armazón de madera que sujeta los paneles fotovoltaicos, a la vez que constituye una sombra protectora para los vehículos en carga.

Peugeot Design Lab_Driv eco_PartnerLa estructura de madera calada casa con los 150 m2 de paneles solares mientras que las bases ensanchadas de la sombrilla integran los límites de recarga y las baterías de almacenamiento de electricidad. En este proyecto han trabajado diseñadores, modelistas 3D y expertos en colores y materias del Peugeot Design Lab.

La estación DRIVECO está compuesta por 88 paneles fotovoltaicos y por baterías de lítio-Ion que permiten la producción y almacenamiento de energía solar. De esta forma se asegura el abastecimiento incluso cuando la energía solar es más débil. Gracias al sistema inteligente de gestión de energía ‘smart grid’ del Peugeot Design Lab, cada sombrilla puede recargar 7 días a la semana y 24 horas al día hasta 7 vehículos simultáneamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.