La economía circular hace camino al andar

Gestión de residuos y Economía Circular, informe de EAE Business School, que analiza la situación de los residuos sólidos en diferentes ámbitos y que reflexiona sobre los modelos de gestión de residuos y el concepto de economía circular.

Vivimos inmersos en una serie de diversos cambios interrelacionados, acelerados y constantes, que repercuten de diversa forma en muchos sectores y subsectores socioeconómicos en todo el mundo, buena parte de ellos caracterizados por los negativos efectos generados por la tardanza en asumirlos. Situación particularmente visible en el medioambiente, en el que nociones como reutilización, reciclaje, contaminación, responsabilidad social y otros, hace tiempo que reclaman políticas conscientes y efectivas que no terminan de llegar. Cambios drásticos en las pautas de conducta medioambiental ciudadana, que en buena parte siguen pendientes de su adopción por sociedades acostumbradas a consumir productos de usar, tirar…y contaminar.

¿Dónde van estos “restos” o residuos? ¿Se les da alguna utilidad posterior? ¿Hasta qué punto contaminan el medio ambiente y nuestros propios cuerpos? Ejemplos sobran. Sin ir más lejos, hasta hace muy pocos años empleábamos una variedad de cámaras fotográficas de usar y tirar. Pero también seguimos utilizando energía derivada del petróleo como “un mal menor” sin plantearnos seriamente sus negativos efectos sobre el clima y/o la humanidad, aplicando conceptos similares a una infinidad de productos de plástico, cuyos restos repletan todo tipo de vertederos, sin olvidar los miles de millones de toneladas que contaminan y flotan en los mares. La lista es muy larga y los cambios lentos. Pero gracias a diversas iniciativas, se avanza.

Diversos informes hacen hincapié sobre estas iniciativas, ahí está por ejemplo Gestión de residuos y Economía Circular,  publicado recientemente por EAE Business School, que analiza la situación de los residuos sólidos en diferentes ámbitos y se reflexiona sobre los modelos de gestión de residuos y el concepto de economía circular. Un estudio que abarca tanto el ámbito mundial como de la Unión Europa, España y las Comunidades Autónomas.

En España el 56,7% de los residuos sólidos urbanos (RSU) es colocado en vertederos, mientras que el 43,3% se recicla o se reutiliza. Esto supone un 8,7% menos que la media de los países de la UE.

En líneas generales y respecto a España, el informe llega a algunas preocupantes conclusiones. Un ejemplo, en nuestro país el 56,7% de los residuos sólidos urbanos (RSU) es colocado en vertederos, mientras que  el 43,3% se recicla o se reutiliza. Esto supone un 8,7% menos que la media de los países de la UE.

Del 13,5% de estos residuos se realiza una valorización energética, el 18,3% es reciclado y el 11,5% se utiliza para el compostaje y digestión. Sin embargo, estos porcentajes no concuerdan con la actual jerarquía de prioridades establecidas por la Unión Europea que destaca la minimización, la reutilización y el reciclaje de residuos sobre el depósito en vertederos, tal y como describe el estudio. De hecho algunos países como Alemania, Bélgica, Países Bajos y Suiza están prácticamente eliminando el depósito de residuos en vertederos.

Ahora bien, no podemos olvidar que la generación mundial de residuos sólidos urbanos aumenta conforme pasan los años. En 2010, era de aproximadamente  de 1.300 millones de toneladas por año, y se espera que aumente a aproximadamente a 2.200 millones de toneladas por año para 2025.

En cuanto a la producción mundial de plástico, aumenta considerablemente debido a sus aplicaciones en sectores como embalaje, construcción, transporte, cuidado de la salud y electrónica, y se estima que su producción se duplique en 20 años y casi se cuadruplique para 2050. Sin embargo, solo el 14% se recupera. Las oportunidades de reutilización de envases de plástico identificadas y cuantificadas representan al menos el 20% del mercado actual, así que si se aplicara la economía circular, como propone el informe de EAE, se podrían generar ahorros de aproximadamente 6 millones de toneladas de materiales y una oportunidad económica de 9 mil millones de dólares.

La generación mundial de residuos sólidos urbanos aumenta conforme pasan los años

Respecto a los residuos provenientes de productos eléctricos y electrónicos, el informe estima que en 2021 ascenderán a más de 52 millones de toneladas métricas. Las cifras no paran de aumentar debido a los nuevos modelos económicos que fomentan el mayor consumo y la obsolescencia programada, que convierte a los productos existentes en no deseables por motivos funcionales o psicológicos al poco tiempo. El Gobierno francés por ejemplo, ya ha integrado el combate contra la obsolescencia programada en su cuerpo legislativo mediante la Ley de Transición Energética y Crecimiento Verde del 17 de agosto de 2015 (Légifrance, 2015), donde es considerada como un delito, y conlleva una pena de prisión de 2 años y una multa de 300.000 euros.

El informe de EAE propone la filosofía Lean Management (LM), para mejorar el rendimiento de los negocios evitando el despilfarro. Esta herramienta tiene como objetivo la mejora de los procesos de producción a través de la eliminación de las grandes causas de desperdicio, que son: la sobreproducción, la pérdida de tiempo, los defectos de producción, el inventario y el movimiento, transporte y procesos innecesarios.

El Parlamento Europeo ha fijado unos objetivos prioritarios en materia de residuos sólidos urbanos que incluyen la preparación para la reutilización y el reciclado del  65% de los residuos municipales y la limitación gradual de estos vertidos al 10%, de aquí a 2030. Para alcanzar dichos objetivos los gobiernos deben establecer sistemas de gestión de residuos entre los que el informe de EAE Business School propone: el Sistema de Depósito, Devolución y Retorno (SDDR) y los Sistemas Integrados de Gestión (SIG).

Economía circular en la industria del plástico

Los SIG son un sistema colectivo que se apoya en una fórmula de la responsabilidad compartida entre las empresas, las administraciones y los ciudadanos. En nuestro país contamos con algunos como Ecoembes, Ecovidrio, SIGFITO o SIGRE. En cuanto al SDDR, es un sistema de gestión de residuos de envases complementario al SIG, donde el consumidor paga anticipadamente un importe por cada envase adquirido; este importe es devuelto una vez que el consumidor retorna el envase. Este sistema ya está implantado en  más de un 90% en Alemania, Países Bajos y Finlandia. Cabe destacar que en España las botellas de vidrio del sector del vino no se reutilizan en ninguno de sus canales de distribución, ni siquiera en hoteles, restaurantes y catering, como ocurre en otros sectores de bebidas como los envases de refrescos o cervezas

Por último, el informe incide en que hay todo un nuevo campo de desarrollo de negocios, productos y tecnologías que pasan por cambiar los actuales modelos de consumo. Pero para ello hay que luchar contra la carencia de incentivos económicos y la tendencia a personalizar los productos. Parece que la sociedad poco a poco se va concienciando en la necesidad de un consumo más ético.

DATOS PARA UN INFORME

  • El 48% de los residuos sólidos generados en la UE es depositado en vertederos de manera técnicamente no adecuada o vertido al ecosistema o incinerado.
  • En España, el 56,7% de los residuos es colocado en vertederos, mientras que el 43,3% se recicla o se reutiliza. 8,7% puntos por debajo de la media de la UE.
  • Si se aplicara la economía circular, las oportunidades de reutilización de envases de plástico identificadas y cuantificadas representarían al menos el 20% del mercado actual.
  • Se prevé que la producción mundial de plástico se duplique en 20 años y casi se cuadruplique para 2050.
  • Se estima que la generación mundial de Residuos de Aparatos Eléctricos y Electrónicos será en 2021 de alrededor de 52,2 millones de toneladas métricas (Mt), o 6,8 kg por habitante.
  • La generación mundial de residuos sólidos urbanos aumenta anualmente, hasta el punto de preverse que alcanzará los 2.200 millones de toneladas en 2025
  • La UE recicla, reutiliza o transforma en energía el 52% de sus residuos sólidos. España solo el 43,3%
  • Extremadura es el territorio español en el que más ha aumentado la producción de residuos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.