Evolucionar hacia la industria 4.0 aumentaría la eficiencia de la metalúrgica española en un 16%

La conversión del sector metalúrgico español en Industria 4.0 permitiría incrementar, al menos, en un 16% la ratio de eficiencia de este sector.

La cuarta revolución industrial no se define solamente por un conjunto de tecnologías emergentes, sino por la transición hacia nuevos sistemas construidos sobre la infraestructura de la revolución digital (anterior), es decir, la informatización. En este marco y si realmente pretendemos que nuestra industria sea parte de un modelo sostenible que vaya evolucionando en el tiempo sin tener que reinventarse constantemente, no debemos permitir que este modelo descanse en elementos que irremisiblemente quedarán obsoletos, aún en el corto plazo.

Para Oscar Pierre, presidente y CEO de aggity – multinacional española de software para la digitalización social de las empresas – “la cuarta revolución industrial está en marcha y, al igual que está sucediendo en otros sectores industriales, en el sector del metal serán las fábricas inteligentes o smart factories las únicas que continuarán marcando el paso”.

Oscar Pierre, CEO de aggity
Oscar Pierre CEO de AGGITY

Es en este ámbito en el que la Industria 4.0 constituye un terreno abonado para potenciar la digitalización de la cadena de valor, la colaboración eficiente entre las empresas, el Internet de las Cosas, los proveedores de tecnología y los consumidores, ya que no debemos olvidar que el concepto de Industria 4.0 va más allá de la digitalización de recursos físicos. En efecto, se trata de una visión agregada que contempla la digitalización de los procesos de la fábrica y la integración con otros sistemas que comparten la misma cadena de suministro.  Lo importante es que no se trata de sólo de desarrollos, sino que constituye el encuentro de esos desarrollos, representado así un cambio de paradigma, en lugar de un paso más en la carrera tecnológica frenética.

En otras palabras, tal como escribiese hace ya cuatro años la entonces secretaria general de Industria y de la Pyme del MINER, Begoña Cristeto, “Las tecnologías y las personas están íntimamente integradas pero son las personas las que toman las decisiones y las personas son las únicas capaces de hacer evolucionar este modelo y hacerlo sostenible en el tiempo.

Una interesante investigación desarrollada por aggity señala, entre  otras interesantes conclusiones, que la conversión del sector metalúrgico español en Industria 4.0 permitiría incrementar, al menos, en un 16% la ratio de eficiencia de este sector. Subraya además que este incremento de la eficiencia se deriva de los variados impactos que la integración de este tipo de gestión social de las plantas de fabricación (conexión entre procesos de negocio, maquinaria y personas) tendría en este sector. De acuerdo con aggity entonces, se reducirían en un 27% los plazos de entrega de productos, en un 18% el porcentaje de productos “no conformes” y en un 24% el índice Work in Progress (WIP), que define a los productos parcialmente terminados a la espera de finalización.

La conversión del sector metalúrgico español en Industria 4.0 permitirá incrementar la ratio de eficiencia de este sector

Paralelamente a la mejora en estos procesos asociados directamente a la producción, el análisis destaca que la reducción del tiempo dedicado a la toma de datos se reduciría también en un 74% y se eliminaría en un 90% la gestión de procesos, tanto de producción como de gestión interna, basada en papel.

Conviene recordar que el sector del metal español está integrado por un total de 62.471 empresas que desarrollan su actividad en diversos subsectores, abarcando desde la fundición y las actividades de transformación hasta la fabricación de todo tipo de productos metálicos, pasando por la construcción de maquinaria y equipos mecánicos y la fabricación de equipos electrónicos.

Estos indicadores de mejora asociados a la implantación de las soluciones Social Factory fueron dados a conocer por aggity durante su participación en la segunda edición de la “Jornada de Productividad”, celebrada recientemente en Barcelona, con el impulso del Centro de Productividad Industrial (CPI) de la asociación CEAM (Centro de Estudios y Asesoramiento Metalúrgico), encuentro en el que ha incidido en la necesidad de innovación del sector del metal.

La solución Social Factory by aggity es el resultado de sumar, a la lógica de los sistemas Social MES tradicionales, una capa extra basada en una nueva generación de aplicaciones Social Business para la gestión colaborativa basada en mensajería instantánea, redes sociales y máquinas conectadas a las redes corporativas, que interactúan entre ellas, con apps, aplicaciones web y todo tipo de dispositivos móviles, en un entorno seguro y con garantías de confidencialidad.

Una interesante investigación desarrollada por aggity señala, entre otras interesantes conclusiones, que la conversión del sector metalúrgico español en Industria 4.0 permitiría incrementar, al menos, en un 16% la ratio de eficiencia de este sector.

Social Factory by aggity responde a la exigencia de máxima eficiencia en aspectos clave para las empresas que operan en el sector metalúrgico, tales como el control de la producción, la calidad de los procesos y los productos, la planificación y trazabilidad. Así mismo, estas soluciones se revelan como aliado de primer orden a la hora de llevar a la práctica las metodologías TPM (Total Productive Maintenance), dirigidas a la optimización del uso de los medios y recursos productivos.

Las metodologías TPM se enmarcan en la filosofía lean manufacturing y persiguen hacer un uso lo más efectivo posible de máquinas y recursos productivos, eliminando cualquier tipo de ineficiencia con el doble objetivo de reducir a cero las averías e incidentes, y registrar una producción completamente libre de defectos.

“La potencia de Social MES”, – concluye Oscar Pierre “va más allá de la recolección automatizada de información, ya que posibilita la transformación en conocimiento de este flujo permanente de datos e información, y procura una visión completa y tiempo real de la operativa de la fábrica, permitiendo, tanto a personas como a máquinas, sistemas y procesos, participar de forma activa en el diálogo de la fabricación”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.