Patentes de Ericsson para acelerar el desarrollo de IoT

A principios de marzo la multinacional sueca Ericsson hizo una sorprendente declaración: ofrecerá sus patentes en una nueva plataforma de licencias de tecnología estándar para fabricantes de dispositivos. Objetivo, acelerar el desarrollo del Internet de las Cosas (IoT),  “En momentos en que más y más industrias abrazan la conectividad y el Internet de las Cosas, es crucial que la tecnología esencial sea accesible y que los innovadores continúen obteniendo retornos en sus inversiones de I+D», ha señalado el presidente y CEO de Ericsson, Hans Vestberg.

Su participación activa y el liderazgo en las organizaciones

Hans Vestberg, presidente y CEO de Ericsson
Hans Vestberg, presidente y CEO de Ericsson

globales de estandarización, y su compromiso con los estándares tecnológicos abiertos, colaborativos e innovadores, ha permitido a la multinacional jugar un papel clave en la información de futuras tecnologías. A su favor juega su sólido posicionamiento de forma única como líder en áreas importantes como el desarrollo de estándares para los sistemas 5G, el asesoramiento medioambiental y eficiencia energética. Sin olvidar que Ericsson se está posicionando de forma única como un líder en el desarrollo de estándares para todos los principales sistemas de comunicaciones fijas y móviles, a la vez que la convergencia de estos sistemas.

Esta vanguardista plataforma será operada por una compañía independiente dirigida por Kasim Alfalahi, quien dejará su actual puesto de director de Propiedad Intelectual y responsable de IPR y Licensing de Ericsson, adoptando un modelo de ingresos compartidos para las compañías colaboradoras y además recibirá un mandato para licencias en nombre de los titulares de patentes, con el fin de simplificar su acceso a la tecnología estándar.

Kasim Alfalahi
Kasim Alfalahi

A través de esta plataforma la multinacional sueca pondrá sus patentes a disposición de tecnologías importantes, para crear un mercado eficiente orientado a las necesidades de licencias tecnológicas de las industrias verticales, aplicando tarifas planas por unidad en aquellos segmentos industriales que demuestren la cantidad de tecnología de conectividad que utiliza un dispositivo. Esto supondrá un modelo de comercialización adicional para Ericsson, complementando su estrategia de negocio de IPR y Licensing y asegurando un  retorno justo de su inversión en I+D.

Esta iniciativa se comprende mejor si vemos que para una pequeña empresa innovadora entre en el mundo de la telefonía móvil resulta imposible, debido a la excesiva cantidad de barreras que pone el sistema de patentes, plagado de registros de todo tipo, muchas veces nimios. Pero que originan conflictos de propiedad. Pero no solo con los gigantes de tecnología de vanguardia, sino también con los “trolls” de patentes, compañías que únicamente poseen patentes o representan a inventores, que se dedican a demandar a exitosas “start-ups” que basan su negocio en la innovación, con el fin de obtener indemnizaciones por el uso de los derechos industriales que tienen ya registrados y en cartera. La única salida para las “start-ups” es la de interponer costosas contrademandas, cuyos gastos, o les hunden  o bien no les queda más remedio que pagar derechos o bien, vender.

Si a esto le agregamos que en un mundo en el que la innovación atraviesa por momentos preocupantes (algo que en España conocemos muy de cerca), donde muchas excelentes iniciativas se ven frenadas por falta de recursos para investigación, en el que la competitividad – considerada como la forma de producir a costos más y más bajos – el hecho de disponer de acuerdos de patentes constituye una poderosa ayuda.


la innovación es parte de nuestro ADN,”

afirman en Ericsson, que es la mayor titular de patentes estándar esenciales del mercado en el ámbito de comunicaciones móviles (poco más de 39.000), además de ser los pioneros en muchas de las tecnologías que utilizamos diariamente en nuestros teléfonos, desde APPs y scrolling de pantallas al tacto, basadas en posición, hasta Bluetooth  y una entrega sin fisuras entre redes” subraya “Patents & Licensing”, un interesante documento de la multinacional.


 

Consecuentemente el compromiso de Ericsson con la innovación tecnológica se basa en que la colaboración y la competencia abierta impulsan nuevas ideas. Por ello apuestan por un trabajo conjunto que logra más que la suma de logros individuales F/RAND (Fair, Reasonable, and Non-Discriminatory o Justo, razonable y no discriminatorio). Esto  significa costes razonables por derechos de propiedad intelectual acumulados, en los que los propietarios de las patentes básicas son compensados de modo proporcional a su contribución tecnológica al estándar para un acceso justo. Resultado, una visión de donde la gente tiene la libertad y el incentivo para intercambiar ideas, conectar a personas, empresas y la sociedad juntas.

ericsson-grafico
Click para ampliar

En resumen, la interoperabilidad y niveles de alto rendimiento son la clave de este futuro, y el principio justo, razonable y no discriminatorio que es F/RAND ayuda a crear un ambiente de innovación colaborativa que es central a la interoperabilidad y un rendimiento incrementado.

Los resultados de esta política de innovación están a la vista. El 40% del tráfico mundial de móviles pasa por las redes de Ericsson y su cartera de patentes, que no tiene rivales, cubre las tecnologías 2G, 3G y 4G. No en vano la multinacional es el mayor titular de patentes básicas para comunicaciones móviles y su portfolio incluye tecnologías 2G, 3G y 4G, siendo  receptor de royalties de más de 100 acuerdos de licencias de patentes.

El compromiso de Ericsson con los principios de F/RAND proporciona a todo el mundo un acceso justo a los estándares abiertos, promocionando la competencia y un ecosistema tecnológico equilibrado. Son los resultados de un acceso justo a los estándares abiertos, ya sean innovadores ya establecidos en el mercado o recién instalados en este.

“Patentes & Licensing” resume claramente la situación: “El valor de la conectividad inalámbrica difiere enormemente dependiendo del dispositivo, su capacidad y su uso. En Ericsson creemos que las patentes esenciales estándar se deberían registrar de forma justa, en condiciones y términos que reflejen su uso, capacidad e importancia de la tecnología inalámbrica esencial del dispositivo en cuestión. Su última meta es mantener un sistema justo, razonable y no discriminatorio tanto para los innovadores como para los fabricantes de dispositivos. Un sistema semejante está dirigido a dispositivos para que estén cubiertos de forma eficiente por los permisos de patentes necesarios y apalancar los beneficios de cobertura celular global con honorarios por patentar, que reflejen el valor de la tecnología de conectividad para el dispositivo”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.