En el MWC destacan eSIM, IoT y redes ultraveloces

Mobile World Congress, Barcelona, Spain

Inaugurado oficialmente el pasado lunes 22 el XVI Congreso Mundial de Telefonía Móvil de Barcelona (MWC) arrancó con el impacto previsto, dando un paso más hacia su identificación con una sociedad interconectada y digital. Los datos hablan solos, la presente edición ha concentrado unas 2.100 empresas internacionales y nacionales de telecomunicaciones, Internet,  automoción y finanzas, además de unos 95.000 congresistas.

Pero al margen de su prevista repercusión económica (generará 460 millones de euros, unos 13.000 empleos temporales, 4.000 de ellos en el propio recinto ferial y el resto en locales de ocio y restauración), la presencia española, avalada por un total de 174 empresas, 88 de ellas catalanas, como todas las compañías asistentes afronta un desafío nada nimio que se incrementa edición tras edición, Nada menos que intentar sorprender a los usuarios de este mercado, quienes, habituados a utilizar dispositivos con funciones que hace apenas unos años parecían de ciencia ficción, buscan en este  tipo de encuentros sectoriales las últimas y más sorprendentes innovaciones digitales.

Honor SX de Huawei
Honor SX de Huawei

Fabricantes, operadores y emprendedores del sector han presentado una amplia gama de nuevos productos con innovadores diseños, características especiales, accesorios y aplicaciones, cuyo principal objetivo es potenciar la experiencia del teléfono inteligente e intentar definir cómo va a cambiar la manera en que vivimos, trabajamos y nos comunicamos.

Los observadores apuntan a los nuevos terminales de las grandes marcas como Samsung, Huawei, HTC, Sony o LG como las estrellas de este evento con sus nuevos modelos de smartphones”. Recuerdan también que se avanzará en saltos tecnológicos como la eSIM remota, el Internet de las cosas o las redes 5G ultraveloces.


En otras palabras, el móvil se ha convertido ya en el principal acceso a Internet y debe prepararse para mover miles de millones de datos. Los datos por su parte indican que se prevé un mercado en alza constante que posibilitará la aparición de miles de nuevas aplicaciones.


 

Ahí está el impactante estudio de GSMA (patronal de operadores móviles y compañías relacionadas, dedicada al apoyo de la normalización, implementación y promoción del sistema de telefonía móvil GSM): “Casi tres cuartas partes de la población mundial estará conectada a una red móvil para el año 2020. Razones, si a finales de 2015 había 4.700 millones de de abonados móviles únicos en el mundo, equivalentes a un 63%, en los próximos cinco años, otros mil millones de personas se sumarán a esta conexión hasta alcanzar los 5.600 millones de abonados, equivalente al 72% de la población mundial prevista para 2020.  Además, la industria se ha beneficiado del rápido crecimiento de suscriptores durante los últimos cinco años, añadiendo 1.400 millones de nuevos abonados entre 2010 y 2015.  Excluyendo las conexiones máquina a máquina (M2M) a finales de 2015 había 7.300 millones de conexiones móviles, es decir, una media de 1,46 de líneas (tarjetas SIM) por abonado.


En todo caso, aunque los terminales acaparan los titulares del Mobile World Congress,  constituyen sólo una pequeña parte del encuentro. La estrella de esta edición por lo visto será la eSIM, una tarjeta virtual o remota preinstalada dentro un chip del hardware del aparato, que permite prescindir de la SIM física, y cargar el perfil de cualquier compañía.


La GSMA, aprovechó este Congreso para anunciar la liberación las especificaciones técnicas que permiten activar la eSIM en una primera fase en weareables como smartwatch o pulseras de fitness. Sólo a partir de finales de 2017 comenzarán los fabricantes a incluirla en los smartphones.

Algunos  fabricante de tarjetas SIM,  como Giesecke & Devrient (G&D) presente en este MWC, ya obtuvo de GSMA la acreditación como “Mobile Connect Technology Vendor” por su solución LicentioID  para gestión de conectividad y activación de dispositivos móviles con eSIM embebidas. Su compatibilidad con las especificaciones de GSMA permite a los operadores de redes móviles ofrecer a sus clientes el servicio de autentificación en sus redes para múltiples dispositivos con conectividad móvil, como por ejemplo wearables y otra serie de dispositivos IoT, con una única identidad y suscripción.

Pero hay más.


De acuerdo a la consultora IDC, durante 2019 las ventas de dispositivos wearables alcanzarán los 215 millones de unidades. En este mercado, los relojes inteligentes y los dispositivos de fitness y wellness constituyen el segmento más popular.


Para esa fecha, estos doblarán sus ventas desde los 65 millones de unidades comercializadas en 2015 hasta los 124 millones. La siguiente generación de wearables soportará pagos seguros, servirán como dispositivo de acceso seguro a edificios o viviendas o como tarjetas para el transporte colectivo gracias a las tecnologías sin contacto NFC o BLE (Bluetooth Low Energy) y a diversas aplicaciones móviles.

Soluciones de pago móvil
Soluciones de pago móvil

Mientras Internet de las Cosas (IoT), otra de las estrellas del MWC no en vano es una de las tendencias tecnológicas actuales más importantes, continúa imaparable. Según las proyecciones de Ericsson, en 2021 se alcanzará la cifra de 28.000 millones de dispositivos conectados como vehículos con decenas de sensores, contadores inteligentes, controles de seguridad, de los cuales más de 15.000 millones serán IoT.

Para conectar esos dispositivos de manera eficiente es preciso contar con nuevas redes móviles. El 5G, la nueva generación de telefonía móvil, está pensada para este nuevo mundo, debido una respuesta hasta cinco veces más rápida que las redes actuales, su menor consumo de energía (diez veces menos), mayor duración de la batería y anchos de banda mucho más elevados (tasas transferencia hasta 100 veces superiores a las actuales).

Huawei, no sólo consolida su presencia en terminales con el Honor 5X  que, además de sus tecnologías innovadoras, ofrece un chasis de metal de alta calidad que protege datos y fotografías donde quiera que se vaya. Huawei también intensifica su apuesta por el IoT y las ciudades inteligentes ante el incremento del consumo de datos por persona, que se espera que se multiplique por 500 veces hasta 2025. Es la era del Big Data, y mientras llega la nueva el 5G, se buscan soluciones. Las actuales redes, con la tecnología intermedia 4,5G y MIMO proporcionará entregas de datos de banda ancha móvil de hasta 1 Gigabit por segundo, permitiendo servicios como la visualización de contenidos audiovisuales de alta definición incluidos vídeos en resolución 4K, el streaming de música o películas.

Otras soluciones novedosas son las que presenta Vodafone, tecnologías propias como CrowdCell y 4GFi, que permiten aumentar exponencialmente la capilaridad de la red y mejorar la calidad del servicio, incrementando las velocidades medias de acceso, al convertir los coches y los teléfonos móviles en pequeñas antenas 4G.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.