Soluciones ERP para impulsar la transformación digital de las pymes

Soluciones ERP para impulsar la transformación digital de las pymes

La digitalización de una pyme va más allá de la mera introducción de TIC en el entorno del negocio. No olvidemos que un buen número de pequeñas y medianas empresas – afortunadamente en declive – aún considera que por el hecho de contar con diversas tecnologías de última hora ya están digitalizadas. Un panorama similar a lo que sucedió en los primeros tiempos de la irrupción de la informática en el mercado, es decir, no se trata de hacer las cosas más rápido o hacer más con menos. Es aprovechar la tecnología para crear y/o buscar nuevas formas de competir en el mercado. Deben entender que estamos inmersos en un proceso de cambio en el que las direcciones empresariales deben desarrollar las competencias necesarias para gestionar sus empresas en el marco de la economía digital.

Este hecho significa una transformación,  un cambio de mentalidad, de cultura, de percepción del cambio, que concierne a todo tipo de organizaciones, grandes, pequeñas y medianas. Un cambio que deberá pivotar, a su vez, sobre el liderazgo de la dirección y la formación de los trabajadores, impulsando el talento digital y  también, cómo no,  la gestión del negocio. La tecnología debe de ser vista como la herramienta de trabajo que, adecuadamente gestionada, nos permite alcanzar una meta concreta.

Las pymes deberán por tanto establecer una estrategia acorde a sus realidades, que les permita alcanzar sus objetivos  digitales, ya que simplemente implantar un ERP (sistema de planificación  de recursos empresariales, que se hacen cargo de distintas operaciones internas de una empresa, desde producción a distribución o incluso recursos humanos), supone – entre otros temas – una gran inversión para cualquier empresa.

Los ERP deben necesariamente formar parte de la estrategia digital de cualquier pyme.

Soluciones avanzadas e innovadoras, como es el caso del ERP,  que ayudan a incrementar la productividad, la utilización y el intercambio de información consolidada, apoyando la toma de decisiones, deben necesariamente formar parte de la estrategia digital de cualquier pyme.

En el marco de la digitalización optimizarán sus ventajas competitivas en un entorno en el que una tecnología en constante evolución va cambiando el modo en  que nos comunicamos, nos relacionamos o realizamos transacciones. Por lo tanto, la pyme debe entender que la transformación digital va más allá de una renovación tecnológica y que impacta -o debería-  sobre la estrategia de la organización cuyo objetivo deberá ser alinearse con la realidad de un entorno globalizado e hiper-conectado.

Isabel Pomar, directora comercial y de marketing de Datisa insiste en que “la tecnología es solo una herramienta y por tanto, la transformación digital debe ir más allá de la implantación o actualización de la misma. La digitalización debe modificar los procesos estratégicos del negocio, eso sí, valiéndose para ello, del soporte tecnológico adecuado, por lo que, los aplicativos ERP, también contribuirán a impulsar la transformación digital en las pymes, en tanto en cuanto, estas soluciones mejoran los procesos estratégicos de la organización (administración, financiero, comercial, producción, almacén, …)”

Gracias al uso de las soluciones de gestión empresarial, las pymes pueden  almacenar gran cantidad de información que podrán utilizar para mejorar la toma de decisiones e impulsar con ello la transformación de sus organizaciones. En este ámbito, las plataformas ERP contribuyen al intercambio de información y, a fomentar el trabajo colaborativo entre las diferentes áreas que conforman la organización, algo que repercute también en beneficio del cliente que recibirá un mejor servicio.

La conjunción o, mejor dicho, la integración del ERP con otro tipo de tecnologías más asociadas a la propia transformación digital como son Mobile, Cloud, Social Media y Big Data, permiten extraer al máximo su potencial para mejorar los modelos de negocio en aspectos clave, como el establecimiento y desarrollo de los objetivos. Unos objetivos que lograrán además, incrementar los ingresos, reducir los costes y optimizar la productividad. Mejorar el reconocimiento de la marca y la reputación corporativa también se encuentran entre las ventajas de integrar ERP y el resto de las nuevas tecnologías, básicamente, como dice Isabel Pomar, “por la capacidad de ofrecer respuestas más eficientes y rápidas a las demandas de los clientes, entre otras muchas cosas”.

En cualquier caso, el ERP forma parte del proceso transformador de las pymes y como tal debe de ser tenido en cuenta, eso sí, dentro de un sistema global de cambio orientado a impulsar nuevos modelos de negocio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.