Se imponen los destinos turísticos inteligentes

Enmarcada en el Plan Nacional de Ciudades Inteligentes de la Agenda Digital para España, el Ministerio de Industria, Energía y Turismo celebró, el pasado 1º de octubre, una jornada dedicada a la necesidad de potenciar el crecimiento e internacionalización de la industria española que provee a las ciudades inteligentes.

Durante la misma se informó que el Comité Técnico de Normalización sobre Ciudades Inteligentes de AENOR, acaba de aprobar 12 nuevas normas sobre infraestructuras de redes de servicios públicos y plataformas de ciudad que encauzan el desarrollo de ciudades y destinos turísticos inteligentes, así como nuevos recursos y herramientas. Esta docena de nuevas disposiciones se suman a las tres normas sobre datos abiertos, gestión de activos e indicadores internacionales de sostenibilidad que ya fueron aprobados anteriormente.

El acto central estuvo presidido por el Secretario de estado de Telecomunicaciones y Sociedad de la Información, Víctor Calvo-Sotelo, quien comentó el papel esencial de la estandarización de normas técnicas para el desarrollo de la industria de las ciudades inteligentes. Calvo-Sotelo recordó que, “Estas normas, al homogeneizar los criterios que articularán la demanda de los ayuntamientos y los estándares de producción de la industria, permiten dinamizar los mercados e incluso crearlos. Gracias a ellas se evitan los errores derivados de la inexperiencia y se formulan las prioridades alineadas con éxitos y experiencias contrastadas”.

Libro Blanco de destinos turísticos inteligentes

Pero la novedad que más llamó la atención, fue la presentación de una nueva hoja de ruta, pionera en el mundo, para convertir destinos tradicionales en destinos turísticos inteligentes, elaborada por Segittur (Sociedad Estatal para la Gestión de la Innovación y las Tecnologías Turísticas), iniciativa plasmada en el Libro Blanco “Destinos Turísticos Inteligentes: construyendo el futuro”, que reúne todo el know how español sobre desarrollo de destinos turísticos inteligentes y resume el trabajo realizado en esta legislatura.

Sin embargo no se trata de una iniciativa reciente, ya en 2012 se había comprobado que el perfil del turista que nos visitaba y su manera de organizar sus viajes habían cambiado de manera sustancial. Para empezar, el 70 % de los turistas que venían a España organizaban su viaje de manera independiente. Ya eran viajeros más informados –conectados a una multiplicidad de canales y soportes de información– y por tanto más exigentes, por lo que requerían servicios digitales en el destino, similares a los que disfrutaban en su residencia habitual (conectividad 24/7, uso de aplicaciones móviles de proximidad, acceso a redes sociales, etc.).

Era necesario actuar, ya que en un entorno en constante cambio, dominado por la economía digital, el perfil del turista que hoy nos visita (bien informado, exigente, hiperconectado y multicanal), poco tiene que ver con el que arribaba a nuestro país hace poco más de dos décadas.

En este marco, la adaptación a la nueva economía digital resultaba vital si España quería incrementar su rentabilidad y competitividad turísticas. Por lo tanto, si deseábamos continuar siendo un referente turístico mundial, tanto el sector público (gestores de destinos) como el privado (empresas de todo tipo) debían estar preparados para cubrir los requerimientos y necesidades de este nuevo viajero digital.

Por ello y consciente de este nuevo panorama, hace tres años el Ministerio de Industria, Energía y Turismo decidió que había que transformar el modelo turístico español basándose en los conceptos de innovación, tecnología, sostenibilidad y accesibilidad para garantizar el presente y el futuro del turismo en nuestro país.

De modo que, asumiendo esta realidad, el Ministerio impulsó el Plan Nacional e Integral de Turismo (PNIT) 2012-2015, contemplando desde su origen una serie de medidas y acciones dirigidas a transformar el modelo turístico tradicional español en un modelo pionero en el mundo, un modelo ligado al concepto smart, a la innovación, a los emprendedores y empresarios innovadores y a la economía digital. Así, la iniciativa de los destinos turísticos inteligentes fue recogida en el PNIT como uno de sus ejes fundamentales y su desarrollo fue encomendado a la Segittur. Se imponía estimular la competitividad de nuestros destinos a través de la innovación, la tecnología, la sostenibilidad y la accesibilidad, así como apostar por un modelo de cooperación público-pública y público privada, nunca visto hasta entonces.

Surge entonces la iniciativa de los destinos turísticos inteligentes, que, siguiendo la estela ya marcada por las ciudades inteligentes, aunque poniendo el  foco en el impacto de los millones de turistas que llegan a España cada año (en el antes, el durante y el después de su estancia), busca un mayor control del turismo, una gestión más eficiente y sostenible y un incremento de su rentabilidad y competitividad en el conjunto de la economía.

En el Libro Blanco se explica en profundidad qué es un destino turísticos inteligente y cuáles son y en qué consisten los cuatro ejes que lo conforman: innovación, tecnología, sostenibilidad y accesibilidad. Asimismo, se analizan las buenas prácticas de algunos proyectos piloto de destinos inteligentes llevados a cabo en este periodo (2012-2015), en las que se ve cómo, tras el informe diagnóstico del destino y el plan de acción efectuados por Segittur, en Palma de Mallorca creó la zona wifi gratis más extensa de Europa y su plataforma de monitorización de turistas. O cómo Las Palmas de Gran Canaria puso en marcha el primer modelo de impulso del turismo de compras en la ciudad a través de la tecnología móvil multilingüe, así como la primera oficina de información turística totalmente digitalizada. O cómo Badajoz ha implementado el primer sistema integral de información turística que capta y gestiona millones de datos estructurados y no estructurados en tiempo real. Sin olvidar que la isla de El Hierro ha llegado a ser considerada la primera smart island del mundo.

Durante la jornada se anunció también la creación de nuevas funcionalidades para la aplicación AlertCops, del Ministerio del Interior, que facilita la comunicación de los ciudadanos con las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado a la hora de alertar sobre una situación delictiva de la que se es víctima o testigo. El objetivo es universalizar el acceso a los servicios públicos de seguridad ciudadana, de modo que cualquier persona, con independencia de su idioma, origen o de sus discapacidades auditivas o vocales pueda comunicar a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (Policía y Guardia Civil) una alerta sobre un acto delictivo o incidencia de seguridad del que está siendo víctima o testigo.

Estos nuevos desarrollos permitirán mejorar el servicio que se presta a los turistas, que podrán hacer uso de la misma en cinco idiomas. Una vez completado el proceso de registro y validado el acceso, con un código que será remitido por SMS al número del teléfono móvil, la aplicación muestra una pantalla principal con las siguientes opciones, que pueden ser seleccionadas pulsando el icono correspondiente. Este servicio permite que, desde un dispositivo móvil «smartphone», un ciudadano pueda enviar una alerta directamente a los cuerpos policiales, de una forma sencilla e intuitiva, con el objetivo de ser atendido de manera rápida y eficiente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.