No habrá progreso económico sin una revolución digital

José Manuel de Riva y Víctor Calvo-Sotelo

“El lento avance digital de Europa es clave en nuestra evolución económica respecto de otras regiones del mundo”, subrayó José Manuel de Riva, presidente de AMETIC en la sesión inaugural del 29 Encuentro de Telecomunicaciones y Economía Digital que, bajo el lema “Estrategias para el Mercado Único” y organizado por la patronal TIC, se celebra esta semana Santander en los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo (UIMP).

Ante Víctor Calvo-Sotelo, el Secretario de Estado de Telecomunicaciones y para la Sociedad de la Información, De Riva fue tajante en su análisis: “La UE debe entender que no habrá progreso económico sin una revolución digital. Palabras que apoyó en abundantes datos sectoriales, comparativos y muy reveladores, como que la inversión en TIC de empresas USA respecto a las de la Unión Europea ya era un 20% en 2000, al día de hoy es de casi un 50%. “Sólo un 1,7% de las empresas europeas se ha transformado digitalmente de manera intensiva”, recordó, asegurando que un 41% de las empresas europeas ni tan siquiera han iniciado este camino y que apenas un 14% de las PYME de la UE utilizan Internet como canal de venta. La desventaja continental por un cierto desapego en el uso de las TIC, las enmarcó en este dato: “entre 2001 y 2011, un 55% del crecimiento del PIB USA se relaciona con la incorporación de TIC, mientras que en el mismo periodo el impacto a nivel europeo quedó en un 30%”.

El sector en España

Previamente, José Manuel de Riva había pintado un horizonte un poco más esperanzador para el sector en España que, tras seis años de caídas en los que acumuló un retroceso de un -18%, en 2014, el mercado de las TIC y contenidos digitales ha

experimentado un incremento del 2,1% hasta los 79.577 M€, lo que supone el primer cambio de tendencia desde 2008. No obstante, de Riva recordó que las Telecomunicaciones y Electrónica de consumo continúan en recesión.

Volviendo a la Unión Europea, el presidente de la patronal aseguró “hemos retrocedido mucho y aunque crecemos, lo hacemos a un ritmo muy lento; el diferencial de productividad y competitividad no se reduce”. Sobre el papel desarrollado por la UE en la economía global, manifestó que en el cuatrienio 2008/2014 el PIB de USA aumentó un 31% y el de China superó el 100%, mientras que Europa lo hacía a un 6,1%. El destino de las inversiones extranjeras se redujo en algo más de una década del 40% al 17%, “en lo que algo tendrá que ver que la presión fiscal de la UE, que es un 50% más alta que en USA y un 25% mayor que en Japón”. Recordó también que crear una empresa en UE cuesta el triple, tarda el doble y logra peor financiación que en USA. El cuadro de grises lo completó con el sistema educativo de UE que calificó de “insuficiente relevancia y escasez de cualificaciones de ciencias y tecnología”. La guinda en negro la puso con la demanda privada, “se ha estancado en Europa con la crisis”.

Si bien, el presidente de AMETIC observó que se aprecia un cambio de tendencia, pero que no debemos de errar en el diagnostico, “el retroceso ha sido enorme y nuestros competidores crecen a mayor velocidad. La innovación y lo digital están en el discurso político, pero no hay acciones efectivas; la regulación –dijo- prima sobre la política industrial”.

2-industria-El-sector-en-Espa+-a-_-Imagen

Soluciones

Como soluciones para ir animando esta situación, señaló tres pilares fundamentales: un Mercado Único Digital operativo “a la mayor brevedad posible”, el impulso de la Industria TIC en Europa y la transformación digital de los sectores productivos, de la sociedad y de las Administraciones Públicas. Para lo cual, el presidente de la patronal entiende imprescindible un escenario con una legislación y una regulación orientadas al crecimiento de la economía, en el que el sector público priorice la inversión productiva y donde el sector privado pueda asumir el liderazgo y la responsabilidad en el proceso. “El desafío no es tecnológico sino político”.

Señaló también que la Industria TIC en Europa está declinando y es preciso reaccionar de inmediato”, por lo que AMETIC propone evitar considerar al sector como mera “commodity”; acelerar el despliegue de infraestructuras de gran capacidad, seguras y de confianza; e incrementar la inversión pública y privada en I+D. También apostar por proyectos tractores multisectoriales capaces de generar ecosistemas digitales con empresas, centros tecnológicos y universidades, así como adecuar la formación al nuevo escenario digital. “Las infraestructuras de transporte inteligente o las Smart Cities son buenos ejemplos donde la incorporación de nuestras tecnologías desarrollaría de manera transversal el sector de la construcción de obra civil, el de automoción, el de la logística de distribución, el de los servicios… y, por supuesto, también el nuestro”.

“Ésta es la riqueza de la revolución digital. Hacer esto es una de las claves para la recuperación económica y para el incremento del empleo en nuestro país”, concluyó.

Recomendaciones para España

Las recomendaciones para España de la patronal tecnológica, a decir de su presidente, pasan por una estrategia de infraestructuras orientada a la inversión, garantizando el cumplimiento de la Ley General de Telecomunicaciones (LGTel), así como la Ley de Garantías de Unidad de Mercado (LGUM), y respondiendo de manera eficaz a los retos del Mercado Único Digital

AMETIC, que aboga también por impulsar la transformación digital de los sectores productivos, considera que el sector privado debe invertir y apostar por su transformación digital, lo que afecta a procesos, tecnologías, productos y modelos de negocio, con proyectos tractores, multisectoriales (Smart Cities, Industria 4.0, Transporte inteligente,…) que cambien la fisonomía del país y que contribuyan que mejoren la competitividad y contribuyan al desarrollo de la Industria.

Finalmente, José Manuel de Riva, insistió en la necesidad de formar más profesionales digitales y “con un mayor nivel de cualificación”; insistió en la compra pública “como palanca de la industria y la innovación”; y animó a un esfuerzo público-privado para incrementar la inversión en I+D+i.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.