Las aplicaciones de Blockchain trascienden largamente el ámbito del bitcoin

Las aplicaciones de Blockchain trascienden largamente el ámbito del bitcoin

Que Blockchain  se haya convertido en una de las tecnologías más nuevas y prometedoras del momento  se debe a que se le vincula fundamentalmente con el mundo financiero, ya que ha dado origen al a veces desconcertante mundo de las criptomonedas. Aunque esta parece ser la visión general, conviene subrayar que su impacto se aplica en ámbitos tan diversos como el comercio, el entretenimiento, la industria, etc. Lo que sí es innegable, es que la fortaleza de su encriptación y sobre todo su carácter distribuido, pueden cambiarlo todo.

Algunos ejemplos. Aproximadamente seis de cada siete compañías del sector aeroespacial y de defensa (86%) tienen previsto integrar la tecnología blockchain en sus sistemas corporativos dentro de tres años, según determina el último estudio de Accenture, “Launchpad to Relevance: Aerospace & Defense Technology Vision 2018”.  O bien puede facilitar el marco para las Administraciones Públicas  aportando diversos beneficios (reducción del fraude y la corrupción, diversidad de errores, potenciar una mejor gestión en diferentes procesos, etc.),  redefiniendo la relación Gobierno/ciudadano en términos de intercambio de datos, transparencia y confianza. Se espera que revolucionará la prestación de servicios públicos del siglo XXI de la misma forma que Internet revolucionó la comunicación en el siglo XX Pese a ello es bastante menos conocida su relación con el mundo de la sanidad, donde existen  múltiples y muy valiosas aplicaciones para el Blockchain, que trascienden el ámbito del Bitcoin.

El Blockchain destaca en cinco áreas, aparte de la financiera: Banca, Medicina, Ciberseguridad, Educación/Política y Derecho.

Por esto motivos principalmente, Entelgy destaca cinco áreas, aparte de la financiera, que pueden llegar a ser especialmente relevantes:

  1. Banca: La seguridad y la sencillez para utilizar el Blockchain son los factores que la convierten en una tecnología idónea para el sector de la banca. Hay estudios que vaticinan un ahorro de más de 20 mil millones de dólares en recortes de gastos con la implantación de la cadena de bloques. No es trivial el hecho de que la banca ya sea el sector que más está invirtiendo en startups centradas en desarrollos en este campo. El Blockchain podría potenciar la digitalización de la banca, mejorando el servicio que ofrece a los clientes e incrementando su eficiencia. A pesar de la amenaza que podría suponer para el sector, la banca confía en el potencial que Blockchain podría aportar en préstamos sindicados, compensaciones, obligaciones de reporting, pagos internacionales o normas de cumplimiento; es decir, en todas aquellas tareas transaccionales que requieren de un elevado número de intermediarios.
  2. Medicina: La aplicación de Blockchain en el mundo de la medicina y la salud se materializa en el MediChain Medical Big Data Platform. Esta aplicación de Blockchain permitiría que los clientes controlasen su propia información corporativa y su intercambio así como elaborar bases estadísticas complejas basadas en los historiales de distintos pacientes. Los datos se guardarían y, al mismo tiempo, se clasificarían atendiendo diversos criterios que ayudarían a trazar el origen de las enfermedades, propiciando un alto valor en la prevención de las mismas. Por ejemplo, los médicos, podrían compartir datos de tratamientos, poniendo en común su efectividad y los resultados de los mismos para mejorar la efectividad de su trabajo. Esto conseguiría un hito como que las denominadas “enfermedades raras” dejasen de serlo gracias a una correcta utilización de la cadena de bloques.
  3. Ciberseguridad: Blockchain supone una auténtica revolución en el ámbito de la seguridad digital. Los usuarios disfrutarán de una mayor protección de su identidad ya que el robusto cifrado de la cadena de bloques haría que las credenciales basadas en usuario-contraseña fuese cosa del pasado. Esta tecnología puede aportar la mejor seguridad de los sistemas ante multitud de amenazas, sobre todo en aquellos casos que presenten mayor número de ataques. La incorruptibilidad y la transparencia son las principales armas para gestionar una ciberseguridad sólida, ya que asegura la integridad de los datos y permite la trazabilidad de las modificaciones que se produzcan en un sistema.
  4. Educación y política: Con Blockchain sería imposible realizar fraudes, por ejemplo, en el ámbito académico, asegurando siempre la validez de las certificaciones obtenidas. Es algo que podrá aplicarse también a los sistemas electorales, pudiendo votar los ciudadanos directamente desde el teléfono móvil. Este hecho podría multiplicar la participación ciudadana creando una democracia más sólida y al servicio de las personas.
  5. Derecho: En el ámbito legal, Blockchain cuenta ya con un ejemplo real: los “smart contracts” o contratos inteligentes. Los compromisos adquiridos mediante este sistema no requerirán de intervención humana, ya que estos contratos verificarán por sí mismos las condiciones realizadas tras un pago electrónico. Al registrar las transacciones de forma automática, transparente e inmutable, podría hacer innecesaria la fe pública notarial. La confianza de las partes en Blockchain no requeriría de un tercero para asegurar el cumplimiento, aportando rapidez, eficacia, ausencia de intermediarios y sin necesidad de papeles.

Las aplicaciones del Blockchain son tan amplias como nuestra imaginación nos permita soñar. Se trata de una revolución equiparable a la del ordenador personal, el uso de Internet o la utilización masiva de smartphones. Un nuevo paradigma para un mundo mejor.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.