Sólido apoyo de Bruselas a la digitalización industrial

La estrategia es realista y llega en el momento oportuno. La Unión Europea actuará como aceleradora de la digitalización de los Veintiocho, iniciativa a la que la Comisión Europea destinará 50.000 millones de euros para apoyar la creación del Mercado Único Digital. A estos efectos establecerá cinco prioridades: redes 5G, sistema de nube, Internet de las Cosas (IoT), tecnologías de datos y ciberseguridad.

Con este primer apoyo, Bruselas no solo espera que la inversión privada y los Estados miembros cofinancien varios de los proyectos, también invertirá 500 millones de euros para poner en marcha centros de innovación digital (centros de excelencia en tecnología) a los que podrán dirigirse las empresas para ser asesoradas y conocer las últimas novedades digitales; establecerá proyectos piloto a gran escala para reforzar el internet de las cosas, la fabricación avanzada y las tecnologías en las ciudades y los hogares inteligentes, coches conectados o los servicios sanitarios móviles; adoptará una legislación que respalde la libre circulación de datos y aclare la propiedad de los datos generados por sensores y dispositivos inteligente, y revisará las normas sobre seguridad y responsabilidad de los sistemas autónomos.

También presentará una agenda sobre las cualificaciones de la UE para ayudar a dotar a las personas de las competencias necesarias para encontrar empleo en la era digital. Creará un marco de gobernanza con los Estados miembros y la industria para avanzar en la digitalización. Además y para evitar la “fragmentación de los mercados” digitales en la UE, la CE indicó que centrará las inversiones en las asociaciones público-privadas de la UE y fomentará las oportunidades que ofrecen el Plan de Inversiones y los Fondos Estructurales y de Inversión.


Andrus Ansip, vicepresidente de la CE y responsable de Mercado Único
Andrus Ansip, vicepresidente de la CE y responsable de Mercado Único

Esta iniciativa fue presentada el pasado día 19 por Andrus Ansip, vicepresidente de la CE y responsable de Mercado Único Digital,el comisario de Economía y Sociedad Digitales, Günther Oettinger, y el de Investigación, Ciencia e Innovación, Carlos Moedas. Su objetivo se centra, insistieron, en ayudar a la industria, las pymes, los investigadores y las autoridades públicas europeas a sacar el máximo partido de las tecnologías de vanguardia.


Con el fin de potenciar estos objetivos, la Comisión ha propuesto medidas que aceleren la elaboración de normas comunes en los ámbitos prioritarios, marco en el que la CE creará una nube europea, cuya primera meta es poner en manos de los 1,7 millones de investigadores y 70 millones de profesionales de la ciencia y la tecnología, un entorno virtual para almacenar, gestionar, analizar y reutilizar una gran cantidad de datos de la investigación. Se calcula que la iniciativa de computación en nube requerirá 6.700 millones de euros, de los que 2.000 millones saldrán del presupuesto comunitario y, 4.700 millones, de inversiones públicas y privadas durante los próximos cinco años.

Como fondo, se quiere abrir por defecto en 2017 todos los datos científicos financiados por la UE, crear una iniciativa en 2018 para acelerar las tecnologías cuánticas y, de aquí a 2020, desplegar una infraestructura a gran escala de computación y redes de alto rendimiento mediante la adquisición de dos prototipos de superordenadores y la creación de un centro europeo de macrodatos.

Aunque en un primer momento será solo para uso científico, esperan abrirlo a empresas, industria y servicios públicos. «Hemos destinado 50 millones a un proyecto piloto que será el comienzo. En un principio será para universidades e investigadores, aunque se espera que acabe siendo gratis y abierta. Que una pequeña start up pueda leer un documento científico, algo que antes no podía hacer a diferencia de una gran empresa, que puede pagarlo», comentó Carlos Moedas, comisario de Investigación, Ciencia e Innovación.

Por su parte el comisario de Economía y Sociedad Digital, Günther Oettinger, señaló que «la digitalización de la economía avanza a varias velocidades», situando en el grupo de cabeza a los sectores del cine y medios de comunicación. También subrayó otros ejemplos de tecnologías en las que la UE quiere implicarse, como el de los coches sin conductor, ámbito al que se refirió diciendo: «Muchas cosas van a cambiar, motivo por el que dialogamos con las industrias automovilística y de telecomunicaciones, con el fin de que no solo haya BMW o Mercedes con esa tecnología, sino que esa información se comparta». En el sector financiero citó plataformas de pago como Apple Pay y de financiación de proyectos como el crowdfunding. «La tecnología está ahí, tenemos que ir sector por sector», subrayó.

Esta agresiva estrategia digital abarca un amplio abanico de áreas y sus efectos pueden conllevar múltiples ahorros. Los datos hablan solos. Un estudio encargado por el Parlamento Europeo indica que la digitalización podría ahorrar 110.000 millones al año en Europa en los próximos cinco ejercicios. La Comisión es consciente de que los Estados miembros han puesto en marcha múltiples proyectos encaminados a mejorar la digitalización empresarial, entre los que cita la Industria 4.0 en Alemania, la Industria Inteligente en Holanda y Eslovaquia o la Industria Conectada 4.0 en España, pero quiere evitar esa fragmentación y promover el intercambio de conocimiento.


En el terreno de la administración pública electrónica, la Comisión quiere crear antes del fin de 2017 una pasarela digital única que ofrezca a los usuarios información, asistencia y resolución de problemas entre Estados miembros interconectando todos los registros mercantiles y de insolvencia y conectándolo con un portal europeo de Justicia, que se convertirá en una ventanilla única. También se pretenden desarrollar servicios transfronterizos de sanidad —como recetas electrónicas e historiales clínicos—.


La apertura del mercado digital europeo a sectores como la construcción, la agroalimentación, el textil o el acero, y su extensión a las pequeñas y medianas empresas son otras de las prioridades. «Las pymes no pueden cruzar fronteras si tienen que pagar licencias de 9.000 euros que no es nada para las grandes pero mucho para ellas. Queremos dejar de decir eso de ‘mejor quédate en casa'», comentó Andrus Ansip.

Durante el encuentro, Ansip y los comisarios subrayaron la necesidad de que todas las empresas europeas de todos los sectores y tamaños utilicen plenamente las oportunidades digitales «si queremos ser competitivos a escala mundial. Los sectores tradicionales (como la construcción, la agroalimentación, el textil o el acero) y las pymes van especialmente a la zaga en su transformación digital». Según estimaciones de estudios recientes, la digitalización de productos y servicios aportará a los ingresos de la industria más de 110.000 millones de euros al año en Europa en los próximos cinco años.

El responsable de Mercado Único Digital admitió que varios Estados europeos han puesto en marcha estrategias para apoyar la digitalización de la industria, pero insistió que «hace falta una enfoque global a escala europea para evitar la fragmentación de los mercados y cosechar los beneficios de avances digitales como el internet de las cosas».

Igualmente, ha asegurado que establecerá un proyecto piloto con las administraciones para que las empresas sólo presenten una vez sus papeles a los poderes públicos en un país de la UE, incluso si actúan en otros Estados miembros. La Comisión también ha apuntado que ayudará a los Estados miembros de la UE a desarrollar servicios transfronterizos de sanidad electrónica (como recetas electrónicas e historiales clínicos), y que acelerará la transición a la contratación pública o la firma electrónicas.

La estrategia de Mercado Único Digital empezó a implantarse en octubre de 2015 y en diciembre del pasado año dos proyectos se anunciaron como prioritarios: la portabilidad de los contenidos digitales adquiridos en línea —que se espera entre en vigor, junto a la eliminación del roaming, a mediados de 2017— y una regulación más uniforme y moderna del derecho de autor en toda la Unión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.