La nube es nuestra mayor fuerza y ahí luchamos con casi todos nuestros servicios

Entrevista a José Ignacio Álvarez Ortiz, director del área de negocios de aplicaciones de Oracle Ibérica

Por Pedro A. Muñoz

José Ignacio Álvarez Ortiz director del área de negocios de aplicaciones de Oracle Ibérica

“Creo que el “cloud” no está en discusión en ninguna parte. Aunque no es previsible que todo emigre a esta área de la noche a la mañana, lo que sí está muy claro es que los nuevos proyectos nacen en su entorno.  Los más innovadores y las empresas que se están creando en estos momentos, lo hacen en torno al “cloud”, sobre todo para probar temas pequeños y su posterior incorporación a un proyecto concreto. En España aún tenemos muchísimo recorrido en el entorno de estas nuevas tecnologías, por lo que animaría a las empresas a explorar, a probarlas y a seguir probando, ya que su uso intensivo de estas y de todas las que vienen, tendrán un impacto directo en sus cuentas de resultados”, reflexiona José Ignacio Álvarez Ortiz, director del área de negocios de aplicaciones de Oracle Ibérica, durante una amplia conversación con Datágora.

“Quienes desean trabajar en estas áreas – añade -, buscan  plataformas o las crean para intentar incorporar sus capacidades. Como estamos ahí, intentamos coger retos de negocio y ver hasta qué punto coincide con nuestra tecnología. Nos acercamos a compañías que necesitan impulsar sus proyectos, que requieren cambios, que van un poco más allá de perfeccionar alguna tecnología, pero que tienen alguna problemática un poco mayor y trabajamos un tiempo con ellos. Para ello contamos con gente muy diversa, especializada en una gran diversidad de temas, estrategia, tecnologías diversas, gestión…Apoyados digamos, en una “economía de la experiencia”

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidad Una estrategia con objetivos claros, equipos muy especializados y atentos al día a día…

*   Es que la innovación, término que prefiero al manido “transformación digital”, no es posible si las empresas siguen trabajando con silos de información u operacionales.  Por ello hemos desarrollado su portfolio de aplicaciones con una visión integrada, comunicándose entre ellos y aprovechando recursos compartidos. Así los clientes pueden escoger entre diferentes módulos y soluciones, pero siempre con la posibilidad de incorporar nuevas soluciones en el futuro. Esta capacidad de integración no solo se produce entre las aplicaciones de negocio, sino también con servicios de plataforma (Bases de Datos, sistemas de gestión, herramientas de seguridad, etc.).  Un ejemplo, clientes como Accor Hoteles, están utilizando soluciones de RR.HH de Oracle, así como las capacidades de construcción y colaboración entre ellos.

Nuestros equipos trabajan con esas empresas, y los más relevantes lo pueden hacer  con una compañía como Oracle, e incluso con start ups. Incluso hemos participado en proyectos por muy un corto tiempo, solo dos o tres semanas, ayudando a desarrollar las habilidades requeridas.  Aunque lo hacemos con una visión tecnológica totalmente agnóstica, intentamos innovar, ya que si existe esa capacidad de inventiva del negocio, se deben emplear los servicios que sean necesarios para solucionar ese negocio.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidadSigamos con el día a día; más de un headhunter ha reconocido que efectuar una búsqueda en el mundo de la tecnología de vanguardia intentando encontrar a la persona adecuada para un cargo determinado, es sumamente complicado. Me imagino que en su departamento de RR.HH. habrá quienes realizarán estas labores de búsqueda

José Ignacio Álvarez Ortiz director del área de negocios de aplicaciones de Oracle Ibérica
José Ignacio Álvarez Ortiz director del área de negocios de aplicaciones de Oracle Ibérica

*   Así es. En alguna plataforma de nuestra red de contactos siempre tenemos quien puede detectar personas con determinadas capacidades y que intenta expandir su red aportando talento nuevo, lo que potencia nuestra compañía. Pero la detección e incorporación de talento no se produce únicamente en España. Cuando detectamos y/o contratamos a este capital humano, la persona que buscamos podría estar localizada físicamente en Francia, Suecia, Holanda…digamos que al servicio del resto de la organización. Si pertenece a nuestra área, que es EMEA, participará en proyectos  que se llevan a cabo en un tercer país, cubriendo las necesidades de negocio. Todo esto es posible a través del “cloud”.  

Mire, todo lo que hacemos en Oracle figura en todas las hojas de ruta y de transformación de todos nuestros técnicos,  ya que intentamos ver cómo podemos innovar  en el marco “cloud”. Por ello, uno de los ejes estratégicos de Oracle se centra en la empresa híper conectada, donde nuestras tecnologías en la nube facilitan  un uso transversal y una gestión integrada de datos en las organizaciones, evitando así la formación de silos de información y operaciones. Dentro de los servicios autónomos esto podemos desarrollarlo en un proyecto de turismo por ejemplo, movilidad como servicio, el autonomy service y después la híper personalización e híper conectividad  de todos los servicios, sea en la relación con el cliente o incluso las operaciones de su compañía.

Todo ello sin olvidar otro rasgo distintivo de nuestras aplicaciones centradas en ofrecer la máxima agilidad en el proceso de adopción e implementación de ideas innovadoras. De modo que los procesos de puesta en marcha de nuevas experiencias, que podían durar meses o incluso años, se reducen a semanas.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidadUn informe de Siemens “España 4.0 El reto de la transformación digital de la economía  indica que un 62% de las empresas españolas carece de plan de digitalización. Lo curioso es que, pese a que buena parte de estas compañías no ofrece formación a sus trabajadores, sí reconocen que no es el precio de la digitalización lo que  les frena, sino el coste de adaptación…

*  Este es un tema importante que ha generado un gran debate respecto a cómo superar el tema de transformación digital, ámbito en el que todo pasa por una transformación, por el establecimiento de una nueva cultura dentro de la empresa. Se trata de impulsar un cambio total en la jornada de trabajo, en la forma en que nos relacionamos, en como damos o distribuimos los productos con los que tenemos que ser competitivos.  En fin, un amplísimo proceso de transformación que implica o exige que invertir en formación. Hay que explicar a las personas qué es lo que tendrán que hacer, incluso las capacidades que deberán tener… casi todos los planes de transformación digital se miden o componen en esta dirección.

Pero en este marco lo primero son tus objetivos de negocio. Qué es lo que te has planteado o tu compromiso con los “stakeholders”, si es una empresa cotizada en la que al final casi todos esperan un retorno o si es una empresa familiar, una pyme, pues también tendrán un plan estratégico… En el marco de ese plan estratégico existe un, digamos, un “framework”, que en este caso puede ser la vertiente de clientes, de empleados, de tecnología,  de operaciones…y después, por debajo, debes contar con muchas capacidades, que se moverán con el “framework” de la compañía. Es fundamental y podemos estar hablando de 20/30 capacidades. En casos así, hay proyectos que pueden ser impulsados por una consultora nuestra. Es fundamental que dentro de todos los planes de transformación digital existan planes estratégicos de formación, porque esa nueva cultura exige contar con esas nuevas capacidades, claves para garantizar la supervivencia de la compañía.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidadPero da la impresión de que esa resistencia al cambio (consciente o inconsciente) está un poco marcada tal vez por el temor a un mundo como es la digitalización en el desarrollo de la empresa, parece esperar que “alguien” le indique el camino. Sobre todo cuando la gestión va dejando de ser vertical  y va hacia la transversalidad

*  Totalmente. Pero se comprende si aceptamos que siempre ha existido una importante resistencia  al cambio, por lo que una persona que lleva tiempo trabajando en la gestión de la tecnología es consciente que es una piedra angular en todos los proyectos de opción que repercutirán en todos los planes de organización. Ahí es donde se debe saber gestionar este cambio, cuando ya no solo te habla de tecnología el departamento correspondiente, también cuando lo hace un departamento de Recursos Humanos cuando valore y/o utilice el talento en operaciones, o vigilar las relaciones con el cliente del departamento de Marketing,  las decisiones del departamento de compras para ver las mejores opciones, o un departamento de Inteligencia Artificial para evaluar determinadas posibilidades…

La tecnología influye en toda la organización. En sus planes de gestión del talento, de gestión de la organización,  es una pieza  fundamental para que las compañías puedan seguir cumpliendo sus planes y logrando sus objetivos.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidad¿Y cuál es su percepción que en este sentido tiene sobre el mercado español? 

*  Que nos cuesta un poco, tal vez no somos realmente tan abiertos como podemos ser en determinados países, ni tan atrás como otros, sinceramente creo que estamos en la media.  Esa apertura a nuevos conceptos, a nuevas formas de trabajar mucho más horizontal, creo que está costando trabajo. Pero hay que abrir la organización a nuevas formas de trabajar, a departamentos más horizontales, a microservicios…, ya no solo en tecnología, sino en gestión empresarial, hay que intentar buscar cómo se pueden aprovechar todas estas sinergias…

En todo caso no creo que estamos ante una desventaja, sino ante un desafío concreto: cómo podemos acelerar ese paso final para romper algunas barreras existentes en ese sentido,  incorporar esa sinergia, trabajar más en esa arquitectura híbrida orientadas más a micro servicios y buscar un mejor camino, sabiendo que ese trabajo de forma horizontal es clave para que esas estructuras salgan adelante.

Oracle se está convirtiendo en el proveedor de aplicaciones empresariales más grande del mundo.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidad En momentos en que se habla mucho de la actual carencia de talento y competencias de este tipo, resulta inevitable preguntar, ¿hasta qué punto participa Oracle en ponencias o presentaciones de este tipo en  Escuelas de Negocios?

*   Durante el año pasado, con varios compañeros de Oracle participamos por ejemplo en la Escuela de MBI, igual que los alumnos del International MBI como mentores de un programa, en este caso de “blockchain”  para analizar las oportunidades existentes y qué se podría hacer en este campo.  Nuestro planteamiento: “blockchain” no es sólo la tecnología, por lo que propusimos analizar de forma sectorial sus inmensas posibilidades. A varios grupos de “turismo” les planteamos qué casos de uso podían ser relevantes para entrar en la industria y si este tipo de tecnología se podía aplicar.

Fue un reto de negocio y un trabajo muy interesante. Un proyecto  de mentorización con grupo de trabajo, en los que se extrajeron interesantes ideas sobre cómo utilizar “blockchain” en diversos casos. Para terminar, una vez obtenidos y analizados los casos de uso, nos centramos en cómo validarlos y finalmente, cómo montar una “business station” como una simulación de negocio. Los alumnos hicieron una presentación de manera puntual.  De esta manera hemos participado en multitud de eventos sectoriales  que han podido constatar y aprender de lo que puede ofrecer una tecnología como “blockchain”, por ejemplo.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidadAunque todas estas tecnologías y sus variantes o posibilidades son aplicadas en el mundo empresarial, ¿por qué ese despegue tan lento? ¿Además de la escasez de talento hasta qué punto es decisivo el factor económico para llegar a su conocimiento e implantación?  Me refiero básicamente a las Pymes…

*  Las decisiones de tipo tecnológico no son difíciles de tomar, pero deben arrancar de objetivos planteados. Digamos a cinco años, que suele ser el período normal en una compañía. Un plan estratégico con unos compromisos – incluso las Pymes – que podemos enunciarlos así: qué es lo que quiero ser y dónde quiero jugar. Para eso existen lógicamente una serie de iniciativas estratégicas  que precisan unas capacidades determinadas.

En tecnología, quiero recordar que buena parte de las pymes que cuentan con menos de 200 trabajadores han nacido en el mundo “cloud”. Mientras que muchos de los servicios pequeños ya se han transformado hay otros que no los tienen. Lo único que falta entonces son decisiones tecnológicas,  porque las empresas están cambiando… Pero esas decisiones no se toman de la noche a la mañana. De modo que cambiamos el modelo de ofrecer a los clientes y ahora tenemos un modelo que es el consumir a través de distintos créditos “cloud”, es decir acercar muchísimo más a la tecnología y sobre todo a la tecnología “cloud”,blockchain”, autónomos, toda aquella  que tiene que ver con la híper personalización y con híper conectividad de la empresa, todo eso está  disponible en las empresas de nuestro “cloud” a través de inversiones, muchísimo más reducidas que las que se hacían antaño.

Entonces probar, pueden probar, incorporar este tipo de estrategia y evaluar si estas le van a ayudar a cumplir con los retos de negocio planteados. Así y a través de este tipo de aproximaciones es como intentamos reducir este tipo de GAP y ayudar a la compañía a que gane, que reduzca la incertidumbre que pueden tener, ese miedo a dar el salto y a aprovechar esta oportunidad que se le brinda.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidadUn hecho que llamó mucho la atención en la presentación que hicieron a principios del pasado año, fue la propuesta de convertir la innovación en un proceso estructurado que garantice la generación de ideas y su desarrollo hasta llevarlas mercado y que la Inteligencia Artificial estuviese en el centro de la estrategia de las empresas… Un camino interesante y  muy claro

*  Aunque lo sea, no hemos llegado al final de ese camino. Creo que debemos de seguir soñando, que es precisamente lo que hacernos. Lo siguiente será  preguntarse qué beneficios, que provecho se pueden extraer de esta nueva etapa, cómo poder reducir esas inversiones en tecnología, generando muchísima más actividad y afrontando en mejores condiciones sus planes de futuro… tenemos que seguir soñando y no sabemos qué es lo que vendrá. Pero si tuviera que apostar por algo claro lo haría por el “cloud”, que llegó hace un tiempo y para quedarse, es nuestra fuerza clara y donde estamos luchando con casi todos nuestros servicios…

En este ámbito creemos también que son importantes la híper personalización  (la relación con nuestros empleados y la compañía con nuestros clientes),  y la híper conectividad, para poder desarrollar arquitecturas conectadas a micro servicios y centros, imprescindibles cuando hay que enviar un nuevo telemensaje por ejemplo y el hotel carezca de infraestructura en este sentido. Y después los servicios autonómicos

Por eso creo que debemos aprovechar esta etapa, este nivel en el que nos encontramos en tecnología y lo que tenga que llegar, llegará.  La estrategia que tenemos nosotros es “Cloud Ready”, probar, ir haciendo pilotos…para que cuando esas nuevas tecnologías que están al llegar y llegarán, les van a servir para apoyar sus estrategias.

Oracle quiere liderar el mercado de la nube empresarial y aplicaciones de negocio

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidadSituación que será tremendamente  interesante para los departamentos de prospección, las posibles nuevas visiones y el cómo poner las bases para futuros inmediatos…todo ello conectado a un mercado y sobre todo a los clientes… 

*  Pero hay un paso más. Lo dimos en algún proyecto creando nuevos cerebros. No es que el cliente venga o se integre como fuente de información con los datos que tiene, en Big Data y que a través de algoritmos intente identificar fases, comportamientos, entre los que ya tiene de sus clientes. Sabe que a través de ese cerebro que los ha testeado en alguna compañía, es posible identificar una serie de comportamientos e intentar que a un cliente equis, al que pertenece a esa industria, ofrecerle acorde al comportamiento detectado un mejor servicio, un mejor precio, una serie de servicios de valor añadido, por lo tanto no es solo buscar al cliente, no. Con los datos de que dispongo puedo identificar comportamientos que necesiten enriquecer mi relación con ese cliente a lo largo del tiempo.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidadA partir de esta relación que ya se tiene

*  O de la que no tengo. Ahí tengo dos vías. Al que no tengo puedo impactarle a través de datos, identificado con modelos de “look lights”, es decir la búsqueda de gemelos, a través de “cookies”, a través de muchas más cosas y ahí sí que me sirve Big Data para decir, del cliente que tengo integrado a través de fuentes de terceros, hazme una búsqueda de género. Y después entro en mi base de datos y apoyados en inteligencia artificial, somos capaces de simular el comportamiento que pueden tener ciertos clientes, de modo que en base a modelos predictivos poder anticiparnos a la demanda, incluso antes que el cliente se imagine cual puede ser su nuevo destino o el nuevo coche que quiere tener.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidadMe imagino que los márgenes de error cuando se pone en marcha alguno de estos sistemas serán mínimos…

*  Así es. Pero aunque los márgenes de error son mínimos, siempre hay puntos de mejora. Las probabilidades de éxito suelen ser muy altas…Pero además contamos con un sistema que se aplica con los empleados, el Open Tanek. No olvidemos que al final cuesta mucho penetrar en las compañías e intentar identificar, asegurar y analizar el proceso de esas personas que se incorporan jóvenes a la compañía, que vienen con una visión mucho más cerca, que sueña con trabajar en una gran corporación, renuentes a los horarios… Entonces te puedes asegurar que cuadran con la cultura corporativa, su grado de integración, su compromiso en los procesos…Es decir, no se trata ya de la identificación de un cliente, sino que también de identificar sus anhelos y comportamientos del empleado, comprobar sus  intereses a la hora de proponer acciones…

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidad Un panorama es realmente complicado, constante detección de talento, fidelización de  clientes, de capacidades, innovaciones, tendencias… Como un círculo

*  Un círculo virtuoso en el cual estás continuamente nutriéndote de tendencias, no con segmentos de clientes o hábitos de consumo. Pero construimos. Tengamos en cuenta que la innovación no ayuda a construir a corto plazo. Ayudar a identificar oportunidades a medio y largo plazo, exige estar continuamente testeando para ver en estas nuevas tecnologías, en estas nuevas tendencias, qué es lo que realmente tengo que importar a mi compañía para funcionar mejor a largo plazo. En ese círculo virtuoso que está medio camino en la intersección entre tecnología y negocio, es donde estamos nosotros. Digamos que somos una grandísima compañía en constante movimiento.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidadUna última pregunta. La industria 4.0, de la que un reciente estudio de Oracle afirma: “Los fabricantes aún tienen que utilizar los principios operativos de la industria 4.0, como interoperabilidad, transparencia y descentralización, para acercarse a los clientes, proveedores y distribuidores”.  

*  Hemos hablado de robotización, de empleo, de la entrada y aplicación de este tipo de tecnologías en la empresa. Pero soy más partidario de la creación. Nacerán nuevos sistemas en la programación adaptadas en robótica, inteligencia artificial y al final tendremos que formar a estos nuevos profesionales que liderarán el futuro en los próximos años. Creo que la Industria 4.0 o la industria híper conectada – como queramos llamarla – finalmente será una combinación de todas esas tecnologías que al  final nos llevará a formar parte de todos los procesos de la industria. Desde la compra de la mercancía hasta la entrega de ese producto final.

Por ello no hablaría de Industrias 4.0 sino que de industrias híper conectadas. Un producto desde que sale del punto de origen hasta el del consumo final, puede haber tocado hasta 22  intermediarios. En estas plataformas se pueden ver muy bien qué intermediarios aportan valor en la cadena y cuáles no. Es posible saltarse unos cuantos pasos. Pero claro, la confianza que se construye con la plataforma de” blockchain” que se publiquen los contratos,  los pagos y demás… se necesita y mucho.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.