Palancas para impulsar la transformación digital de las pymes

Palancas para impulsar la transformación digital de las pymes

Experiencia de cliente, coordinación interna para mejorar los procesos transversales, marketing para mejorar la imagen de marca y la reputación corporativa y eficiencia operativa son las cuatro palancas sobre las que las Pymes pueden impulsar su transformación digital.  Estas son las conclusiones de un reciente informe de Datisa, uno de los principales desarrolladores de software de gestión empresarial para pymes en España, en el que destaca algunas de las palancas que nuestras Pyme están implementando en sus procesos de transformación digital.

Entre ellas destaca: Experiencia de cliente, Marketing, Coordinación interna, Eficiencia operativa

Las Pymes – subraya – se adaptan a la cambiante realidad digital para competir en un entorno en el que globalización e hiperconexión están marcando las nuevas reglas de juego. Sin embargo no hay que olvidar que no todas las pequeñas y medianas empresas han concluido su cambio, ya que la digitalización – algo que ya estamos aprendiendo a aceptar – es un proceso que no tiene fin, dada la velocidad a la que se producen las nuevas demandas y exigencias del mercado, hecho que obliga a las organizaciones a mantenerse en una situación de cambio permanente.

La contribución de las soluciones ERP se revela estratégica en dos sentidos: por un lado, permite optimizar la ejecución de tareas -menos tiempo y más eficiencia, seguridad, transparencia, etc.- y, por otro, permite prevenir y planificar para garantizar que los clientes tengan el acceso que demandan a los productos/servicios que necesitan, cuando y como lo necesiten.

Por ello, estas empresas deben apostar por tecnología y, más aún, por modelos de gestión flexibles y ágiles que les permitan implementar los cambios necesarios en poco tiempo, con facilidad, sin grandes modificaciones estructurales y con costes ajustados. Una tarea que, globalmente hablando no se presenta nada fácil.

En efecto, el nuevo entorno digital enfrenta constantemente a las pequeñas y medianas empresas a la hora de satisfacer nuevas demandas de sus clientes. Requerimientos derivados de nuevos hábitos de consumo, comunicación, relaciones, etc., que han obligado a este tipo de organizaciones a implementar procesos internos orientados a la máxima eficiencia.

Ahora bien, mejorar la experiencia de cliente -también del cliente interno- constituye sin duda uno de los primeros objetivos que se plantean las Pymes a la hora de implementar estrategias de transformación digital. El cliente como tal, figura en el centro de cualquier proceso transformador, por lo que cualquier estrategia debe ir en línea con sus necesidades, sus demandas o sus requerimientos.

Las Pymes están respondiendo a las nuevas exigencias del mercado con tecnología y talento

En este sentido, la contribución de las soluciones ERP se revela estratégica en dos sentidos: por un lado, permite optimizar la ejecución de tareas -menos tiempo y más eficiencia, seguridad, transparencia, etc.- y, por otro, permite prevenir y planificar para garantizar que los clientes tengan el acceso que demandan a los productos/servicios que necesitan, cuando y como lo necesiten.

Se trata de un sistema proactivo que permite adelantarse a las situaciones que puedan plantearse, de modo que la organización siempre estará en disposición de proponer al cliente -en función de las estadísticas e informes obtenidos de los datos del ERP-, productos o servicios que pudieran ser de su interés. También, de cara al cliente interno – directivos, responsables, jefes de área-, informes o reportes para la toma de decisiones, comerciales, administrativas, de producción, financieras, etc.

La coordinación interna constituye una estrategia que no solo es viable para cristalizar las experiencias digitalizadoras de las Pymes. Se trata de un modelo operativo en el que la colaboración, el intercambio de información y el reparto equitativo de tareas conduce a un mayor conocimiento del negocio, a una mayor agilidad en los procesos y a una mayor eficiencia en el trabajo. Los sistemas de planificación de recursos empresariales, ERP, favorecen esa coordinación al tratarse de herramientas que gestionan, como su definición indica, todos los recursos empresariales.

Isabel Pomar, Directora comercial y de marketing de Datisa“Un ERP trabaja con información de todas las áreas de la organización y relaciona unos datos con otros con l fin de proporcionar una imagen real del conjunto del negocio, además de proporcionar a la dirección información sobre cómo las decisiones que se toman en un área impactan sobre el trabajo que se realiza en otros departamentos” reflexiona Isabel Pomar, CEO de Datisa. En realidad – añade -, lo que hace es consolidar la información para garantizar su veracidad, actualidad y consistencia- y relacionar unos datos con otros para facilitar la toma de decisiones”.

Conviene recordar que la eficiencia es una máxima sobre la que las pymes deben construir sus estrategias, es decir, con la mirada puesta en el desarrollo y/o comercialización de productos y servicios que aporten un mayor valor adicional, pero que también impliquen costes mucho más ajustados. En este sentido, el papel de las soluciones ERP es determinante ya que, gracias a la información que aportan (productos o servicios más o menos vendidos, con más o menos márgenes, más o menos caros en su de producir y/o comercializar, clientes y proveedores más o menos rentables, mayores o menores márgenes de rentabilidad, etc.) resulta más sencillo tomar decisiones orientadas a la mejora sustancial del negocio.

En definitiva, las Pymes están respondiendo a las nuevas exigencias del mercado con tecnología y talento, pero, también están asumiendo la necesidad de implementar cambios que faciliten el resto de aquellos que están por venir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.