Orange y Ericsson enseñan el futuro de las comunicaciones móviles

Orange y Ericsson realizaron la primera prueba de 5G que se efectúa en España en la vía pública.

En la lucha que diversas corporaciones mundiales han emprendido para desarrollar tecnología 5G, conviene recordar que hace una década esta era considerada como una meta bastante lejana, que hoy en día se ha convertido en concretas previsiones a corto y medio plazo. En este marco, científicos, gobiernos y empresas de comunicaciones investigan y trazan planes para poner en marcha o utilizar 5G a partir de 2020, especialmente en lo que respecta al cambio que experimentará la sociedad a partir de aquella fecha y como dará lugar a una serie de vanguardistas tecnologías, normas, industrias y ecosistemas.

Y es que la tecnología 5G va mucho más allá de una simple mejora de velocidad y latencia en las conexiones móviles. Supondrá una revolución en todos los ámbitos, especialmente con los dispositivos conectados, independientemente de su ubicación o velocidad (coches, trenes, aviones…). Además de servicios como el transporte inteligente o las cirugías a distancia, en las que un ser humano utiliza remotamente un robot para realizar complicadas operaciones, dependerán de la reducción de los períodos de latencia, es decir, de los tiempos de demora entre la acción y la respuesta.

Sara Mazur, directora de investigación de Ericsson
Sara Mazur, directora de investigación de Ericsson

En diciembre de 2014 Sara Mazur, directora de investigación de Ericsson, señalaba a la BBC: “una característica crucial del 5G será que no pueda fallar, ya que tendrá la fiabilidad que hoy tenemos con la fibra óptica. Además, los avances en la tecnología de antenas auguran el fin de los cortes repentinos de conexión, una característica esencial para la seguridad. En cuanto al período de latencia de 5G girará en torno al milisegundo, es decir, será imperceptible al ser humano y será 50 veces menor que el de 4 G”.

El cambio de época está a la vuelta de la esquina. 5G va a cambiar el paradigma de las comunicaciones e interconectará a personas y millones de objetos en una misma red: contenidos inmersivos como son las redes de súper banda ancha. Omnipresencia, el internet de las cosas masivo. Autonomía, servicios críticos donde el fallo no es una opción.

Ahora bien, aunque al campo de actuación que se abre no se le ven límites, lo realmente interesante es ver cómo, pese a las lógicas rivalidades y las gigantescas inversiones que diversas corporaciones multinacionales vienen efectuando en 5G, en líneas generales colaboran con operadores y socios verticales para poder ofrecer sus conexiones, promoviendo estándares 5G globales unificados y la formación de un ecosistema 5G a través de la innovación tecnológica y el desarrollo de una plataforma de colaboración entre industrias para abrazar mejor el mundo mejor conectado.

Este es el caso de Ericsson y Orange que – colaborando desde 2016 -, el pasado día 25 de septiembre realizaron una experiencia pionera en España sobre las prestaciones de la conectividad móvil 5G, alcanzando velocidades superiores a los 15 Gbps y vídeo 4K en tiempo real, en movimiento y en un entorno urbano. Orange, demostrando una vez más su carácter de liderazgo en innovación tecnológica, ha marcado un nuevo hito en España, como ya hiciera en su momento alcanzando 1,5Gbps en su red móvil Giga LTE (oct’16) y 10Gbps simétricos sobre fibra (feb’17).

En el marco del acuerdo de colaboración firmado con Ericsson para el desarrollo de la conectividad móvil 5G, ambas compañías han realizado una experiencia pionera para mostrar las grandes prestaciones que ofrecerá la conectividad móvil 5G.  En esta primera prueba de 5G que se efectúa en España en la vía pública, en un acto para los medios de comunicación. “Se trata de un nuevo hito en España” aseguran desde ambas compañías. “Una primicia en España, algo innovador que se ha realizado en muy pocos países destacó Tomás Alonso, responsable de Ingeniería de Producto de Orange.

Para ello, y por primera vez en España, se han realizado dos ensayos: el primero, con un dispositivo que simula la experiencia de un usuario a pie de calle, en el que se han logrado velocidades superiores a los 15 Gbps; y un segundo, en un vehículo en movilidad, en el que se ha podido ver un vídeo 4K en tiempo real (streaming) en movimiento, en un recorrido urbano en exteriores. Ambas pruebas se han realizado utilizando equipamiento de radio real, todo ello  orquestado por una estación base 5G que ha proporcionado la cobertura necesaria a los terminales de prueba.

Ambas pruebas se han realizado utilizando equipamiento de radio real, todo ello orquestado por una estación base 5G que ha proporcionado la cobertura necesaria a los terminales de prueba.

Guillermo Quintana, director de Banda Ancha Móvil de Ericsson España
Guillermo Quintana, director de Banda Ancha Móvil de Ericsson España

“Es el primer viaje en el que vamos a traspasar muchas puertas del 5G”, señaló Guillermo Quintana, director de Banda Ancha Móvil de Ericsson España, respecto a esta demo. Indicó que las redes 5G siguen un camino evolutivo y que coexistirán con 4G porque “todavía hay mucho partido que sacar a LTE”, subrayando la importancia de la liberación de espectro, necesario para el buen funcionamiento de las futuras redes móviles. De hecho, para esta prueba tuvieron que pedir autorización para que se les facilitara un poco. Sin embargo, reconoce que las bandas 5G van a ser muy heterogéneas oscilando desde las bajas que ofrecen más cobertura pero menos capacidad, como la de 700 MHz (que va a ser muy conflictivas por el Segundo Dividendo Digital), hasta las altas de 28 MHz que aportan muchas más funcionalidades pero poca cobertura. Mientras que Asia y Estados Unidos van liberando fragmentos de frecuencia de espectro, en España vamos más despacio. “Va a llevar su tiempo esa liberación pero creemos que estará disponible para cuando fabricantes de terminales y aplicaciones tengan a punto soluciones para 5G. La complejidad de abrir espectro no es técnica, sino operativa en tanto en cuanto se trata de que no cree conflictos en el día a día de los usuarios”. Sea como fuere, “todos los actores de la sociedad van a tener que estar implicados en el desarrollo de operaciones de 5G”..

¿Cuáles son los retos del 5G?

En estos momentos la tecnología 5G, la nueva generación de redes de comunicaciones de banda ancha móvil, continúa en desarrollo para dar solución a la explosión de la demanda de comunicaciones, servicios y aplicaciones móviles que se esperan; en la era de la movilidad, la conectividad en movimiento pasará a ser una necesidad prioritaria para usuarios y profesionales.

Esta tecnología, que está basada en la construcción de redes potentes y flexibles supondrá el nacimiento de una nueva generación de experiencias en todos los ámbitos; las ciudades inteligentes, el Internet de las Cosas, la era de las máquinas, etc., pero en especial en la informática móvil, ya que el movimiento en 5G será la característica diferenciadora de esta tecnología. Todo esto creará oportunidades para nuevos casos de uso que aún no podemos ni imaginar.

Vehículo 5G de Ericsson, en la era de la movilidad, la conectividad en movimiento pasará a ser una necesidad prioritaria para usuarios y profesionales.

También será notable la mejora de la latencia. La tecnología 5G estará construida para manejar todos los tipos de tráfico con una latencia extremadamente baja, y permitirá no solo que muchos más dispositivos estén conectados al mismo tiempo, sino que respondan mucho más rápido a las órdenes remotas. Con esta tecnología se espera que la latencia de extremo a extremo caiga por debajo de 1 milisegundo.

La latencia mínima de respuesta es fundamental para hacer realidad aplicaciones como la conducción automática de los coches u operaciones quirúrgicas remotas mediante robots . Con este ensayo, Orange muestra su compromiso y liderazgo en innovación desde las etapas más tempranas en el ciclo desarrollo de las nuevas tecnologías tal cómo realizó con el 3G (año 2000) y 4G (año 2006), y que ahora vuelve a realizar con el 5G.

A partir de ahora, el conjunto de la industria de las telecomunicaciones espera que en 2019 se fije el estándar el 5G para que todos los jugadores del ecosistema, a continuación, puedan ir adaptando los dispositivos y redes pre-estándar en las que actualmente se está trabajando.

En espera de la concesión de nuevas frecuencias, el directivo de Orange aseguró que cada año se incrementa el 100% de tráfico móvil, con nuevos usos y cada vez con más objetos conectados, lo que exige alcanzar el 5G. Destacó que, “No es suficiente que los fabricantes, reguladores y operadores se impliquen en el 5G, sino también otros muchos actores de sectores”, tales como la automoción, la sanidad, el urbanismo y la educación, entre otros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.