La generación de silos de información, uno de los grandes retos de las pymes

Por Isabel Pomar, CEO de Datisa.

Los silos de información y la falta de integración entre los diferentes sistemas y plataformas de una compañía pueden provocar costosas ineficiencias en sus procesos end to end. La generación de silos de datos provoca también, confusión y altas dosis de frustración en lo que respecta a la relación entre clientes, proveedores y trabajadores, con los consiguientes resultados negativos para la empresa. Sobre todo si tenemos en cuenta que trabajamos en plena era digital.

De modo que, cuando las diferentes plataformas con las que opera la organización no se encuentran bien integradas, lo más probable es que se generen silos de información, hecho que obliga a los diferentes actores que conforman la cadena de valor del negocio a formular la misma consulta varias veces o bien a solicitar la misma información por diferentes vías. Resultado, confusión, pérdida de tiempo y de efectividad

Así entonces, comienza a crearse una situación que pone en evidente riesgo no solo la relación del cliente con la marca, sino también la relación de la compañía con los proveedores o con el trabajo interno entre las diferentes áreas que conforman el negocio, pudiendo provocar consecuencias graves, tanto para los ingresos como para la reputación corporativa de la firma.

Disponer de la información, pero no poder utilizarla porque ni siquiera se es consciente de que ya se la tiene, porque no se sabe dónde se encuentra almacenada o bien, porque resulta difícil acceder a ella, es como si en realidad  esta información no ha entrado nunca en los circuitos de la compañía. Pero sí existe, está en los silos, que son como pequeños recovecos donde se esconden los datos. Afortunadamente las pequeñas y medianas empresas han tomado conciencia de lo importante que es para su negocio eliminar esos escondites, para que así toda la información de la que disponen pueda integrarse y aportar el valor que realmente tiene.

Los sistemas que no apuestan por la integración están en realidad, desaprovechando gran parte de su potencial, en términos de eficiencia, visibilidad de los datos y, por supuesto – insisten desde la firma española de ERP para pymes –, de rentabilidad. La generación de silos ralentiza el negocio desde el punto de vista operativo y, los clientes pueden asumir automáticamente que la empresa, no muestra el interés suficiente como para resolver por el problema, e, incluso, puede acabar con la reputación del negocio.

Esta situación resulta particularmente grave en un momento en el que la digitalización de las empresas cobra mayor relevancia y en el que, los consumidores, usuarios o clientes han asumido como “normal” la prestación de servicios basados en la inmediatez y la transparencia. También esperan la prestación de una experiencia perfecta, omnicanal e integrada con las organizaciones con las que interactúan. Una decepción en este sentido tiene efectos negativos en los resultados empresariales. Ejemplos de este tipo hay bastantes.

Concretando, la integración entre diferentes plataformas y sistemas con los que opera una compañía ayuda en gran medida a enfrentar y resolver los grandes desafíos generados en torno a los silos de datos, potenciando la coordinación entre los diferentes sistemas en beneficio de clientes, proveedores y equipos internos. De esta manera, las pequeñas y medianas empresas pueden optimizar su eficiencia, mejorar la visibilidad de su información y acelerar la rentabilidad de sus sistemas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.