La digitalización se ralentiza al no utilizar Data Governance

Data Governance (Gobierno de Datos)

Una impresionante ola de datos está invadiendo el mundo empresarial. Inmersas en ella, entidades de diverso tamaño e infinidad de sectores buscan formas de identificar aquellas ventajas que pueden obtener de la abrumadora cantidad de datos que se recogen y almacenan, tanto estructurados (bases de datos) como no estructurados (redes sociales, correos electrónicos, etc.). Un volumen que será diez veces mayor en tres años y que afectará a las funciones de compras, que deben identificar riesgos y oportunidades derivados de tal incremento.

Disponer de información es importante, pero debe disponerse de aquella que es realmente válida, una información procesada y trasformada de manera que sea esclarecedora y útil para la toma de decisiones.

Este volumen y las expectativas de calidad, valor y velocidad obliga a las organizaciones de compras a disponer de sólidos programas de Data Governance, cuyas múltiples ventajas son evidentes: reduce riesgos; disminuye el coste de gestión de  datos; estandariza políticas y sistemas relacionados con estos, y mejora temas como  transparencia, seguridad y privacidad.

Ahora bien, aunque el mensaje no admite equívocos, la verdad es que sólo un 20% de los departamentos de compras de las compañías utilizan actualmente programas de gestión de datos, pese a que casi la mitad dispone o ha dispuesto de este software en los dos últimos años. El problema estriba en que, pese a estimarse que estos datos se multiplicarán por 10 en 2020, la verdad es que las empresas – globalmente hablando – no están aún preparadas para manejar este volumen, hecho que a su vez retrasa la implantación de una estrategia digital adecuada en sus operaciones de compras y aprovisionamientos.

Data Governance (Gobierno de Datos)

Estas son las principales conclusiones del informe global How Governance of Data & Technology Drive the Intelligence Spectrum in Supply Chain and Procurement. NC State University / BravoSolution. Mayo 2017, realizado por la Universidad de Carolina del Norte (EE. UU.) y BravoSolution a partir de las respuestas de 70 compañías de tres zonas geográficas: EMEA, Estados Unidos y Asia Pacífico. El estudio fue presentado durante el XX ExpoCongreso de la Asociación Española de Profesionales de Compras, Contratación y Aprovisionamientos (AERCE), celebrado la pasada semana en Madrid.

Data Governance (Gobierno de Datos) es una importante disciplina empresarial cuyo objetivo es proporcionar mayor control sobre la creación, manejo, mantenimiento, almacenamiento, uso e intercambio de información vital para el negocio. Sus programas por tanto, entendidos como gestión de la disponibilidad, integridad, usabilidad y seguridad de los datos en una empresa, incrementan la calidad de los datos en un 33% de media. Por el contrario, la ausencia de datos repercute negativamente en la toma de decisiones, un hecho más frecuente en las compañías norteamericanas en su país y también en Europa, Oriente Medio y África (EMEA).

El estudio recuerda que, respecto a la gestión de datos el departamento de compras no es distinto a cualquier otro. De hecho, una reciente encuesta de Deloitte revela que la mala calidad de los datos (49%) y la falta de integración de los mismos (42%) son algunas de las principales barreras que impiden la aplicación efectiva de la digitalización de las compras.

El informe de la universidad y BravoSolution incide en las ideas recogidas en estudios similares, según los cuales 2 de cada 3 encuestados creen que el valor del negocio puede disminuir hasta en un 50% debido a una pobre calidad de los datos.

Data Governance (Gobierno de Datos)

Por lo tanto, las funciones de compras y aprovisionamientos en la mayoría de las empresas deben abordar de modo urgente temas relacionados con los datos y su gobierno. Según el estudio, no prestar atención a este asunto supondrá un serio obstáculo en la migración hacia la estrategia digital, así como a facilitar el uso de herramientas avanzadas de análisis con alto nivel de fiabilidad.

Las prácticas destinadas a integrar y mejorar los datos contribuirán a incrementar la importancia del papel que desempeña la función de compras en el diseño de la estrategia corporativa, añaden en sus conclusiones la universidad norteamericana y BravoSolution.

Las empresas de todos los tamaños hoy en día están frustradas  por las formas de identificar los beneficios dada la cantidad abrumadora de datos que acumulan y almacenan, tanto de forma externa como interna.

Hoy en día, miles de organizaciones en todo el mundo están intentando conseguir una ventaja competitiva al adoptar prácticas avanzadas de analítica y utilizando enfoques  de inteligencia empresarial innovadora. La naturaleza de estos mecanismos depende de una disponibilidad continua y de la utilización de datos de fuentes múltiples. Para ello las compañías han invertido en una infraestructura significativa para apoyar la disponibilidad de datos en diversas formas estructuradas: “bases de datos, feedback de datos, y la no estructurada, que son los medios sociales, e.-mails, textos, etc. que proporcionan volumen, variedad, velocidad y veracidad, que apoyan la toma de decisiones”.  

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.