La digitalización potencia la atención sanitaria virtual

De acuerdo con la OMS, las enfermedades cardiovasculares son la primera causa de muerte en el mundo. Encabezando este grupo de dolencias figura el ictus, un accidente cerebrovascular-conocido popularmente como derrame cerebral- y uno de los que más incapacita a las personas que lo sufren (si consiguen sobrevivir).

En lo que a nuestro país respecta, el ictus figura como la primera causa de mortalidad entre las mujeres españolas y la segunda en los varones, según datos del Grupo de Estudios de Enfermedades. Si en Europa mueren 650.000 personas por esta causa, de ellos 40.000 son españoles. No hay que olvidar que quienes han sufrido un ictus representan un alto riesgo de padecer otro en los tres meses siguientes. Según datos del estudio IMPACTO “menos de 1/3 de pacientes que sufren un ictus tienen los factores de riesgo controlados, a pesar de que la mayoría reciben tratamiento.

Más datos. Los costes directos del ictus representan en algunos países industrializados, entre el 2% y el 4% del gasto sanitario total. Conviene recordar también que cada ictus supone un gasto medio de 4.000 euros durante los tres primeros meses de enfermedad, sin incluir las bajas laborales del enfermo y su familia. La atención del ictus además, requiere la adopción de planes de rehabilitación personalizados con el fin de lograr los mayores beneficios y las menores secuelas. A estos efectos deben establecerse mecanismos y recursos apropiados para incorporar terapia ocupacional, logopedia y fisioterapia de alto rendimiento a la rehabilitación de aquellos pacientes que han sufrido un ictus.

Frente a este panorama hay que señalar que el número de pacientes con ictus que necesitan programas de rehabilitación es muy alto, ya que tras superar el período agudo permanecen ciertas disfunciones neurológicas. El objetivo principal de la rehabilitación es tratar la discapacidad para conseguir recuperar la máxima capacidad funcional en cada caso y facilitar la independencia y la reintegración en el entorno familiar, social y laboral.

Frente a estos desafíos y en este caso concreto, la I+D+i juega un papel trascendental, ya que el surgimiento de herramientas digitales está permitiendo traspasar el control de nuestra salud desde los doctores a los pacientes. Gracias a innovadoras tecnologías digitales, el IoT, la Smart Cloud y otras, utilizando pantallas de televisores, tablets, ordenadores, smartphones y ahora wearables, permiten que se transformen todos los aspectos de los cuidados médicos. Rehabilitación de los pacientes que han sufrido ictus incluidos.

Durante el último Mobile World Congress celebrado en Barcelona (2 al 5 de marzo) se presentaron diferentes proyectos basados en la plataforma Mefacilyta, desarrollados por la Fundación Vodafone España en colaboración con el Hospital Vall d’Hebron. Una plataforma que ofrece un entorno web colaborativo para la generación de contenidos multimedia personalizados, utilizando para ello tecnologías como la realidad aumentada o los códigos QR. Mefacilyta ofrece un entorno web y un conjunto de aplicaciones para dispositivos móviles personalizables y fáciles de usar, solución adaptada a los requerimientos y necesidades transmitidas por los médicos implicados en la rehabilitación de pacientes después del ictus.

2-VODAFONE-a-las-18.42.43

Mefacilyta busca promover soluciones accesibles e innovadoras a través del uso de las TIC, permitiendo entre otros, servicios de rehabilitación personalizados. Así, Mefacilyta Rehabilitation tiene como objetivo:

*  Destinado a personas que han sufrido un accidente cerebro vascular y están en proceso de rehabilitación de sus capacidades.

*   Mejora en la recuperación del paciente realizando la rehabilitación en casa con supervisión y seguimiento médico.

*   Recogida de información detallada y de forma segura sobre la evolución del paciente con: grabación de sesiones de interés, número de aciertos/fallos, tiempo de realización y otros datos de interés.

Esta solución ayuda a mejorar la situación de los pacientes de ictus durante la fase de rehabilitación en su domicilio. Permite que el médico envíe en formato multimedia (texto, foto y/o video) los ejercicios de rehabilitación de manera personalizada, a los que accede el paciente en su casa cuando comienza una sesión. El médico puede supervisar su evolución con los videos que recibe, grabados durante la realización de los ejercicios realizados por el paciente, mediante una Tablet o desde el propio televisor.

La solución está basada en una aplicación en tablet, o si lo prefiere el paciente, en su televisor convencional conectado a Android PC y una cámara web. La tablet o televisor sirve de espejo para el paciente mientras es grabado y los médicos, a través de un portal web, pueden realizar el seguimiento de cada uno y llevar la gestión del servicio. La solución incorpora además un sistema para la generación de informes sobre la evolución de los pacientes.

El objetivo del proyecto es complementar y realizar desde casa los ejercicios de mantenimiento de rehabilitación que los pacientes que sufrieron un ictus han aprendido en el hospital, pero en ningún caso, sustituir la modalidad de tratamiento presencial. Para los pacientes es esencial continuar con estos ejercicios, ya que si no hacen el mantenimiento, pueden perder los movimientos que han conseguido durante el tratamiento.

Este sistema basado en la plataforma “Mefacilyta”, ofrece un entorno web y un conjunto de aplicaciones para dispositivos móviles personalizables y fáciles de usar. La solución se adapta a los requerimientos y necesidades transmitidas por los médicos implicados en la rehabilitación de pacientes después del ictus. La Fundación Vodafone España quiere facilitar la vida a personas con discapacidad y mayores, principalmente mediante la innovación tecnológica y pretende promover programas de formación en TIC para apoyar su autonomía personal y la inserción social y laboral.

El proyecto acaba de terminar la primera fase de desarrollo y a partir de octubre comienza la validación de esta solución por parte de los profesionales del Hospital Vall d’Hebron y 50 de sus pacientes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.