La IA facilita a los bancos la búsqueda y captación de los mejores clientes

AIS Group en la jornada Servicios Financieros y Tecnología, celebrada en la Bolsa de Barcelona

La inteligencia artificial hace ya algún tiempo que dejó de ser un planteamiento que solía relacionarse con ciencia ficción o simplemente con futurismo. Sobre todo desde que la sociedad  es consciente de que vivimos inmersos en un mundo de datos y consultas diversas que exigen respuestas casi instantáneas. Diariamente utilizamos tecnologías de IA y no nos apercibimos de ellos, desde el smartphone a los smartwatches, pasando por infinidad de nuevas aplicaciones industriales, de gestión y financieras.

En este ámbito de despegue de la IA destaca obviamente la aceptación en la banca. En efecto, ahí están las posibilidades ciertas de captar clientes de un determinado perfil de riesgo, realizar acciones de venta cruzada, evitar aumentos en la tasa de morosidad e,  incluso, realizar  valoraciones automáticas de su cartera de inmuebles, etc.

José Manuel Aguirre, director comercial de AIS Group
José Manuel Aguirre, director comercial de AIS Group

Los bancos por fin han descubierto a los clientes”, comentó  José Manuel Aguirre, director comercial de AIS Group en su intervención en las reciente  jornada Servicios Financieros y Tecnología, celebrada en la Bolsa de Barcelona, “en los años 80 –recordó – el centro de la banca eran los balances; en los 90, los productos financieros; y desde hace unos años, por fin, el cliente empieza a estar en el centro de la estrategia de las entidades.

En efecto, la Inteligencia Artificial y, dentro de ella, el machine learning, se está configurando como el mejor aliado de la banca para captar clientes.  Su uso permite  la generación de patrones de comportamiento y un formidable conocimiento del cliente. Una información que permite a los bancos captar clientes de un determinado perfil de riesgo, realizar acciones de venta cruzada, evitar aumentos en la tasa de morosidad e,  incluso, realizar  valoraciones automáticas de su cartera de inmuebles.

Los expertos señalan que los nuevos equipos y programas de IA ayudarán a evitar errores y reducirán pérdidas para los inversionistas. La gran diferencia con las herramientas del análisis tradicional estriba en la cantidad de datos que esta tecnología permite procesar y en la velocidad a la que se puede analizar esa montaña de información. Mientras el análisis convencional permitía tomar en cuenta un número limitado de mercados simultáneamente, las herramientas de la IA hacen posible considerar al mismo tiempo un gran número de mercados financieros de diferente naturaleza en todo el mundo.

Lo más importante es que la inteligencia artificial hace posible a los operadores identificar oportunidades de arbitraje que el análisis convencional simplemente era incapaz de reconocer. Actualmente y con la ayuda de la IA, las operaciones de arbitraje se pueden llevar a cabo no sólo al interior de un solo mercado y con productos de la misma naturaleza, sino entre todo tipo de mercados y activos heterogéneos. Así, por ejemplo, el especulador puede hoy identificar oportunidades de arbitrajes entre productos complejos en los mercados de futuros de materias primas y en el mercado mundial de divisas en cuestión de segundos. Las recomendaciones sobre la composición de carteras de inversión están basadas en este tipo de estimaciones, pero la fortaleza de estas sugerencias depende de la inestabilidad general de los mercados financieros.

. Actualmente y con la ayuda de la IA, las operaciones de arbitraje se pueden llevar a cabo no sólo al interior de un solo mercado y con productos de la misma naturaleza, sino entre todo tipo de mercados y activos heterogéneos.

Según José Manuel Aguirre, la banca está inmersa en un proceso de cambio para adaptarse a esa visión 360º del cliente, lo que supone pasar de un modelo reactivo, basado en atender a los clientes les soliciten servicios o productos, a otro más proactivo, orientado a  captar y fidelizar clientes. Un proceso en el que los bancos deben saber modular el distinto grado de digitalización se sus clientes y ser capaces de adaptarse a todos ellos. “Sin embargo, en muy poco tiempo la población será mucho más digital, lo que obligará a redefinir el rol de las sucursales físicas, orientándolas a actividades como consultoría y venta de seguros y otros servicios”.

El director comercial de AIS Group habló del  éxito de compañías como Airbnb, Spotify, Netflix, Uber, Amazon…, que han creado nuevos paradigmas en el mundo de los negocios,  y aseguró que el sector financiero tiene que recorrer su camino para que la digitalización vaya más allá de hacer transferencias por internet. “Desde hace tiempo los bancos recopilan datos y están lanzando aplicaciones que mejoran  la experiencia de cliente, pero queda mucho por hacer y es aquí donde entra en juego la tecnología y la inteligencia artificial (IA)”.

La enorme capacidad de cálculo de los actuales sistemas TI y el Big Data permiten alimentar de manera eficiente los motores de inteligencia artificial. Las técnicas de Machine Learning, por ejemplo, posibilitan analizar muchísimas más variables e identificar las interacciones entre ellas a niveles imposibles para los humanos, lo que multiplica el poder de predicción de los modelos que las usan frente a las técnicas estadísticas tradicionales. “Estas técnicas -concluye el director comercial de AIS Group- están ya  disponibles para la banca y permiten captar los mejores clientes  y competir con éxito en la nueva economía digital”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.