Hacia un modelo español de Ciudades Inteligentes exportable

Juan Gascón, Director de Servicios y Contenidos Digitales e I+D+i de AMETIC

Organizar un foro sobre Smart Cities de alta especialización, aunando tres eventos diferentes bajo un programa único e integrado con el slogan “Connecting for Action”, para debatir temas de actualidad en torno a energía, edificación, cambio climático, financiación, empleo y nuevos mercados, tanto en Europa como en América Latina, es todo un desafío. Eso fue la sexta edición de “Greencities & Sosternibilidad”, foro celebrado en Málaga los día 7 y 8 del pasado mes de octubre, cuyos resultados comentó a “Datágora” Juan Gascón, Director de Servicios y Contenidos Digitales e I+D+i de AMETIC, coorganizadora de esta sexta edición.

* Datágora. El foro “Greencities & Sostenibilidad” celebrado recientemente en Málaga parece haber tenido un fuerte impacto entre sectores empresariales, gubernamentales y ciudadanos implicados. ¿Por ello, qué tipo de valoración hace de este evento? ¿Cuáles diría Ud. que pueden ser (o serán) sus repercusiones a corto y medio y en qué ámbitos?

JG. Este Foro ha sido desde hace años uno de los hitos anuales más importantes de AMETIC donde aprovechamos la presencia de representantes institucionales nacionales e internacionales para mostrar el posicionamiento del sector. Esta sexta edición ha contado con representación de 32 países de América del Norte, Iberoamérica, Europa, África y Asia, un 80% más que en 2014. Se duplicó además la presencia de ciudades, con 142 frente a las 60 del pasado año. Para AMETIC constituye uno de los mejores momentos del año para estrechar más aún sus relaciones internacionales, contribuyendo a posicionarse no sólo a nivel europeo sino que a nivel mundial.

Este año, desde AMETIC, valoramos muy positivamente la incorporación de Conama a Greencites & Sostenibilidad que junto con TIKAL, liderado por EOI, nos permiten estar en contacto con diferentes sectores y muy en particular con del Medio Ambiente, dado que las TIC se configuran como el pegamento de todos los sectores que intervienen en las Ciudades Inteligentes. Esta edición ha sido particularmente relevante tras la presentación del Plan Nacional de Ciudades Inteligentes, impulsada por el Ministro de Industria, las licitaciones de Ciudades e Islas, lanzados por Red.es, junto a los trabajos impulsados en el campo de la normalización desde AENOR en colaboración con RECI y donde AMETIC ha jugado un papel destacado. Actuaciones como las expuestas junto al desarrollo del concepto de Smart Destination aplicado al turismo, empieza a configurar un “modelo propio español de Ciudades Inteligentes” exportable que la industria puede compartir en Latinoamérica y de aquí la importancia del Foro TIKAL y su conexión con Latinoamérica.

Datágora. De todas las áreas allí tratadas (energía, edificación, cambio climático, financiación, transformación digital y las redes, financiación, TICs, movilidad, empleo y nuevos mercados) cuál o cuáles cree Ud. que son las que están teniendo una mayor e inmediata repercusión entre nuestros poderes públicos, fundamentalmente los Ayuntamientos cara a la Ciudad Inteligente?

JG. Tanto las TIC como la transformación digital están teniendo una inmediata repercusión entre los Ayuntamientos a la hora de planificar sus modelos de Ciudad Inteligente. Las TIC – tanto desde el punto de vista de la tecnología como de sus múltiples aplicaciones- por ser la palanca de innovación en todos los sectores y tener efecto multiplicador sobre toda la economía. Los Ayuntamientos cuando elaboran sus planes vertebran de qué manera se puede mejor calidad de vida de sus ciudadanos a través de distintos servicios como son la salud, el turismo, la educación o el transporte, y para ello es necesaria la innovación (transformación digital). Sin infraestructura TIC no podríamos hablar de Ciudad Inteligente, que en este momento es el área con una repercusión más inmediata.

Otra área de especial interés para Ayuntamientos y empresas, es la interoperabilidad e indicadores, trabajos en los que AMETIC viene participando muy activamente a través de distintos canales como AENOR o en nuestra Comisión de Smart Cities. La financiación, sobre todo en I+D para Smart Cities, es también crucial. Consideramos que el Plan Nacional de Ciudades Inteligentes está muy bien dirigido en estos términos, y que se han de aprovechar al máximo las oportunidades que se abren en convocatorias de Fondos FEDER y programas europeos del H2020.

Green Cities
Green Cities

Datágora. En este ámbito, otro de los retos que también preocupa es el modelo de gobernanza y de gestión de los servicios públicos. Aquí topamos con un tema complicado, más allá de las declaraciones de principios y a corto plazo, ¿cuál debe de ser el papel de la Administración y cuál el de la ciudadanía en una Ciudad Inteligente? ¿Es más, fue abordado este tema?

JG. Efectivamente, la gobernanza fue uno de los temas tratados en el Foro. De hecho, una de las mesas redondas bajo el nombre “Compromiso de las Ciudades con el Clima”, la constituyeron los Alcaldes de Sevilla, Málaga, Madrid, Vitoria-Gasteiz y Cercs que expusieron su visión del modelo de gobernanza que deberían tener las Ciudades Inteligentes en temas medioambientales y de sostenibilidad.

Las Administraciones deben tener un modelo de gobernanza que garantice la protección de los datos que se generan en una Ciudad Inteligente, pero también deben mantener la posibilidad de reutilizar dichos datos para generar servicios, aplicaciones y nuevos modelos de negocio. La Gobernanza debe tener en cuenta tanto la ciudadanía como las empresas. Iniciativas como Alianza INERCIA, gracias a su carácter multisectorial, pueden ayudar a definir este modelo de gobernanza.

Datágora. De acuerdo, pero es evidente que por una serie de condicionantes socioeconómicos las ciudades se enfrentan al diario a uno de sus mayores desafíos, ser sostenibles en el largo plazo. ¿Cómo se enfoca la necesidad de combinar crecimiento urbano y desarrollo sostenible? ¿Hasta qué punto se enfrentan posturas empresariales, políticas y puramente ciudadanas?

JG. Efectivamente el desafío de la ciudad es el de la sostenibilidad, pero no sólo en términos medioambientales sino también en términos económicos. Para el desarrollo de la Ciudad Inteligente y que la ciudad evolucione ha de hacerlo con un uso intensivo en TIC, y para ello se necesita una inversión por lo que nuestra recomendación es que se aprovechen los apoyos que existen a través de Fondos FEDER. La combinación del crecimiento urbano y desarrollo sostenible, ha de ser Smart e integrador, evitando la exclusión social, generando empleo y respetando el medio ambiente. Pero no hay que quedarse sólo en el proyecto, sino contar con una planificación más a largo plazo con objetivos alcanzables y cuantificables, que tenga viabilidad económica futura. Se necesita un modelo donde se pueda mantener la infraestructura TIC y seguir desarrollándola a posteriori, es decir que sea sostenible económicamente.

Con respecto a la segunda cuestión, la ciudad es un ecosistema donde la Administración, los ciudadanos y las empresas progresan conjuntamente. Es decir, no colisionan si no que juntas generan sinergias. Resumiendo, apostar por las Smart Cities es conseguir una mejor ciudad para todos y así ha quedado patente en Greencities & Sostenibilidad.

Datágora. Ya que es vital conectar mejor la energía entre personas y regiones, ¿de qué forma fue abordado el tema energético? ¿Se llegó a alguna postura mayoritaria que pueda desarrollarse? ¿Se fijaron plazos para su implantación?

JG. Existe un discurso consistente en que la Ciudad Inteligente debe hacer una gestión eficiente de la energía eléctrica. Nuestro discurso es más amplio, ya que consideramos la Ciudad Inteligente como integradora de soluciones de múltiples ámbitos. El energético es uno de los sectores de aplicación clave de las Smart Cities, que pueden abordarse desde distintas perspectivas, como las Smart Energy Grids, Transportes, Edificios energéticamente eficientes y vehículos eléctricos entre otros. Ahora bien, es esencial que existan infraestructuras TIC que apoyen las soluciones generadas.

Datágora. En el tema laboral vemos como la aparición de nuevas formas de trabajar apoyada en dispositivos móviles y la obligación de adaptarlos a las nuevas necesidades, va cambiando el panorama tradicional. Empresas de todos los sectores trasladan el empleo cualificado a las actividades digitales y dado que emergen nuevas ocupaciones ¿se planteó este tema y si así fue, cuáles fueron las conclusiones?

JG. El empleo fue un tema planteado durante el congreso dada su relevancia. Desde la Comisión de Smart Cities de AMETIC se está liderando un grupo de trabajo sobre nuevas ocupaciones y necesidades que van surgiendo en esta transformación digital en la que nos vemos inmersos. En este grupo, se detectan las habilidades tecnológicas necesarias así como otras destrezas más relacionadas con la demanda de nuevos perfiles profesionales. Primer caso, los conocimientos requeridos en temáticas como Big Data, Internet de las Cosas, Cloud Computing o distintas tecnologías de red (Wifi, Bluetooth, Beacons, NFC etc…). Pero el conocimiento técnico no es por si solo suficiente, también es necesario contar con formación en gestión y regulación para garantizar la sostenibilidad económica de la ciudad. Por último indicar que la Ciudad Inteligente no sólo creará empleos directos, si no que generará un ecosistema de emprendimiento en distintos sectores (por ejemplo: transporte, comercio o turismo) que son en sí mismos, generadores de empleo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.