Los costes, principal barrera para digitalizar las Pymes

Los procesos de digitalización se están acelerando, sobre todo en lo que respecta al mundo empresarial

Con mayor o menor intensidad los procesos de digitalización se están acelerando en todo el mundo, transformando cada aspecto de la sociedad e impactando en todos los ámbitos económicos y sociales. Sobre todo en lo que respecta al mundo empresarial.

En muchos países sin embargo y pese a sus significativos avances en esa dirección, los niveles en este sentido son aún bajos, España entre ellos, si la comparamos con la mayoría de los países de Europa  Central y Occidental. Así lo confirman estadísticas de diversos estudios e informes que insisten en la urgencia de mejorar procesos y operaciones posibilitadas por IoT;  en la utilización de las tecnologías digitales para mejorar la I+D y procesos de gestión de recursos, en la intensificación del empleo de diversas herramientas digitales en el mercado laboral y muchas otras aplicaciones, temas todos estos que  están implementando y con bastante rapidez, especialmente entre  las grandes empresas.

Ahora bien, ¿con qué exactitud estas cifras globalizadas reflejan los principales problemas y/o avances de todas las áreas de un mercado determinado? ¿Cómo se desglosan? ¿Sus conclusiones globales provienen de un análisis cuantitativo y cualitativo de todas las áreas, desde de las más a las menos desarrolladas?. En el caso de las variadas tendencias de la digitalización empresarial, ¿hasta qué punto se contempla a las medianas y pequeñas empresas? ¿Sus problemas inmediatos? ¿Sus principales desafíos? ¿Qué repercusión tienen sobre su desarrollo sus procesos de digitalización? Los interrogantes se acumulan.

A estos efectos, la multinacional alemana SAP SE acaba de dar a conocer los resultados de un interesante estudio internacional sobre este y otros candentes temas, basados en consultas a 1.300 empresas con ingresos por debajo de los 500 millones de dólares (es decir medianas empresas fundamentalmente),  destacando – entre otros temas – algunas barreras escasamente conocidas hasta el momento.

Los costes, principal barrera para digitalizar las Pymes

En este estudio denominado SAP Digital Transformation Executive Study,  han participado 3.100 ejecutivos de todo el mundo, de 17 países y zonas geográficas, que van desde Brasil, México, Australia y Nueva Zelanda, hasta Japón, Sudeste asiático, India, China Continental, pasando por Canadá, EE.UU., Alemania, Suiza, Rusia/Ucrania, Francia, países Nórdicos, Países Bajos, Reino Unido y Oriente Medio/Norte de África. La investigación también ofrece datos acerca de todo tipo de empresas recordando que la experiencia del cliente es el punto de partida para la transformación digital o las diferencias en cuanto a la inversión en tecnología.

La investigación subraya que, más de una quinta parte (21%) de las pymes que han participado en la investigación han destacado la falta de presupuesto como el mayor obstáculo para convertirse en una empresa realmente digital. Tras esta causa figuran la escasez de tiempo (15%) y las tecnologías sofisticadas (15%).

Conviene recordar que, la falta de conocimiento y experiencia del personal no aparece entre las razones aducidas para explicar el lento camino hacia la digitalización de las empresas de tamaño medio, y que solo el 8% de ellas lo mencionan como un desafío realmente importante. Estas organizaciones difieren de las grandes empresas en ese aspecto, ya que estas últimas afirman que su gran desafío es la falta de experiencia y conocimiento de la plantilla (25%).

Ahora bien, más de la mitad (57%) de las Pymes consultadas consideran que el mayor impulsor del beneficio para sus empresas en los próximos años es que se reduzca el  tiempo reducido de salida al mercado. En segundo lugar figura el reconocimiento de marca (39%), seguido de un incremento en el compromiso de los empleados (38%) y el desarrollo de nuevos productos y servicios (36%).

En cuanto a la especialización y la dedicación de recursos, solo el 3% de las señalan que   los proyectos de transformación digital han sido gestionados por equipos dedicados, frente al 24% de las grandes empresas.

El departamento de TI tienenun papel activo en la planificación corporativa y en el establecimiento de la estrategia de digitalización.

El punto de partida para la transformación digital

El estudio ofrece también conclusiones generales sobre Pymes y grandes empresas. Una de ellas recuerda que el punto de partida para la transformación digital es la experiencia del cliente. Casi todos (92%) los líderes digitales de mayor éxito – un grupo que el estudio ha identificado como líderes que están impulsando el cambio de forma más rápida, efectiva e inteligente que sus competidores- han puesto en marcha un proceso digital para mejorar la experiencia del cliente.

Esos líderes consideran que la potenciación del cliente constituye un elemento necesario de la transformación, más que un objetivo o un resultado. Para el 39% de ellos, las iniciativas para otorgar más poder al cliente, como podría ser involucrarlo de forma más directa en el diseño de productos o servicios, será la tendencia más importante en los próximos dos años. Los resultados parecen darles la razón, ya que el 70% de los líderes han percibido un valor transformador o significativo de la transformación digital en la satisfacción y el compromiso del cliente.

¿Quién es responsable de la transformación digital?

Independientemente del tamaño, la principal responsabilidad en cuanto a transformación digital en la empresa reside en el departamento de TI (75%), por lo que tienen un papel activo en la planificación corporativa y en el establecimiento de la estrategia.

 

Inversión en tecnología

Desde el punto de vista de la tecnología, uno de los grandes hallazgos del estudio es que los líderes son diferentes al resto en cuanto a sus inversiones. De hecho, están invirtiendo en tecnologías que muchas otras empresas todavía consideran de próxima generación.

Entre las mayores divergencias entre los líderes y el resto de compañías, el estudio señala que, mientras la mayoría de las empresas empela una plataforma digital multifuncional como elemento clave para integrar las tecnologías de la transformación digital, los líderes han dado un paso más y utilizan una arquitectura bimodal en la que separan las tecnologías entre aquellas que utiliza la mayoría de las empresas y aquellas que son únicas y proporcionan una ventaja competitiva, como es el caso de machine learning o IoT. De hecho, la inversión de los líderes en esas tecnologías es claramente superior al del resto de empresas: el 94% de ellas invierten en Big Data/Analytics, frente al 60% del resto de compañías; un 76% de los líderes invierte en IoT, frente a un 52% de las demás; y un 50% de los líderes lo hace en Machine Learning frente a un 7% del resto de empresas, El 62% de los líderes invierte en arquitectura bimodal, frente a un 20% del resto de compañías.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here