¿Pueden aprender los equipos de RR. HH. del análisis de fútbol?

Por Melanie Hache-Barrois,
Directora de estrategia de soluciones HCM de Oracle EMEA

¿Quiénes son sus empleados más valiosos? Es fácil elogiar al vendedor cuyas cuotas de ventas siempre son un éxito o al director de marketing que lidera la campaña estrella de la empresa, pero estos éxitos rara vez son alcanzados por una sola persona. Es casi siempre un esfuerzo de equipo, y, aunque sean una o dos personas quienes se lleven los halagos, no se pueden ignorar las contribuciones de todos los implicados.

En un evento reciente de Oracle, Peter Spence de CIMA se dirigió al mundo del análisis del fútbol para ilustrar cómo se ha desarrollado la creación de equipos corporativos. Tradicionalmente, los entrenadores y los aficionados calificaban a los jugadores en función del número de goles marcados, aparte de los porteros, por supuesto. Como resultado, todos los “mejores” jugadores eran delanteros. Actualmente, los análisis más matizados permiten a los equipos realizar un seguimiento de las contribuciones de cada jugador en el campo. Un centrocampista que toca el balón en el 70 % de las jugadas de ataque de su equipo o intercepta el 80 % de los ataques del equipo contrario es claramente muy valioso, aunque su nombre raramente aparezca en el marcador.

Lo mismo ocurre en el mundo de los negocios. Las tecnologías actuales de análisis de talento permiten a las empresas analizar la contribución de cada empleado con respecto a la efectividad general de su equipo, ya sea impulsando la colaboración, animando a otros empleados o contribuyendo directamente en la cuenta de resultados de la empresa. Puede ser tentador dirigirse exclusivamente a los grandes logros, pero un negocio necesita la combinación perfecta de puntos fuertes, habilidades y temperamentos para destacar. Además, al igual que en el deporte profesional, hay un número limitado de “superestrellas” disponibles en el mercado.

Viendo a la selección de Brasil o de Alemania, es fácil ver por qué siguen siendo los equipos internacionales más exitosos de la historia. Sí, tienen muchos jugadores con una enorme destreza, pero estos vienen y van. El hecho que les permite seguir ganando es su capacidad de atraer constantemente a los jugadores que encajan con su forma de jugar y que destacan en su papel. Lo mismo ocurre con las empresas más exitosas de hoy. Incluso si usted ofrece los mejores productos y servicios del mercado, se necesita un equipo de empleados comprometidos trabajando al unísono para llevarlos con éxito al mercado.

Un buen director sabe cómo nutrir a sus grandes triunfadores, pero un gran director puede aprovechar el talento y el potencial de todos los miembros de su equipo. Aquí es donde las tecnologías que proporcionan el análisis de talentos moderno aportan un valor significativo, y donde los equipos de RR. HH. tienen un papel que desempeñar para ayudar a los directores a comprender el alcance de la contribución de cada persona al negocio.

En un momento en que las contrataciones cualificadas son más difíciles de encontrar que nunca, las empresas deben ampliar sus prácticas de contratación para extenderse más allá del tradicional “nivel superior de candidatos”. Eso no quiere decir que deben rechazar a los candidatos ambiciosos y motivados, pero es su capacidad de combinar estos grandes triunfadores con quienes desempeñan las funciones, los formadores de equipos y especialistas, lo que ayudará a los empleados a sacar lo mejor de los demás.  Cuando se trata de la creación de equipos, no hay que centrarse solamente en los grandes logros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.