Peter Lacy, Accenture: «Si los líderes unen valor del negocio, sostenibilidad e impacto tecnológico, la ventaja competitiva puede prosperar»

Desafíos del cambio climático

A medida que nos acercamos a 2030 con aproximadamente 2000 días hábiles para lograr los Objetivos Globales del Acuerdo de París, estamos comprobando que nos encontramos al borde de la catástrofe. La presión de todas las partes interesadas  para que se actúe sobre la sostenibilidad es mayor que nunca. Las cadenas de suministro mundiales se están fracturando y la desigualdad continúa creciendo. Si a esto le sumamos las consecuencias de la pandemia de COVID-19, vemos que muchas empresas se encuentran mal preparadas para la esta realidad próxima, es decir, carecen de la suficiente capacitación para afrontar los desafíos del cambio climático. Estas son algunas de las principales conclusiones de la tercera edición especial del estudio sobre directores ejecutivos del Pacto Mundial del Acuerdo de París, realizado por el Pacto Mundial de Naciones Unidas y Accenture.

En este informe El Liderazgo Climático en la Hora 11 (Climate Leadership in the Eleventh Hour) -el mayor estudio sobre sostenibilidad realizado hasta la fecha por el Pacto Mundial de las Naciones Unidas y Accenture,  sólo el 18% de los CEO consultados reconoció que los gobiernos y los responsables políticos les han dado la claridad necesaria como para cumplir sus objetivos de sostenibilidad y cambio climático.

Publicado antes de la COP26 de Glasgow, el estudio revela que los líderes empresariales están también haciendo sonar la alarma sobre la pronta aparición de los problemas inducidos por el clima y esperan que los gobiernos actúen, especialmente en las áreas de fijación de precios del carbono, inversión en infraestructura y compromisos financieros para una transición equitativa a cero, ya que el plazo para cumplir con el objetivo de 1,5°C en 2030 ha comenzado a cerrarse.

Esta investigación, que incluye entrevistas a más de 100 directores ejecutivos  y una encuesta a más de 1.230 CEO de 113 países y 21 industrias, a la vez que 110 entrevistas individuales  y  en profundidad, con directores ejecutivos y presidentes empresariales. Hay que agregar también a presidentes de empresas del Pacto Mundial de las Naciones Unidas de todo el mundo, ampliando así el contexto estratégico, desde los desafíos y oportunidades de la pandemia de COVID-19 hasta la adaptación y acciones de fomento de la resiliencia a las prioridades de financiación climática – para las empresas.

Los líderes del sector privado están luchando por acelerar sus ambiciones climáticas, pese a que casi tres cuartas partes (73%) dicen sentirse cada vez más presionados para actuar. Más de la mitad (57%) de los ejecutivos encuestados dicen que están dando prioridad a la acción climática en medio de la recuperación de la pandemia de COVID-19.

sostenibilidad y cambio climático

El 49% de los CEO señala las interrupciones de la cadena de suministro debidas a condiciones meteorológicas extremas como uno de los principales riesgos, pero sólo el 7% afirma estar «avanzado» en la creación de sistemas de alerta previa para prepararse ante sucesos de riesgo climático. Además, el 71% afirma estar trabajando activamente en el desarrollo de un objetivo de emisiones netas cero para su empresa y el 57% cree estar operando en línea con el objetivo de 1,5°C. Sin embargo, sólo el 2% de estas empresas tiene un objetivo formal validado por la iniciativa de Objetivos Basados en la Ciencia.

Si la edición correspondiente a 2019 descubrió que los líderes empresariales estaban muy lejos de cumplir con sus objetivos climáticos, actualmente el panorama es aún más sombrío. Los líderes empresariales se enfrentan a un panorama realmente preocupante, ya que los desastres relacionados con el clima están ocurriendo con una frecuencia e intensidad sorprendentemente altas.  Por ello estos mismos CEOs hacen un duro llamado a la acción igualmente duro, para que sus industrias den un paso al frente, se alineen con el Acuerdo de París y respondan con acciones decisivas con el fin de evitar una catástrofe global.

El informe no solo recoge los comentarios de los directores ejecutivos sobre su evaluación del desafío, también tiene en cuenta sus sugerencias sobre lo que se debe hacer en todos los niveles para cumplir con los objetivos del Acuerdo. .Conviene recordar que el documento señala: “los CEO afirman que, aunque el sector privado puede liderar la respuesta, movilizar el capital y aplicar la tecnología necesaria, el cambio climático está afectando a sus negocios y cadenas de suministro mucho antes de lo previsto”.

Lo esperanzador es que algunos destacados directores ejecutivos están mostrando el camino a seguir y logrando un progreso real. Están desarrollando modelos comerciales innovadores habilitados por la tecnología, alineando sus objetivos climáticos con vías basadas en la ciencia, e impulsar alianzas con sus comunidades, socios de la cadena de valor y el sector público.

Sanda Ojiambo, CEO y Directora Ejecutiva del Pacto Mundial de las Naciones Unidas
Sanda Ojiambo, CEO y Directora Ejecutiva del Pacto Mundial de las Naciones Unidas

«Hay dos caminos posibles: un enfoque profundamente defectuoso de los negocios, o una economía global que proteja a las personas, al planeta y a los ecosistemas naturales que nos sostienen«, afirma Sanda Ojiambo, CEO y Directora Ejecutiva del Pacto Mundial de las Naciones Unidas. «Seguir como siempre ya no es una opción. Los directores ejecutivos que hemos encuestado dejan claro que la comunidad empresarial no se siente preparada para hacer frente a nuestra emergencia climática. El Pacto Mundial de las Naciones Unidas tiene un papel fundamental a la hora de ayudar a las empresas a desarrollar herramientas prácticas y mejorar prácticas eficaces para hacer frente a los retos que se avecinan, al tiempo que garantiza que puedan colaborar con los gobiernos en materia de política y regulación«.

El estudio señala también un cambio clave en las partes interesadas cuando se trata de impulsar el liderazgo y la acción climática de los CEO. El mayor cambio observado en sus años, es el experimentado por inversores y mercados de capitales, que han pasado del puesto ocho en 2019 al puesto tres en las prioridades de los CEO de cara a la COP26. La tendencia refleja el mayor salto en la influencia de las partes interesadas desde el inicio del estudio en 2007, ya que los inversores ejercen una presión cada vez mayor sobre las empresas para que identifiquen los riesgos y comprendan la oportunidad que supone la transición a un mundo de 1,5 grados netos.

«Los Objetivos de Desarrollo Sostenible y los compromisos del Acuerdo de París ofrecen la ruta más clara sobre cómo las empresas deben actuar sobre el clima y la innovación necesaria para resolver los mayores desafíos del mundo. Sin embargo, con un estrecho margen de tiempo para cumplir estos objetivos, y con los efectos físicos del cambio climático que se están produciendo antes de lo que la mayoría de los directores generales esperaba, los líderes deben dar la cara y rendir cuentas por un desempeño medible«, sostiene Peter Lacy, líder global de Servicios de Sostenibilidad de Accenture, director de responsabilidad y miembro del Comité de Gestión Global. «La ciencia, la economía y los datos nos dicen que cuando los líderes unen el valor del negocio con la sostenibilidad y el impacto tecnológico, la ventaja competitiva puede prosperar».

Cambio climático y SostenibilidadEl estudio destaca también los esfuerzos de los principales CEO consultados para aumentar sus presupuestos de sostenibilidad, diversificar sus operaciones y plantillas y acelerar la I+D en soluciones resistentes al clima, impulsando mayores estándares de responsabilidad y mostrando lo que es posible cuando la ambición se une a la acción sobre el clima. Aunque casi dos tercios (65%) de los líderes ya están avanzando en nuevos modelos de negocio y soluciones con cero emisiones para alcanzar sus objetivos, sólo el 16% de todos los CEO manifestaron que su madurez está en una etapa avanzada hoy en día.

«Los CEO solían decir que las tecnologías pertinentes eran demasiado incipientes. Pues bien, ya están maduras. O decían que los inversores y los mercados de capitales no estaban totalmente de acuerdo con los datos ESG. Pero ya lo están. Lo que no tenemos ahora es tiempo. Los gobiernos deben actuar, y los presidentes y directores generales están dispuestos a dar un paso adelante. No se trata sólo de lo correcto, sino que también está en juego un valor empresarial real», añade Lacy.

La cumbre de la COP26 representa un momento crucial para el cambio en materia de sostenibilidad. Los líderes empresariales se muestran cautelosamente optimistas respecto a la cooperación internacional para resolver la crisis climática, y destacan cinco peticiones críticas a los negociadores para ayudarles a tomar medidas más audaces y cumplir los objetivos de los compromisos del Acuerdo de París. Estas son:

    1. Alinear las Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional (NDC) con una trayectoria de calentamiento de 1,5°C.
    2. Reforzar la cooperación mundial sobre los mecanismos de fijación de precios del carbono alineados con el Acuerdo de París.
    3. Cumplir y superar el compromiso de 100.000 millones de dólares en financiación climática para el Sur Global.
    4. Establecer normas comunes para la protección de la biodiversidad y pautas para las soluciones basadas en la naturaleza.
    5. Aumentar la participación de las empresas en la formulación de políticas climáticas para una acción climática colaborativa.
Peter Lacy, líder global de Servicios de Sostenibilidad de Accenture, director de responsabilidad y miembro del Comité de Gestión Global
Peter Lacy, líder global de Servicios de Sostenibilidad de Accenture, director de responsabilidad y miembro del Comité de Gestión Global

«Ante una triple emergencia planetaria -crisis climática, crisis de la biodiversidad y crisis de la contaminación- todos debemos aumentar nuestras ambiciones y acelerar nuestras acciones. El sector privado tiene una responsabilidad especial en nuestro esfuerzo colectivo por construir un mundo sostenible, de neto cero, resiliente y equitativo, y por actuar en base a compromisos con plazos, objetivos y planes creíbles. Tenemos lo que se necesita para hacer realidad la promesa de la Agenda 2030 y el Acuerdo Climático de París, pero será necesario el pleno compromiso de cada uno de nosotros», concluye la Vicesecretaria General de las Naciones Unidas, Amina J. Mohammed.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.