“La Sociedad de la Información en España 2016”

Informe anual “La Sociedad de la Información en España 2016”

Si queremos impulsar el desarrollo de la Economía Digital en España, es fundamental  que todas las instituciones, gobiernos, empresas y ciudadanos tomen conciencia del inmenso potencial de desarrollo y creación de riqueza que supone la digitalización”.

José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica SA
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica SA

Las palabras con las que José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica SA, abre la décimo séptima edición del informe anual “La Sociedad de la Información en España 2016”, concretan el urgente e impostergable desafío al que se enfrenta nuestro país: impulsar el desarrollo de la economía digital.

Este informe editado por la Fundación Telefónica constituye la referencia más importante respecto a la actividad digital de la sociedad española, a la que aporta datos propios de la Dirección de Planificación de Negocio y Business Intelligence de Telefónica de España sobre el comportamiento de los usuarios, presentando las tendencias digitales que están impactando y condicionando la sociedad para un futuro próximo. Para empezar, subraya que el pasado 2016 ha confirmado y consolidado el gran avance de la digitalización de la sociedad española, resumido en la siguiente conclusión “los españoles quieren, tienen y usan más infraestructuras y servicios digitales y lo pueden hacer en cualquier circunstancia y con cualquier dispositivo”.

A través de cuatro grandes apartados concentrados en 280 páginas (Conclusiones; La Sociedad de la Información a través de sus indicadores más representativos; Vida y realidad digital; y La sociedad de la información en las Comunidades Autónomas), el informe analiza detalladamente lo que está sucediendo en el sector, en qué territorios y las tendencias que pueden definir su futuro destacando y analizando una serie de hechos y dinámicos subsectores (banda ancha móvil y smartphones, por ejemplo) que continúan consolidándose en España.

Para muestra, algunos datos. En el terreno de los dispositivos el 92% de los internautas acceden a Internet desde el smartphone, y consolida  su primera posición como dispositivo de acceso a Internet, casi 20 puntos porcentuales más que quienes lo hacen desde el ordenador personal. Recuerda además que el número de conexiones de banda ancha móvil supera los 39 millones, triplicando a las conexiones de la banda ancha fija.

La tablet en cambio, muestra evoluciones diferentes dependiendo del segmento: así, su utilización disminuye hasta situarse en casi el 31% entre los más jóvenes (entre los catorce y los diecinueve años) y crece de una forma muy importante, más de un 200%, entre los mayores de sesenta  y cinco años. El aumento en este segmento se produce en todos los ámbitos de utilización,  motivos profesionales, de comunicación y de ocio. Se aprecia, por lo tanto, que los  internautas de este segmento, que hasta ahora centraban el uso de Internet en la comunicación  con familiares y amigos, han descubierto los beneficios que puede aportar  en otros campos, lo que supone superar la última brecha relativa a la edad que existía  en el uso de Internet.

Que las tendencias se consolidan rápidamente  lo demuestra el Big Data, que ya dejó de ser una idea futurista para las empresas, al día de hoy constituye el objetivo de inversión en tecnologías de la información más importante para este año. De hecho, más de un tercio de las grandes empresas ya ha invertido en ellas y una cuarta parte de las pymes considera interesante la inversión en estas tecnologías.  Entre las pymes además, gana terreno el convencimiento de la necesidad de utilizar los datos en sus actividades, como conocer el perfil de los usuarios que llaman por teléfono o para elegir la ubicación del negocio.

También se observa que la mensajería instantánea salta desde el ámbito de la familia y amigos, al ámbito de las relaciones con las empresas, abriendo la puerta a nuevas posibilidades de comunicación con los clientes. Al mismo tiempo destaca el hecho de que España continúa siendo líder en el despliegue de fibra hasta el hogar (FTTH), la tecnología clave para llevar servicios avanzados a empresas y hogares.

Algunas reflexiones  

César Alierta, presidente de la Fundación Telefónica
César Alierta, presidente de la Fundación Telefónica

El informe recuerda que en esta edición se ha otorgado un papel relevante al estudio de las tendencias en el ámbito empresarial. Tal como señala César Alierta, presidente de la Fundación Telefónica, “el momento adecuado para hacer un alto en este mundo ajetreado de los sistemas de información, reflexionar sobre el punto en que nos encontramos y analizar los ejes de evolución que marcarán el futuro en este ámbito. A mi parecer, el número de datos, referencias y análisis incluidos supone que estos objetivos se pueden dar por cumplidos en esta nueva edición del informe”.

Este es uno de los puntos sobre los que conviene hacer especial hincapié. En efecto, estos datos hacen del informe una referencia de consulta objetiva de los hechos más destacados, con reflexiones y opiniones que permitan bucear en las profundidades, en lo que no es tan visible, a fin de tomar el pulso al sector de una forma global. Telefónica quiere tomar un papel activo en narrar lo que sucede en este campo, y no un papel pasivo, de transmisor de la información que generan otras fuentes.

Este año se advierte también que las barreras que hasta ahora venían a separar los mundos reales y virtuales empiezan a difuminarse, una convergencia entre ambos mundos ya es cada vez más habitual y afecta a la forma en la que se planifican las actividades, de modo que cada vez es más normal que los internautas tomen decisiones no planificadas sobre la marcha gracias a información que reciben continuamente en el móvil.

Alierta insiste en la importancia de las “tendencias incipientes”, de las que se espera que en un futuro próximo constituyan ejes importantes en el desarrollo de la Sociedad de la Información. Destaca “cómo la inteligencia artificial está entrando en un nuevo nivel de desarrollo que plantea nuevos dilemas morales y de convivencia con los usuarios; cómo el IoT  está potenciando el desarrollo de entornos inteligentes y de elementos que son capaces de funcionar autónomamente en entornos no inteligentes; y cómo los wearables están evolucionando hacia elementos más cercanos al cuerpo, e incluso atraviesan la barrera de la piel en lo que podemos llamar biohacking”

Vida y realidad digital. 

Portada de la décimo séptima edición del informe anual “La Sociedad de la Información en España 2016Esta sección del informe recoge la situación de la Sociedad de la Información más allá de los datos tradicionales de conexión, de si los usuarios están accediendo de una forma más intensiva con una tecnología o tipo de Red o si la comercialización de determinados dispositivos es más alta que el año anterior. En este caso, el foco está en el uso que los ciudadanos hacen de las tecnologías de la información, cómo las utilizan en su  vida diaria y cómo pueden cambiar los hábitos sociales con su uso.

No se debe considerar, por lo tanto, una actualización de una colección de indicadores, sino como una selección de aquellos que muestran al lector qué es lo que está cambiando y qué tendencias se están produciendo en la Sociedad de la Información

Al igual que en los informes anteriores, se recogen datos que muestran como la evolución de lo digital continúa imparable un año más. Este hecho que se observa en todos los formatos menos en el libro, campo en el que el formato físico se muestra inexpugnable,  tanto en uso como en preferencia por parte de los ciudadanos.

Internet continúa evolucionando y pronto se convertirá en una herramienta imprescindible en todos los ámbitos de nuestra vida. Así, dos de cada tres internautas ya la utilizan por motivos profesionales, educación y productividad, un 87,8% para fines de ocio y un 90,9% con fines de comunicación. La comunicación se convierte de esta manera en la actividad más demandada en el uso de Internet tras crecer su utilización en 3,9 puntos porcentuales y desbancar al ocio de la primera posición.

Una situación de cambio en la que se insiste, aunque en sentido diferente, se está produciendo entre los más mayores, aquellos usuarios que tienen más de sesenta y cinco años. En este grupo, la principal motivación de conectarse a Internet inicialmente fue la comunicación con familiares y amigos. De hecho, muchos se unieron a Internet con el Smartphone y las plataformas de mensajería instantánea. Sin embargo, durante el año 2016, se produce un cambio muy importante y una gran mayoría empieza a dar más importancia a las posibilidades que ofrece Internet para el ocio.

No obstante, el fenómeno que más marca la evolución este año viene asociado a la adopción de la tablet por parte de las personas más mayores y su impacto en la realización de actividades. Así, el 44,4% de los internautas de más de sesenta y cinco años realiza operaciones bancarias usando Internet, después de subir en 6,7 puntos porcentuales en 2016. Se puede, por lo tanto, afirmar que el último reducto de brecha digital, el de los mayores de sesenta y cinco años, por fin cae debido al uso de la tablet.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.