Evite sorpresas indeseadas en sus perfiles sociales

Las redes sociales en el punto de mira de los hackers

Aunque muchos escépticos continúen poniéndolo en duda, ya vivimos en la “Era de la Información”. Ahí está sin  ir más lejos el crecimiento imparable de las redes sociales y el uso intensivo que que en todos los ámbitos hacemos de ellas, impulsando una revolución, moviendo y propagando ideas, etc,  pero sobre todo prima el poder sentirnos conectados las 24 horas del día (24/7/365). Poder compartir en las redes sociales las anécdotas de viajes, los momentos de nuestra vida cotidiana y cualquier tipo de curiosidades se ha convertido en algo habitual en cualquier sociedad.  Desde publicidad personalizada, hasta encontrar ofertas de trabajo que se adecúan a nuestro currículum. Las variantes son infinitas.

Pero esto significa que, junto a la necesidad de enseñar el día a día de nuestra vida en la red y otros beneficios, debemos de ser conscientes que si bien vamos dejando en ella nuestra marca digital y una cantidad cada vez más abundantes de datos personales, ya que se trata de una información que vamos proporcionando a las empresas, sin olvidar que también la estamos  poniendo a disposición de los cibercriminales. Se trata de un hecho del que debiéramos ser más conscientes por lo que atañe, entre otras cosas, a nuestra privacidad, posibilidades de acoso o simplemente la pérdida de nuestros datos, ya que en cierto modo, todo lo que publicamos en nuestras redes sociales viene a ser una especie de diario de nuestras vidas.

Cada vez tenemos teléfonos y ordenadores con una mayor capacidad de almacenamientoLo que está claro es que, cada vez tenemos teléfonos y ordenadores con una mayor capacidad de almacenamiento, con lo que alojamos más y más información en nuestras redes sociales. En este sentido, nuestra agenda de LinkedIn es a veces más importante que nuestra agenda del teléfono, y todas las interacciones que hemos hecho en Facebook con nuestros amigos, dibujan claramente un mapa de nuestra vida.

Porque todos esos datos de altísimo valor son una moneda de doble cara. La información es poder. Y sirve de imán para las mentes de los cibercriminales. Por ello, los hackers ponen mucho esfuerzo en secuestrar cuentas o tomar el control para obtener un rédito económico a cambio de rescates.

Lo malo de todo esto es que si alguien hackea alguna de nuestras redes sociales, no solo pondrá en peligro nuestra reputación u obtendrá información estrictamente personal con la que hacernos algún chantaje. Además, podríamos perder todas las fotos y comentarios que hemos hecho a lo largo de los años. Y no solo eso, también nos quedaríamos sin nuestra agenda de contactos y amistades. Dicho de otro modo, nos quitarían una buena parte de nuestros recuerdos y de nuestra identidad.

Frente a estas peligrosas situación, Panda Security acaba de dar a conocer un interesante documento en el que proporciona e insiste en diversas y sencillas instrucciones para evitar que hackeen nuestras  cuentas, Pero hay que seguirlas.

“Si cuentas con un antivirus que vigila el correcto funcionamiento de las aplicaciones de tu móvil y que, a su vez, está integrado con tu dispositivo, mantendrás a los piratas alejados de tu privacidad” subraya la constante advertencia. Pero a la vez agrega Es más inteligente compartir contenidos en redes sociales desde un punto de vista ciberseguro que intentar no existir digitalmente”.

Hervé Lambert, Global Consumer Operations Manager de Panda Security
Hervé Lambert, Global Consumer Operations Manager de Panda Security

Sin embargo, hay muchas personas que deciden no almacenar información en sus redes sociales para evitar riesgos. “El tipo de información que compartimos en las redes sociales es algo muy personal y cada uno postea lo que considera necesario. Sin embargo, vivimos en una sociedad hiperconectada y por mucho esfuerzo que pongamos en evitar dejar una huella en Internet, tarde o temprano, alguien lo acaba haciendo por nosotros. Es más inteligente compartir contenidos en redes sociales desde un punto de vista ciberseguro que intentar no existir digitalmente. Al menos, en el primer caso, lo que tienes en Internet, está protegido” señala Hervé Lambert, Global Consumer Operations Manager de Panda Security.

Además, recuerda que “es preciso cambiar las contraseñas con las que accedes a tus redes sociales de forma periódica. También es muy importante que no utilices la misma contraseña para todas ellas. Ten en cuenta que, si un cibercriminal entra en una, tendrá acceso a todas”.

Para empezar, Las recomendaciones insisten en que si se es “Influencer”, el usuario debería protegerse de ciberataques.  En efecto, hay muchas personas que han convertido sus “timelines” en soportes publicitarios y viven de lo que comparten en sus redes sociales. Se les denomina “influencers”, y el hecho de que una de sus cuentas sea hackeada supondría la pérdida automática de toda su influencia en las redes sociales y, en muchos casos, de una fuente de ingresos económicos muy importante.

Aun así, las redes sociales almacenan información personal muy sensible, independientemente del número de seguidores que tenga cada uno. Por eso es muy importante velar por la seguridad de esa información, recomendación que no por repetida suele seguirse habitualmente.

El usuario debería protegerse de ciberataques

Cómo hacer un backup de tus redes sociales. Por todo ello, ya sea “influencer” o no, le recomendamos que haga de vez en cuando un backup de la información que tiene alojada en sus redes sociales. En caso de que un hacker acceda a alguna de sus redes sociales, siempre podrías volver a la normalidad gracias a esta solución.

¿Y si consiguen entrar en tus redes sociales? No pague, ni un rescate ni accedas a ningún chantaje, bajo ningún concepto. En el momento que ceda algo de tu privacidad a un ciberdelincuente que le pide un rescate, nunca dejará de exigirle más y más.

Hable con sus padres y con la policía. Muchas veces los hackers secuestran fotos, vídeos o conversaciones que son muy comprometedoras. Y usan esa información para chantajear a cambio de no difundirla en la red. Otras veces, se trata de hacer una broma pesada, en la que suplantan su identidad posteando cosas que Ud. nunca haría. Aunque sea una broma, suplantar a otra persona en Internet es un delito que podría convertirse en algo muy grave si el que lo está haciendo tiene malas intenciones.

Si tú eres menor de edad deberías hablarlo con tus padres para que lo hablen directamente con la Policía. Si se te hace “cuesta arriba, habla directamente con la Policía. Ellos sabrán cómo aconsejarte” advierte Hervé Lambert.

Cambiar las contraseñas. Una vez se hayan resuelto todos los problemas, es necesario cambiar las contraseñas para acceder a las redes sociales. Y recuerde, nunca utilice la misma contraseña en las redes sociales, no comparta nunca la contraseña de acceso con nadie, En equipos compartidos, o de uso público, utilice siempre el modo de navegación anónimo, vacía caché, historial, … y no deje un equipo desbloqueado y con sesiones abiertas sin vigilancia.

Porque recuperar el control de nuestras cuentas y poner el caso en conocimiento de las autoridades es lo más importante y clave.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.