La gestión inteligente de datos no es un lujo, es una necesidad

La industria de TI se mueve a un ritmo sin precedentes, especialmente en lo que referente a la gestión de datos. En este ámbito entonces, el análisis de enormes cantidades de datos resulta ya crucial para los resultados de las grandes empresas y su valor en se calcula en miles de millones de dólares y/o euros. Ahora bien, dada la digitalización de la economía y los formidables avances del IoT, la gestión de datos ya no se asocia solo a las grandes compañías, es que alcanza a todo el mundo empresarial.  Big Data y las técnicas analíticas asociadas le pueden proporcionar a un pequeño negocio las herramientas necesarias para un rápido crecimiento y lograr una proyección global, con lo que convertir todos esos datos en algo comprensible y de aplicación útil, está permitiendo el surgimiento de formidables oportunidades de negocios.

«Vivimos en la sociedad de los datos. No existe negocio, sea del volumen que sea, que pueda permitirse ignorarlo», comentaba a BBC News  Jed Mole, director de marketing para Europa de la compañía Axciom, especialista en grandes datos.  “Es el camino por el que los negocios pequeños transitan para hacerse grandes en el futuro. En estos días, todos los negocios, pequeños o grandes, deben hacer seguimiento de los datos de sus clientes y de los metadatos, con el fin de poder responder rápidamente a lo que hacen y facilitar su comunicación».

Por su parte el estadounidense Instituto Internacional de Analítica estima que, hacia 2020, las empresas que usen sus datos de forma efectiva obtendrán alrededor de 400.000  millones de euros de beneficios en comparación con las entidades que no los aprovechen.

En este cambiante entorno, en medio de nuevas aplicaciones, incertidumbres, posibilidades y peligros, Commvault, líder global en backup, recuperación, archivado y la nube,  acaba de dar a conocer sus previsiones para los próximos meses en el campo de la gestión de datos. Son estas:

1.-  Almacenamiento definido por software.  En los próximos meses veremos cómo las empresas dejarán de tantear el almacenamiento definido por software para empezar a utilizarlo de verdad. Este modelo ha demostrado que puede reducir los gastos en hardware tradicional mientras proporciona el rendimiento y escalabilidad que se necesitan para Big Data, repositorios digitales, backup y otras cargas de trabajo digitales de gran envergadura. Con el almacenamiento definido por software, las empresas pueden evitar la dependencia de un fabricante, incrementar su uso de la nube y desplegar nuevas aplicaciones y servicios más rápidamente, lo que les aportará una ventaja competitiva significativa en la economía digital actual. También creemos que habrá una oportunidad de aprovechar esta tecnología para indexar y extraer valor de los datos, más allá de ofrecer una forma más económica de almacenamiento.

Gestión de recursos humanos

2.-   La gestión inteligente de los datos no será un lujo, sino una necesidad.  Las empresas se apresurarán a desplegar tecnologías inteligentes de gestión de la información, ya que cada vez está más claro que las soluciones tradicionales no son capaces de satisfacer la creciente necesidad de una plataforma capaz de manejar la interacción entre sus diferentes lagos de datos, proteger de forma transparente la información y asegurar el cumplimiento con la nueva normativa europea.

Solo una gestión inteligente de la información puede automatizar el acceso, la transferencia y la sincronización entre docenas de aplicaciones, bases de datos y lagos de datos – una automatización  imprescindible si las empresas no quieren que sus costes de administración de TI se disparen y que sus procesos de negocio se ralenticen. Además, es necesaria si las empresas esperan eliminar los trabajos y operaciones de protección manuales, y hacerlo de forma transparente, continua y automática.

Finalmente, sólo una protección de datos inteligente proporcionará a las empresas el potencial y visibilidad que necesitan para asegurarse de que todos sus datos son gobernados de forma que se cumpla con la nueva normativa europea GDPR. En este año, las empresas se verán forzadas a despertarse y darse cuenta de que la gestión inteligente de los datos no es un lujo, sino una necesidad.

3.-   Ransomware.  Las empresas empezarán, por fin, a tomarse el ransomware en serio e implementarán formas para identificar rápidamente contenido comprometido y automatizar su recuperación. El ransomware ha demostrado ser una de las maneras más efectivas de infiltrarse en una organización, y los cibercriminales cada vez son mejores embebiendo virus en inocentes archivos adjuntos en el correo electrónico. Las empresas necesitan averiguar cómo clasificar, separar y esconder sus datos con el fin de reducir el riesgo de que éstos caigan en manos inapropiadas y que se pierdan para siempre. La estrategia de gestión de datos de una compañía debe decidirse a nivel directivo, junto con la estrategia de seguridad, con el objetivo de mantener los datos críticos fuera del alcance de los cibercriminales.

4.-   Modelos de coste en la nube.   Un incremento en la hibridación de centros de datos también aumenta el flujo y reflujo de los datos que se mueven entre la nube y las instalaciones on premise. Los sistemas de costes actuales no fueron desarrollados teniendo en cuenta este nivel de transferencia de información entre distintas localizaciones. A medida que las empresas adoptan cada vez más entornos de infraestructura híbrida, los modelos de precios actuales para mover datos de un lado a otro se están volviendo insostenibles. Durante los próximos meses, estos patrones de precios tendrán que ajustarse, o los proveedores actuales de servicios en la nube podrían ver a nuevos competidores robarles cuota de mercado.

5.-   La sacudida de la industria del almacenamiento.  Como las empresas buscan desplegar nuevas tecnologías y más servicios en la nube, los vendedores de soluciones puntuales perderán en favor de proveedores que puedan ofrecer plataformas de gestión de datos potentes que simplifiquen y automaticen la gestión de una información cada vez más complicada.

6.-   Gestión de recursos humanos.  En el mercado laboral actual, las empresas buscan cada vez más ampliar su capacidad de alcanzar, reclutar, motivar y retener a los mejores talentos. En este entorno, todas las empresas deberán adoptar estrategias de adquisición y retención de talentos que se centren en el proceso sin burocracia, con el fin no sólo de asegurar y mantener a empleados calificados y motivados, sino también de que todos estos empleados estén alineados con los objetivos empresariales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.