Problemas que frenan los proyectos de transformación digital

Problemas de rendimiento y su impacto en la transición digital

“Los departamentos de tecnología y de desarrollo de negocio de las empresas dedican el 25% del tiempo de trabajo de sus profesionales a resolver problemas causados por fallos del rendimiento de sus sistemas y aplicaciones de negocio y, además, un 75% de ellos dicen tener poca confianza en su capacidad para resolverlos”.  Estas son algunas de las conclusiones reflejadas en el “Global Digital Performance and Transformation Audit” , realizado por Dynatrace, empresa especializada en la gestión del rendimiento digital, entre 1.239 profesionales de TI y de negocios de empresas de Estados Unidos, Europa y Australia.

Aunque se trata de una inquietud más o menos conocida y pese a sus negativas implicaciones, suele pasar desapercibida en el mundo empresarial. Si la digitalización exige establecer las estrategias digitales adecuadas por parte de la empresa, ¿hasta qué punto es posible cuantificar el nivel de adaptación y rendimiento de directivos, técnicos y trabajadores con estas tecnologías, en un ámbito en el que los ritmos del cambio son cada vez más acelerados?. ¿Cuál está siendo su impacto sobre la empresa?

Dynatrace, la única solución que utiliza Inteligencia artificial, full stack y totalmente automatizada, que proporciona respuestas, no sólo datos, basados en la comprensión profunda del comportamiento de cada usuario y en todas las aplicaciones, ha decidido evaluarla para intentar establecer estos fallos de rendimiento y su repercusión en la empresa.

Cerca de la mitad de las empresas (48%) cree que los fallos de rendimiento están obstaculizando de manera grave el éxito de sus proyectos de transformación digital y aducen que la principal causa de ello es la creciente complejidad de los entornos tecnológicos, lo que convierte en muy difícil la detección de las cusas de los fallos. De hecho, el estudio refleja que, de media, cada cinco días emerge un problema de rendimiento en los sistemas de TI de las organizaciones.

John Van Siclen, CEO de Dynatrace
John Van Siclen, CEO de Dynatrace

La dependencia que tienen los negocios de la tecnología se ha acelerado más en los últimos 3 años que durante los 30 anteriores y aunque la tecnología de hoy en día es vital para ser competitivos, también puede suponer una barrera para tener éxito en la transformación digital»,  reflexiona John Van Siclen, CEO de Dynatrace.

El estudio hace especial hincapié en la cantidad de tiempo desperdiciado por los profesionales y apunta a que el total de horas varía en función del tipo de labor que realizan. Los más afectados, según el informe, son los gestores de comercio electrónico, ya que superan las 652 horas al año o más de 2,5 horas al día a resolver problemas de rendimiento.

En segundo lugar, se sitúan los desarrolladores de software, con 548 horas, lo que equivale a más de 2 horas diarias. Por su parte, los responsables de operaciones malgastan 522 horas al año (más de 2 horas al día, frente a las 496 horas de los encargados de servicios al cliente y las 470 horas de los responsables de marketing.

La conclusión es demoledora, “si se pudieran subsanar este tipo de problemas, la productividad en las empresas mejoraría hasta en un 36%. De hecho, los desarrolladores de aplicaciones y web podrían dedicar más tiempo a la investigación, al desarrollo y al despliegue de nuevas tecnologías, mientras que los especialistas en comercio electrónico podrían optimizar sus ingresos”.

Por su parte, el 32% de los responsables de operaciones pasarían más tiempo investigando y desplegando nuevos sistemas / tecnologías, al tiempo que el 31% de los profesionales de marketing y comunicaciones digitales dedicaría más tiempo a la estrategia y la planificación. Por último, el informe asegura que el 30% de los expertos en mejorar la experiencia del cliente y los profesionales de soporte destinaría más tiempo a los clientes y el desarrollo de programas de promoción.

Según John Van Siclen, “para diferenciarse y mantenerse a la vanguardia, las empresas deben asegurarse de que son capaces de detectar de forma inmediata los problemas de rendimiento y conocer la causa raíz de inmediato para impedir que afecte a usuarios y clientes.  Para ello, —concluye–, hoy en día es imprescindible contar con soluciones dotadas de inteligencia artificial ya que humanamente es imposible cubrir todas las áreas y rastrear miles de archivos de registro”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.