Lucera recuerda lo que cuesta cargar un coche eléctrico

El coche eléctrico sólida apuesta futura en materia de movilidad

La fecha ya está marcada. El compromiso de España con Bruselas de reducir en un 26% la emisión de gases de efecto invernadero en 2030 y entre un 80% y un 95% antes de 2050, no es fácil  de cumplir. Para lograrlo y entre otros puntos, es fundamental cambiar el parque de vehículos y extender la red de puntos de recarga eléctrica públicos, destaca un análisis de Deloitte.

De lo que ya no parece haber dudas es que el coche eléctrico se perfila como una sólida apuesta futura en materia de movilidad, debido sobre todo a que no emite CO2. Ya está demostrando ser una de las mejores opciones para el usuario que asume su obligación de participar en la sostenibilidad con el medio ambiente. Por ello y con motivo de la Semana Europea de la Movilidad, Lucera, la compañía eléctrica que apuesta por la eficiencia real con energía 100% verde, analiza lo que puede costar cargar el coche eléctrico, qué consideraciones es necesario tener en cuenta y cuántas opciones de recarga existen actualmente.

La Semana Europea de la Movilidad es una campaña coordinada a nivel nacional por el Ministerio para la Transición Ecológica, con el objetivo de sensibilizar a responsables políticos y ciudadanos sobre las consecuencias negativas en el uso irracional del coche en la ciudad, tanto para la salud como para el medio ambiente. Hace especial hincapié en los beneficios del uso de modos de traslado más sostenibles como el transporte público, la bicicleta y los viajes a pie.

Está iniciativa surgió en Europa en 1999 y a partir del año 2000 contó con el apoyo de la Comisión Europea. Se celebra cada año, del 16 al 22 de septiembre, realizando actividades para promover la movilidad sostenible y fomentar el desarrollo de buenas prácticas y medidas en la sociedad.

Emilio Bravo, CEO de Lucera
Emilio Bravo, CEO de Lucera

“Lo que ya es hecho es que el coche eléctrico se ha posicionado como el medio de transporte ideal para lograr un cambio radical en la relación de la sociedad con el medioambiente, pero para ello también es importante que en las cargas se utilice energía procedente de fuentes renovables, como la que ofrece Lucera, empresa pionera en ofrecer luz a precio de coste”, señala Emilio Bravo, CEO de Lucera.

Lucera destaca que la recarga de la batería del coche eléctrico medio para recorrer unos 100km no cuesta más de dos euros en términos generales. En cualquier caso, no todas las baterías de los coches eléctricos son iguales, ni tienen la misma capacidad, además las variaciones del precio de la luz hacen que sea más complicado dar una cifra estable. El importe también depende del tipo de recarga que el usuario desee hacer, ya que puede ser normal (5-8 horas), semi-rápida (1,5-3 horas) o rápida (5 a 30 minutos). A medida que el tiempo de recarga disminuye será necesaria mayor potencia e intensidad de carga, lo que encarece la cifra.

Debido a la confusión que experimenta el comprador primerizo, Lucera destaca dónde y cómo cargar el coche:

En el hogar: La instalación de un punto de carga es el primer paso para disponer de una fuente de energía para el coche eléctrico. Para ello, no es imprescindible tener un garaje individual, el usuario puede hacerlo también en el aparcamiento comunitario. Luego, la recarga dependerá de la tarifa contratada que tenga el usuario y el porcentaje de la batería que desea cargar. Lucera señala que es posible que, dependiendo de la tarifa, sea necesario realizar un cambio en el contrato, debido a la evolución del tamaño de las baterías en el último tiempo.

Actualmente las compañías eléctricas disponen de una tarifa pensada para los coches eléctricos llamada Tarifa 2.0 DHS. La misma está pensada para una potencia máxima de 10kW. En este sentido, Lucera alerta de que los consumidores del mercado regulado deben tener en cuenta que los precios se establecen a cada hora dependiendo de la demanda en cada franja horaria. El uso de esta tarifa permite un ahorro de dinero al recargar el coche en las horas en las que haya menor demanda de energía, que suele ser por la noche.

En una electrolinera: Por norma general, recargar el coche eléctrico fuera de casa suele ser más caro, pero si la instalación de un punto de recarga en el domicilio resulta una gran inversión, existen un número de electrolineras y puntos de recarga distribuidos en distintas áreas de la ciudad que suelen ser gratuitos, pero aún son escasos. Aunque si siguen adelante los planes del Gobierno el número se incrementará significativamente.

En este sentido, Iberdrola, Endesa y Repsol se han volcado en el diseño de infraestructuras de recargas por el país para dar mucha mayor autonomía al vehículo “enchufado”. Pero sobre todo para no quedarse fuera del negocio de la movilidad, que obviará en los próximos años el coche de combustión y dará paso al eléctrico.

Tipos de coches eléctricos

“El coche eléctrico ya es una realidad y los usuarios son cada vez más conscientes de su impacto en la movilidad sostenible. El reto de cara a los próximos años es reducir las velocidades de carga y aumentar la cantidad de puntos de recarga, con el objetivo de mejorar su disponibilidad. En Lucera estamos convencidos de que el coche eléctrico es el medio de transporte del futuro por su carácter sostenible y respetuoso con el medio ambiente”, comenta Emilio Bravo.

Lucera cuenta con una tarifa de discriminación horaria de tres períodos para los que ya están convencidos y han hecho una inversión con el coche eléctrico. Los usuarios pueden contratar una potencia de 10kW (que tienen la mayoría de los hogares) o para las viviendas de mayor tamaño (chalés o adosados) de 10kW a 15kW. Con un modelo sencillo basado en una suscripción mensual de 3,90 euros al mes, los usuarios pueden contar con luz a precio de coste y asesoramiento de la compañía para ahorrar en la factura y ser más eficientes energéticamente.

Autonomía y batería del coche eléctrico
 

No hay que olvidar que la autonomía y la carga del coche eléctrico constituye uno de los principales inconveniente para su despegue. Es cierto que hay coches eléctricos con baterías que nos permitirán recorrer grandes distancias como por ejemplo:

  • Tesla Model P100D y 100D con autonomía de 613 y 632 km respectivamente. Tesla gana por goleada, pero también los precios son más elevados.
  • Opel Ampera-e alcanza los 500 km de autonomía.
  • Renault ZOE alcanza los 400 Kilómetros de autonomía.
  • BMW i3 alcanza los 300 km de autonomía.

En cualquier caso los modelos más básicos y asequibles tienen una autonomía inferior entre 90 km (Renault Twizy 80) y 212 km (KIA Soul EV).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.