Nos adaptamos a la evolución tecnológica gracias a nuestras altas inversiones en I+D

Ignacio Villaseca, CEO de Teldat

Creada en 1985 por un pequeño grupo de ingenieros a los que unía una clara visión de futuro, Teldat (compañía 100% española), diseña,  desarrolla, fabrica y distribuye soluciones avanzadas de comunicaciones, actuando  como proveedor global de las principales operadoras y empresas en sectores como el financiero, utilities, retail, transporte y AA.PP, abasteciendo a un mercado de 44 países. Apoya sus actividades en un equipo humano de más de 200 técnicos de alta cualificación y destina el 20% de sus ingresos a I+D, hecho que le ha permitido poner en el mercado sus soluciones WAN definidas por software (SD-WAN) para corporaciones, ofreciendo soluciones que permiten acceder a la nube, comunicarse con oficinas remotas y transmitir voz/datos en entornos complejos. Su trayectoria, producción, visión de futuro… la han hecho figurar recientemente en el “cuadrante mágico” de Gartner.  Datágora mantuvo una larga conversación con Ignacio Villaseca, CEO de Teldat.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidad Para empezar, ¿qué significa concretamente para su compañía haber sido posicionada por Gartner en su “cuadrante mágico”? Además del impacto en el mercado, claro…

Que nos hayan posicionado dentro de este Cuadrante Mágico es algo muy importante para nosotros, ya que este es el primer Cuadrante que Gartner hace sobre una categoría que aglutina todo el mercado del router tradicional así como al del SD-WAN, en una categoría que Gartner denomina WAN Edge. Esta categoría,  agrupa todo lo que ha sido nuestra actividad histórica en los últimos años, con lo que se avecina alrededor del SD-WAN que es la evolución natural, la softwarización de las redes WAN. Por tanto, es de alguna manera la certificación de lo conseguido a lo largo de nuestra historia.

Pero para mí, lo más relevante es que Gartner haya considerado relevante el hecho de que los candidatos tuvieran  realmente una respuesta para SD-WAN y, por  tanto, el cuadrante WAN Edge sólo refleja a los actores que tienen una propuesta creíble de productos SD-WAN. Esto, nos coloca entre los relativos pocos jugadores del mundo y, prácticamente, entre los dos únicos europeos que aparecemos en el cuadrante mágico.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidad Esto exige una pequeña mirada histórica. Veamos, Teldat cuenta con poco más de tres década de vida. Una trayectoria interesante dado el sector en el que está presente y los tiempos que corren. ¿Podría hacer un breve balance de este recorrido? ¿Elementos diferenciadores?

Durante estas tres décadas, hemos mantenido un conjunto de señas de identidad que no han cambiado. En primer lugar, somos una compañía que diseña productos,  un proveedor de productos tecnológicos; en segundo lugar, nuestro foco ha estado siempre muy claro: el mercado empresarial. Somos un proveedor de tecnología de comunicaciones para empresas. Pero en toda esta trayectoria de más de 30 años, el tipo de producto que hemos servido al colectivo de empresas, ha ido cambiando de una manera drástica, acorde con los cambios del tipo de tecnología. Hemos ido adaptándonos a la evolución de la tecnología gracias a la inversión en I+D de una parte significativa de nuestros ingresos. Esto nos ha permitido poder adaptarnos a los cambios tecnológicos que han tenido un mayor impacto, en la evolución de las comunicaciones de empresas. Así, hace más  de dos décadas fuimos de las pocas empresas europeas que supo adaptarse a la utilización de la tecnología IP en los productos de networking; hace, aproximadamente, ocho o nueve años, fuimos pioneros en lo que hoy se denomina SD-WAN -en aquel entonces ni siquiera existía un acrónimo- pero ya estábamos trabajando en el concepto de lo que hoy es SD-WAN, que no es otra cosa que  la softwarización de la tecnología WAN y la posibilidad de utilizar cualquier tipo de acceso, y de segregar la tecnología de los accesos de la arquitectura de red.

Todo esto ha facilitado que hoy en día estemos bien posicionados para la nueva revolución que está ocurriendo en este mercado. El reto actual es que esa softwarizacion que une diferentes tecnologías que ya no se limita sólo al networking. Incluye además el análisis avanzado de datos, inteligencia artificial, seguridad y otros  que conforman el núcleo tecnológico de lo que en los próximos diez años va a ser el grueso de la tecnología de las redes softwarizadas.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidad Cuando afirma que Teldat ofrece soluciones avanzadas de comunicaciones, ¿qué papel diría que puede jugar a corto y medio plazo en el ámbito de las ciudades inteligentes?

Ignacio Villaseca CEO de Teldat
Ignacio Villaseca CEO de Teldat

Dentro del amplio espacio que ofrecen los conceptos de IoT, Teldat dispone de un par de segmentos verticales que forman parte del concepto de ciudad inteligente. Uno de ellos tiene que ver con movilidad, y con todo lo relacionado con las comunicaciones embarcadas, especialmente, para vehículos profesionales.   Desde el punto de vista de ciudades inteligentes, uno de los ámbitos claramente definidos es el transporte, movilidad dirigida, sobre todo, a transporte público colectivo. No entramos en el automóvil inteligente, pero sí en dotar a medios de transporte público (autobuses, trenes…) con infraestructura de comunicaciones que incorpora las mismas herramientas SD-WAN con las que dotamos las comunicaciones de empresa en general. El segundo ámbito donde también somos activos, en este apartado, es el energético, en la infraestructura para redes de distribución de energía. En concreto venimos trabajando desde hace años, en todo lo relacionado con la lectura inteligente del consumo, con una oferta para las empresas eléctricas que les proporciona la tecnología con la que  están construyendo las redes de comunicaciones que les permite controlar y leer toda la información de las smart grids. Estos son los dos ámbitos donde mantenemos una actividad que puede encajar en este epígrafe que también incorpora muchísimos otros conceptos.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidad Otro tema, en un ámbito del que se habla mucho, pero en el que al parecer las esperanzas no se corresponden con las realidades, es la llamada oficina inteligente. ¿Cuál es su opinión al respecto? ¿Está su compañía trabajando en esta área?

SD-WAN es, fundamentalmente, la tecnología de próxima generación para equipar a las oficinas. En nuestro caso, el concepto de oficina es algo más amplio que el emplazamiento físico. Nuestra visión de esta red de comunicaciones incluye también a  las personas que se mueven que no están físicamente en la oficina, pero que virtualmente sí forman parte del entorno, del grupo de trabajo.  Por ello, y por poner un ejemplo, de cómo consideramos en este tipo de redes, permitimos que el usuario final defina cómo quiere que funcionen sus aplicaciones con independencia del tipo de red utilice. La tecnología es suficientemente inteligente para saber que si un usuario tiene diez/quince aplicaciones a las que califica como muy importantes, de misión crítica, o menos importantes, y la red tiene un número de caminos diferentes por los que puede comunicarse, desde la internet pública a redes privadas,  que de forma automática se hagan las  selecciones necesarias para que cada aplicación disponga de la  calidad de servicio que el cliente le aplique.

Pues bien, ese mismo concepto se aplica cuando un usuario está en movilidad, una situación en la que, evidentemente, el tipo de conexión que vaya  a tener sea, probablemente, menos capaz que la conexión que tiene en la oficina fija, pero que tiene que dar un servicio de calidad suficiente para que el  usuario móvil pueda seguir usando aplicaciones que le sean necesarias. Nuestra tecnología permite que también en movilidad se le aplique el mejor criterio posible para repartir los recursos de acuerdo al esquema definido. Todo esto implica que  la inteligencia que se necesita en el ámbito de las comunicaciones sea mucho mayor, ya que por una parte, permite al usuario definir como desea que funcione la red, de una manera mucho más orientada a las aplicaciones, al negocio; y desde otro punto de vista, la red inteligente debe tener la capacidad de  elegir cómo distribuir el tráfico para conseguir esos objetivos de calidad que el cliente necesita.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidad Cuando afirma que Teldat destina el 20% de su facturación a I+D… ¿en qué áreas se ha centrado preferentemente? Lo pregunto porque como este mercado está en constante evolución con una tecnología que cambia casi a diario… Incluso añadiría ¿qué porcentaje de esta inversión se aplica a la prospectiva? O bien, ¿cómo la desarrollan?

En este periodo de tiempo, el mercado, que para nosotros significa el cliente ha sido una constante en nuestra trayectoria, mientras que la tecnología que hemos ido ofreciendo a ese cliente, ésta ha sido muy cambiante. Evidentemente, hemos tenido que ir cambiando el mix, la asignación de recursos a cada tecnología. Por ejemplo, cuando empezamos, hace treinta años, había una importante porción de recursos de I+D dedicados al hardware; era una época donde el diseño del hardware marcaba mucho la diferencia y por tanto, al menos un 50%, de nuestra inversión estaba relacionada con diseño hardware. Eso a lo largo del tiempo ha ido, paulatinamente, cambiando, y desde hace ya bastante tiempo, una gran parte de los recursos se han dedicado a tecnologías software. Hoy en día, esa tendencia sigue creciendo cada vez más. Dentro de esto, podemos distinguir el software que corre en la nube, del software que está embebido en los equipos.

Si nos retrotraemos de nuevo, 15 ó 20 años, todo o prácticamente todo el software estaba embebido en los equipos,  aunque es cierto que siempre ha habido una capa de software de gestión remota de esos equipos, que podría asimilarse a lo que hoy sería desarrollar tecnología en la nube. Pero al día de hoy, cada vez una parte mayor de la tecnología tiene que ver con la inteligencia que reside en la nube y se reduce, paulatinamente, la que reside en los equipos; se tiende a desplazar más inteligencia a la nube. Eso hace que en la actualidad, estemos aplicando, aproximadamente, el 85% de nuestros recursos a desarrollo de software, y, de ese porcentaje, la mitad esté dedicada, a tecnología cloud, y la otra mitad, todavía, a tecnologías embebidas en los equipos. El tema de la nube hace que cada vez más, se vaya a tecnologías abiertas que pueden ser instaladas en hardware nuestro oen sistemas abiertos de hardware, hasta el punto de que ya es posible vender una red completa en la que no se incluya nada de hardware; todo el software se ejecutaría en equipos en la nube que son  equipos de propósito general.

En cuanto a la prospectiva, aproximadamente, un 30% de los recursos de I+D están dedicados a desarrollos tecnológicos cuyo fruto no se va a ver en el próximo año o año y medio. Es decir, un 30% de los recursos están dedicados a tecnologías que se van a incorporar a nuestros productos a medio plazo.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidad Su empresa es una multinacional que abastece a un mercado global de 44 países. ¿En qué momento y en base a qué productos inició su expansión internacional?  Porque actualmente destacan por su tecnología SD-WAN…

Ignacio Villaseca CEO de TeldatEmpezamos a desarrollar mercados internacionales de la mano de nuestras soluciones más tradicionales de networking. Con ese tipo de producto hemos logrado una penetración muy razonable, en mercados de Europa y América, especialmente, aunque en el resto del mundo tenemos también algunas referencias. Ahora bien, ¿por qué esto es así? Porque con las tecnologías de hardware tradicionales el desarrollo de nuevos mercados tiene una velocidad y unos requerimientos de capital relativamente altos que permita cubrir adecuadamente esos mercados. Son necesarios canales de distribución con mucha formación en la instalación y en el soporte de los equipos; se necesita también una inversión propia de equipo de Teldat para poder acercar las capacidades de la central y conseguir  que los  despliegues lejanos se lleven a cabo de forma eficiente, a medida que las soluciones están basadas en software en un mayor porcentaje.  Un claro ejemplo sería la forma en la que Netflix es capaz de llegar muy rápidamente a muchos mercados con una solución tremendamente softwarizada en la nube. Puede  distribuir casi a cualquier país del mundo con la misma tecnología.  Con alguna salvedad, porque no es exactamente lo mismo, SD-WAN permite que donde antes se requería una inversión mucho mayor y despliegue físico, ahora se puede de vender redes softwarizadas en más sitios del mundo y provisionarlas mucho más rápido.  Para nosotros SDWAN nos va ayudar sin duda a conseguir un despliegue internacional mayor, más intenso, del que podíamos haber tenido en el pasado.

Datagora medio especializado en transición digital, smartcities, digitalización, recursos humanos, sostenibilidad y movilidad Otro tema obligado. Una empresa como Teldat no logra un lugar y distinción si no es por una intensiva aplicación de talento, algo con lo que Uds. parecen haber contado siempre. Pero como es un factor sumamente escaso en estos momentos, según coinciden estudios y consultoras, hay veces en que la competencia intenta “cazar” en las plantillas exitosas.   ¿Cómo se ha ido conformando sus plantillas?  ¿Formación, captación (empresas o centros especializados), acuerdos, alianzas puntuales…?

Teldat es una empresa que requiere que un altísimo tanto por ciento de su plantilla sean profesionales con un nivel muy sofisticado de conocimientos, ya sean de un tipo u otro. Pero lo cierto es que son bastantes cambiantes en el tiempo. No solo son sofisticados, sino que esos conocimientos caducan. Lo que era tecnología punta hace, ocho años, ahora es una tecnología obsoleta. Esto hace que se necesite una  mezcla de conocimiento propio y renovación, lo que se traduce en gente nueva que aporte conocimientos nuevos. Para ello, contamos con acuerdos con la Universidad para la incorporación de nuevos profesionales. Pero el grueso de nuestra plantilla, sobre todo en las áreas de tecnología, ha hecho su carrera dentro de la casa.  Es decir, en el área más importante para nuestro negocio, procuramos que las personas que entren en la empresa aporten nuevo conocimiento, muy valioso, que típicamente, es el que traen de la Universidad, y, luego, tratamos de complementar ese bagaje con el conocimiento propio que nuestra gente es capaz de aportar a los recién llegados. En gran medida la tecnología se genera dentro y, por tanto, es necesario que los equipos que entran, se pongan en contacto con las piezas de tecnología que ya tenemos para que puedan desarrollarlas y, a partir de ahí, generar los productos.

Respecto a la retención de talento, el factor fundamental es que no existen muchas alternativas al tipo de labor tecnológica que se hace dentro de Teldat. El trabajo que determinados profesionales pueden hacer aquí, en cuanto a desarrollo tecnológico, no es fácil que puedan hacerlo en otras empresas en España. Es cierto que nuestra competencia son grandes multinacionales, lo que ocurre es que aquí, compañías como Cisco, Oracle o Microsoft, sólo tienen delegaciones comerciales ya que el trabajo relacionado con desarrollo de producto se hace en EE UU o en centros de I+D de otros sitios del mundo. Por ello, tenemos un importante factor diferenciador para la retención del talento relacionado con la tecnología, y es que nuestro centro tecnológico está aquí y por lo tanto no es necesario irse lejos para trabajar en la tecnología de comunicaciones más puntera.  En Alemania –donde también tenemos un centro de innovación- sí que hay más competencia ya que existen muchas más empresas tecnológicas; aunque  no tantas en nuestro sector específico, lo cual nos da una cierta ventaja. Ofrecemos planes de carrera a las personas con perfil tecnológico, que normalmente encuentran  ser atractivos y que les dan una curva de aprendizaje muy interesante. Los profesionales de Teldat, después de unos cuantos años, suelen tener una capacitación muy alta y suelen ser muy apreciados por el mercado, por que  son personas que también pueden hacer muy bien trabajos que otras empresas multinacionales quieren hacer en España, y que no tienen que estar relacionados con la tecnología, como  marketing o ventas,  por lo que sí que tenemos una cierta rotación No es una rotación exagerada porque el plan de carrera dentro de Teldat pensamos que es interesante, pero no podemos negar que tenemos un personal bastante demandado por el mercado en general.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.